Uwe Schmidt: «El mp3 es un símbolo de nuestra propia decadencia»

Publicado por Ignacio Molina

Archivo: 240 artículos

uwe-shmidt-portada.jpg

Para celebrar los diez números de Entrebeats, tenemos como invitado especial al versátil Uwe Schmidt (Atom Heart / Señor Coconut), quien desde la formación de su sello Rather Interesting (1994) viene publicando la impresionante cifra de un disco por mes y que, tras reversionar a Kraftwerk, bandas como Air y Depeche Mode se pelean para que remezcle sus canciones. De sus inicios, el formato mp3, el capitalismo y la muerte de la «música electrónica», conversamos con este alemán de corazón latino.

Por Ignacio Molina / Fotos por Nicolás Santa María y Tri.

Uwe Schmidt es un alemán inquieto. Seguir la pista de sus trabajos es realmente una odisea digna del mejor antropólogo, debido a sus múltiples seudónimos e innumerables colaboraciones y remixes. Sucede que su impulsiva creatividad lo ha llevado a experimentar con estilos latinos tan diversos como son el reggaetón, la cumbia – en estilo colombiano y villero-, el cha-cha-chá y el funk carioca. Pese a esta multiplicidad de ritmos, sus trabajos siempre tienen un punto en común, producto de la marcada influencia germana que tiene, especialmente de Krautrock.

Dentro de sus pálmares destacan su remezcla de Kraftwerk para el tema «Showroom Dummies«, el cual apareció hace unas semanas en el quinto puesto del listado de los mejores remixes de la historia, según el New York Post. Y también el haber participado en el disco «In Memoriam Gilles Deleuze» (1996), que tenía como fin homenajear la figura de el filósofo francés que odiaba el psicoanálisis. Cabe destacar que en este  registro, también aparece el britano-chileno Cristián Vogel, además de otros músicos tan influyentes como Alec Empire (de los extintos Atari Teenage Riot) o Jim O’Rourke (ex Sonic Youth).

Siguiendo con la discografía de Uwe: en 1999, bajo su sello Rather Interesting, Atom publica «XXX«, trabajó en colaboración con el ex-Los Tetas, Tea-Time. XXX es caracterizado por contener sexuales ritmos y provocativas letras. Por ejemplo: «Lo que me gustó de ella fueron sus tetas, she got big tits» («Love Story«). «Decías jódanme por todas partes, para ti el sexo es un arte. Uno: aquí nadie vino amarte, dos: ponte en cuatro que ya es tarde» («Perra Mojada)». Esta tónica se repetiría ocho años después, con la publicación, en compañía de Vicente Sanfuentes (más las colaboraciones de Jorge González, Peter Rap y C-Funk, entre otros), de el disco de Surtek Collective, “The Birth of Aciton”. En él, el reggaetón se mezcla con ritmos electrónicos, cumbias y otras yerbas; generando así un nuevo estilo; según los propios Uwe y Vicente: «Acitón»

Imagen de previsualización de YouTube

Fue ese señor con el nombre de Coco, quien inventó este ritmo loco

Señor Coconut es tal vez el proyecto más interesante de Uwe Schmidt. Mediante sintetizadores y samplers, ha sido capaz de transformase en un orquesta musical de un solo hombre («El Gran Baile», 1997), para luego darse el lujo de reversionar lúdicamente a sus héroes de infancia –Kraftwerk- en «El Baile Alemán» (2000), saliendo exitoso de la aventura.

En «Fiesta Songs«(2003), esta vez como Señor Coconut y su Orquesta, Michael Jackson, Jean-Michel Jarre y Deep Purple son los elegidos por Schmidt. En este disco, los sintetizadores son reemplazados por toda una banda de bronces, co-liderada por el talentoso venezolano Argenis Brito, quien otorga toda una onda caribeña, desatancando sus letras para «Electrolatino» o «Humo en el Agua».

Con “Señor Coconut presents: Coconut FM” (2005), comienzan los coqueteos de Uwe con ritmos como el funk carioca (“Labirinto Dos Carrasco”) o el reggaetón (“Candumbo”, “Punta”) a modo de DJ set. Este trabajo sería un auténtico presagio musical de lo que vendría más adelante en el ya mentado proyecto Surtek Collective, el cual volvió completamente locos a los nipones, los que ya empezaron a crear sus propios covers que suben a Youtube.

El 2006 aparece “Yellow Fever”, álbum tributo para la banda de electropop Yellow Magic Orchestra, en donde aparecen los miembros originales de la agrupación japonesa, junto a personajes como Towa Tei, Jorge González y los germanos Mouse on Mars. El resultado de todo esto e un disco imposible de detener una vez que se apretó play.

Actualmente, en “Around the world with Señor Coconut and his Orchestra” (2008), Schmidt se hace acompañar de Stephan Remmler, Louie Austen y Peter Rap –por nombrar algunos-, para gestar versiones de Eurythmics («Sweet Dreams»), pasando por Kiss (“Beso”), y llegando a Pérez Prado (“Que Rico el Mambo” ). Todo esto, bajo el apoyo de trombones, trompetas, saxos y maracas.

uwe-shmidt-04.jpg

Y bueno, a continuación, en el cuestionario de Entrebeats, Uwe Schmidt se explaya sobre temas como la actual situación de la música electrónica (“se ha muerto hace rato”), el formato Mp3 (“El mp3 es un símbolo de nuestra propia decadencia») y la eterna disyuntiva sobre la humanidad de la música generada por sintetizadores (“Encuentro la pregunta – ¡¡perdón!! – ignorante y estúpida”). Todo siempre, desde su particular punto de vista germano-latino.

¿Cuál fue tu primer acercamiento con la música electrónica y cómo esto fue generando que te dedicaras a ella?

Mi primer «real» contacto con la música cuando tenía más o menos doce años fue música pop/mainstream de principios de los años 80. La música que más me gustaba era la que sonaba «diferente», lo que en esa época se llamaba «new wave» o más tarde «new romantics» (Depeche mode, Visage, Human League, etc.). Tengo dos hermanos mayores que escuchaban «rock» setentero y por lógica no me gustaba. Cuando apareció este sonido nuevo, fue un camino interesante para mí, era muy diferente a lo que escuchaban mis hermanos y mis padres (aunque, realmente no sé «por qué» me gustó este sonido nuevo). Obviamente, como era un niño todavía, mi interés y consumo de música era poco profundo.

A los catorce años, con mis ahorros compré una batería usada. Toqué en el subterráneo del edificio en que vivíamos, sólo, practicando, por varios años. Luego encontré muy limitado tocar batería por un lado y por otro, nunca me gustó mucho tocar en bandas. En esa época me fascinaban los drum machines que se escuchaban por todas partes. Decidí vender la batería y me compré un pequeño drum computer.

Como a los dieciséis años tuve que cambiarme de colegio y me tocaron amigos nuevos… En general me tocó un ambiente más «underground», que cambió mi camino bastante. Yo soy de una familia media, más bien media baja diría. Mi madre era de bohemia y exiliada (después de la segunda guerra mundial), y mi padre venía de familia de campesinos y obreros, con cero onda artística, una familia más bien tradicional, básica.

En el colegio nuevo me tocaron puros amigos que eran de familias más bien intelectuales, artistas, psicólogos, escritores, etc. Obviamente esos amigos nuevos eran nada «normal» (como yo) y escuchaban música electrónica que nunca había escuchado antes. Era música underground, «industrial», «electronic body music», etc. En ese momento se me abrió un mundo completamente nuevo y más diferente aún. Dejé la música «pop» al lado, y empecé a escuchar música como «Cabaret Voltaire», «Chris ’N Cosey», «Severed Heads», etc. Pronto con estos mismos amigos, juntamos equipos, yo tenía un drumcomputer, otro amigo tenía un sintetizador y empezamos a hacer música.

Fundamos un sello llamado «N.G. Medien» que distribuyó música electrónica en cassette (que era «el» medio de distribución de música underground en esa época). Pronto sentí que yo tenía otra frecuencia de producción, se me hizo lento el ritmo de los demás, no avanzaba mucho el trabajo con mis amigos así que decidí seguir trabajando sólo. El equipo que me faltó me lo prestaron otros amigos y de a poco pude comprarme lo básico para hacer música en mi pieza: mi drumcomputer, una grabadora cuatro pistas (¡cassette!) y un moog prodigy. Trabajaba sólo para mí, para divertirme, sin ningún objetivo mayor, ni pensando en algo como una carrera musical, un disco, etc.

Un tiempo después hice un cassette bajo el nombre «Lassigue Bendthaus» y se vendió bastante bien a través de nuestro sello. Luego uno de mis amigos me dijo «encuentro tu música muy buena, hay que intentar grabar un disco». Lo encontré la idea más mala del planeta… Nunca había pensado en algo así, pero mi amigo insistía. Bueno, él se puso las pilas y buscó un estudio que nos dejó grabar en los horarios libres. Nos demoramos dos años en terminar el disco. En esa época (1989/90) había un gran movimiento de sellos nuevos en Frankfurt y no era muy difícil encontrar uno que quisiera sacar ese disco. Yo ya había salido del colegio y estaba recién empezando a estudiar filosofía y sociología. De repente me encontré muy metido en todo ese movimiento de los sellos nuevos, los primeros DJs y sobre todo el nacimiento de algo que hoy en día se llama «techno». Entre los años 1987-1993 este nombre o clasificación de estilo todavía no existía… y el nombre se cambiaba cada semana. En fin, sin haberme dado cuenta, de repente era músico…

uwe-shmidt-03.jpg

¿Qué te parece la crítica que se le hace a la música electrónica de ser poco humana debido a que es originada mediante máquinas y/o softwares?

Cuando yo recién empecé a trabajar con máquinas, a mitad de los años ochenta, esa «opinión/prejuicio/pregunta» ya era una pregunta muy, muy vieja (y por lo tanto respondida suficientes veces por otras personas). No soy ningún pionero de la música electrónica, más bien pertenezco a la tercera o cuarta generación, y por lo tanto esa pregunta ni su respuesta tiene/tenía importancia para mí. Nunca tuve que defender mi música en ese nivel… Las generaciones anteriores lo habían hecho. Más bien, músicos como Can o Kraftwerk durante los 70, incluso música pop como Depeche Mode durante los principios de los 80 tenían que responder a este prejuicio ridículo. Por lo tanto, no pienso responderla… La encuentro (¡¡perdón!!) ignorante y estúpida, y un poco desplazada en el tiempo (aproximadamente treinta años atrasado).

Hoy en día es posible hablar de un movimiento de músicos electrónicos chilenos que triunfa en Europa. ¿A qué crees que se debe el interés internacional, tanto de sellos como de fans, por ellos?

Antes de responder: pienso que «la música electrónica» ha dejado existir hace una década, cuando el equipo electrónico dejó de sonar electrónico. Cuando nació la música electrónica, la misma palabra «electrónica» fue usada por el hecho de que lo tecnológico (el sintetizador, etc.) se reflejó en lo estético (el sonido, la estructura en sí). Durante los años 90 la tecnología se despegó de la estética, o mejor dicho, se cambió la relación entre ellos. Lo que «es» electrónico hoy en día, no necesariamente tiene que sonar electrónico. The White Stripes, por ejemplo, o la misma Madonna en rigor, hacen música electrónica. Quiero decir que el concepto «música electrónica», en mi mundo por lo menos, no describe nada y no la utilizo. Quizás sería más útil hablar de «tecno» o estilos similares, en vez es de usar «música electrónica» como «lugar común». Todo eso quizás se ve un poco diferente acá en Chile, que ha conocido «la música electrónica» con un retraso de diez a quince años. Como sea, cualquier artista serio tiene que ver un poco más allá y ubicarse en la situación global de su rubro.

Ahora, respondiendo tú pregunta: La «música electrónica» ha muerto hace mucho rato ya. Cualquier persona que seriamente está haciendo «música electrónica» hoy en día (o sea, llamando una creación musical así), en mi opinión, está solo golpeando el cadáver de tal. No sé si lo están haciendo por ignorancia, ingenuidad o por patudez. Que los chilenos son parte del velorio lo encuentro interesante… Me da risa nerviosa.

El interés internacional quizás tiene que ver con el hecho que se necesitaba voluntarios para golpear el cadáver suficientemente fuerte, para asegurar que realmente estaba muerto.

Me ofrezco como otro voluntario para enterrar los restos.

uwe-shmidt-07.jpg


¿Crees que es posible formar un sello a nivel nacional que sea sustentable económicamente?

No.

Una alternativa a los sellos a nivel de difusión son los sellos virtuales (Netlabels) ¿Estás actualmente en uno?

No.

¿Crees que el futuro va dirigido hacia ese lado?

Si entiendo bien a la situación actual, el consumidor ha optado por cantidad, en vez de calidad. Mientras el músico/productor musical quiere música que cada vez suena mejor, el consumidor prefiere formatos cada vez más malos y sobre todo, baratos: vinilo-compact disc-mini disc-mp3… Esa es la cadena, o sea, decadencia de la música actual (su desarrollo de formato durante los últimos veinte años). Veo que es más importante llenar su Ipod con «files» que apreciar música. El puro «tener» el file y poder intercambiarlo (un hábito que debemos al capitalismo), vale más que la música en sí. Sin ser adivino, si hago la interpolación hacia el futuro, bueno, terminaremos con MUCHA música MUY MALA, muy pronto. La calidad en sí, no es un factor importante dentro el sistema económico y por lo tanto tampoco es un factor dentro nuestras vidas. En mi opinión, la corrosión del audio que produce y significa el formato «mp3», refleja la corrosión moral dentro las sociedades actuales. El mp3 es un símbolo de nuestra propia decadencia.

Los netlabels son un honesto pero descabellado intento de iniciar un camino nuevo, o sea, de introducir calidad al flujo económico. Personalmente creo que aunque es una idea valorable en sí, y una buena manera de distribuir y mostrar música interesante al mundo, no es una solución a un problema mucho más grande, que es un problema valórico.

Para finalizar algunos músicos que recomiendes dentro de la música electrónica chilena actual.

Uso mi joker para esta pregunta.

VIDEOS:

Señor Coconut – The Rotots

Imagen de previsualización de YouTube

Surtek Collective – The Birth of Aciton (Versión Japonesa de Hibikilla)

Imagen de previsualización de YouTube

LINKS: Señor Coconut (Myspace) | Atom Heart (Discogas) | Surtek Collective

Comentarios publicados en "Uwe Schmidt: «El mp3 es un símbolo de nuestra propia decadencia»"

¡Deja el tuyo!
  • 1
    gscott

    ya es oficial ,disorder is back in town.

  • 2

    Uwe Schmidt es uno de los grandes referentes de la electrouuuunica mundial!
    es un honor tenerlo aca aunque nadie lo pesque (a excepcion de sr coconut que se volvió derrepente como el candy novedoso por tomar una simpatica mezcla de canciones pop y electronica bailable transformados en ritmos latinos, lo cual lo hace mas amigable a la lola y el varon tinayer y adulto joven) …pero sus otros proyectos mas experimentales creo que merecen mucho mas interes. ademas tiene otras exploraciones con los ritmos latinos: los negritos, los samplers, lisa carbon y el vortex futbolero hiperactivo de midisport (uno de mis favoritos)

    falto preguntarle que sucede con rather interesting, su sello. pq hace rato que esta parado….
    espero que vuelva pronto a producir un disco por mes de los mas variados estilos y con mas riesgo como en los viejos tiempos… :3

  • 3

    «Los netlabels son un honesto pero descabellado intento de iniciar un camino nuevo, o sea, de introducir calidad al flujo económico. Personalmente creo que aunque es una idea valorable en sí, y una buena manera de distribuir y mostrar música interesante al mundo, no es una solución a un problema mucho más grande, que es un problema valórico.»

    Me saco el sombrero.

    Naturalmente que si nosotros contaramos con el dinero suficiente obviamente editaríamos nuestra musica en Vinilo, cd limtados, lo que quieran… pero explota un volcan y este pais recuerda que la pobreza es urgente y que el dinero debe estar bien invertido ahi. Somos pobres, asumidos pero no simples espectadores ni quejones profesionales.

    Mika.
    Pueblo Nuevo Netlabel.

  • 4

    UFF! Problemas valóricos habrán en toda la historia de la humanidad, creo que como artistas no nos corresponde darle solución, quizá podamos abrir los ojos, crear una impresión o una «inspiración» nada más; o sea darle un sentido estético a lo ético. El formato mp3, derivado de estudios de la psicoacústica, la ingeniería de la información y proceso de señales digitales lo encuentro genial, éticamente loable, y justamente apunta a una mejora en la calidad de la distribución de la música, sin significar una pérdida de la “percepción del sonido”, que según estudios psicoacústicos, se consigue con el mp3 si es utilizado correctamente para este propósito.
    Es cierto que el esnobismo nubla la apreciación artística. Entre tanta novedad que aparece, uno ya no sabe que hacer. Quizá sea que hoy hay tanta información que la sociedad va a explotar en la ignorancia. Ja!

  • 5

    Interesante el tema que se ha tocado aquí! Personalmente no adhiero a la visión negativa acerca del MP3. Para mí la verdadera decadencia está representada por un sistema que ahoga la creatividad de quienes nos encontramos lejos de los grandes centros de distribución y exposición de música. Y el MP3 ha sido una herramienta valiosa para gente en esa situación. En nuestra bodega tenemos cientos de copias en CD de nuestros discos, sin mayor esperanza de salir de nuestra región. Pero esa misma música también circula y es descargada a través de la Red, transformándose en algo importante para personas físicamente distantes de la realidad austral que describimos a través de nuestra música. Y experiencias como esa la han vivido muchos creadores chilenos a través de netlabels como PUEBLO NUEVO, IMPAR, 001 RECORDS, EPA SONIDOS, MODISMO, CUMSHOT y NO MUCHO, entre otros. El vinilo, el casette y hasta el CD han sido considerados en algún momento como formatos poco dignos, al igual que el MP3. Eso dependiendo de la época y de quién los desprecie. Pero los formatos son solo eso, forma y no fondo. La música, su significado y las ideas y sentimientos que despierten siempre serán lo más importante. Frecuencias más o mejor fidelidad ayudan, pero no salvarán a una mala pista del olvido. Reciban todos mi saludo cordial desde Magallanes

    Rafael Cheuquelaf Bradasic
    Dúo LLUVIA ACIDA
    http://www.lluviaacida.cl
    Punta Arenas, Magallanes

  • 6

    «Que los chilenos son parte del velorio lo encuentro interesante… Me da risa nerviosa.
    El interés internacional quizás tiene que ver con el hecho que se necesitaba voluntarios para golpear el cadáver suficientemente fuerte, para asegurar que realmente estaba muerto.»

    Mmm… Chile, un país dado a la necrofilia musical.
    Nuestra cultura, la chilena, siempre ha construido cosas a partir del «retrovisor» . Pero también sabemos que da frutos, buenos nuevos, frutos vivos.
    Pero no desconozcamos que a partir de la muerte, también en lo artístico, se crea el abono.

    De tu muerte, lector.
    De la mía.
    Incluso de la suya, Sr. Schmidt.
    ——-
    Cito aquí un paralelo, dado en la plástica, planteado por el teórico chileno Justo Pastor Mellado, referido al retardo de las vanguardias en Chile, es decir a la llegada con atraso de «lo nuevo»:

    «No hay vanguardia plástica en Chile»

    En mi trabajo teórico, he puesto en duda la existencia -en Chile- de vanguardias efectivas. He producido el concepto de «transferencia diferida», que se refiere a la recepción y a la reproducción del saber plástico en esta escena.

  • 7

    Acá el link sobre el texto de Mellado y otros que hablan sobre el pintor Camilo Mori:
    http://diario.elmercurio.com/2008/05/04/artes_y_letras/_portada/noticias/03E7D191-CB9E-4946-A976-B797132CB3C0.htm?id={03E7D191-CB9E-4946-A976-B797132CB3C0}

  • 8

    La música grabada es una “foto” del fenómeno que se inicia el 9 de abril de 1860 o sea ¡recién!
    El asunto de los formatos de grabación o registro pasa por el desarrollo tecnológico de cada civilización, es un fenómeno dinámico.
    La comercialización y distribución de estas “fotos” es harina de otro costal!
    La decadencia no es del formato sino del uso y abuso de nosotros mismos…
    El uso de las maquinas debe ser separado en dos grupos: en uno las maquinas son las que determinan la línea temporal de la obra, el inicio, desarrollo y fin del “tema o track”. En el otro caso las maquinas son usadas dentro de la obra, sin embargo el desarrollo temporal del tema esta determinado por él o los interpretes.
    La música grabada en su totalidad siempre podrá convertirse en “musiquita de fondo”, tan solo basta actuar sobre el volumen de tu reproductor y ponerla donde mas te guste!
    Saludos desde La Mente…
    PD: Los videos de este artículo aparecen como no disponibles.

  • 9
    Tito Urra

    A mi gusto… seguiremos siendo productores de «materias primas».

    Qué pensarían en ese sentido grandes como Héctor Lavoe, Joe Cuba, Benny Moré y otros respecto al los tumbaos y montunos del Sr. Coconut. Con toda su bemba…

    /Saludos.

  • 10
    caracol

    yaah q se pusieron rebuscados con los comentarios wn…

  • 11
    Julio

    yo soy amigo de condorito y le chupo la verga a washington

  • 12

    rebuscados? … mmm… bueno, no se si rebuscados, pero el entrevistado merece comentarios sinceros, fundamentados. La verdad es que son pocas las ocasiones en que podemos leer el pensamiento de Uwe Schmidt, y pues, los temas que plantea son interesantes.
    Saludos,
    Mika.

  • 13
    Easy

    que ironía que este tipo hable de decadencia, su «musica» es lo pero que le ha pasado al planeta tierra, por su culpa existe el reggeton y el SIDA.

  • 14
    vdm

    me sumo al optimismo de Scott en cuanto a este medio y al pesimismo de Schmidt en torno a todo lo demás. Con una mano en el corazon, quién ha escuchado toooodo lo que tiene en el ipod? Que levante la mano para decirle mentiroso. Ahora el hype esta en acumular grupos con fecha de vencimiento. PD 1: que envidia tener este nivel de comentarios. envidia nada de sana. PD2: salu2 a Claudio de Ud No!, vaya tipo instruido.

  • 15
    Mario

    Todo lo dicho antes es inevitable, pero nos podemos ir a Auroville y empezar un nuevo tipo de humanidad!!
    Ah! me olvidé… Cobran.

    Todo es para bien.. Somos el gusano retorciendose para dar paso a la mariposa.

  • 16
    .

    La decadencia es el formato! Es lo que representa desde su origen… Eso del modelo psicoacustico es un fiasco, un límite, no siempre hay que confiar en los datos cientificos, la ciencia nunca podrá conocer ni explicar y manipular el 100% de la realidad, porque la realidad tambien es fantasía.
    Cualquiera con un mínimo de sensibilidad auditiva se puede dar cuenta de la diferencia entre un formato sin compresión con un Mp3, por lo tanto no es genial.
    Y chile es un pais que por naturaleza se resiste a morir, es decir al cambio, es hora de que empiecen ustedes los musicos a hacer cosas realmente nuevas ¿que frutos vivos y realmente nuevos a dado chile? Puede que me equivoque, que hayan excepciones, pero no recuerdo alguno.
    Un alemán llega a chile y desde aquí mismo en 10 años es exito mundial, por su originalidad y su poco apego a lo «inerte» un referente para otros artistas.
    Basta de excusas, acepten el cambio, la muerte es para avanzar y no para estancarse en ella, no hay que conformarse, no se trata de dinero, no se trata de siempre tratar de ser tan racionales, es algo mucho más espiritual. Lo dice alguien que tambien está tratando de aceptar la muerte y resucitar como algo nuevo.

  • 17
    r2

    No se si estaré cagando fuera del tiesto, pero me parece que la visión negativa del señor Schmidt sobre el mp3 responde más que nada a un cursilería de artista de primer mundo.
    El mp3 ha dado acceso a conocer música que hace 10 años atrás estaba totalmente reservada a elites que tenian acceso a comprar cd / minidisc / vinilo a un costo 2 o 3 veces superior al que tienen hoy. Para que hablar del reproductor de audio, con suerte se podía acceder a una picante y chicharreante toca cassette, dudo que el mp3 tenga peor calidad que eso.
    Hoy cualquier persona puede bajar un disco de Miles Davis y disfrutarlo en su mp3 player. El acceso a la información es democracia y no lo contrario. Creo que hoy en día la cantidad y calidad de música, que por lo menos se está haciendo en Chile, supera lejos a la de los últimos 20 o 30 años. Iniciativas como la de Pueblo Nuevo y su compilación de Electroacústica o el catálogo de Quemasucabeza son buenos ejemplos de ello.
    En general respecto al punto de la calidad vs. la cantidad, no será que el señor Schmidt se auto sabotea y cual Padre Gatica, prefiere sacar 1 disco intrascendente al mes que hacer un disco impresionante al año?

  • 18
    TEc

    creo que el gran problema de la musica y los musicos es buscar constantemente un encasillamiento al trabajo y creacion……la musica es un proceso creativo que no necesita nombre ni apellido,yo solo quiero hacer musica,no quiero hacer minimal ni idm,hago lo que esta en mi cabeza y logro plasmar con mis manos en mi sintetizador y programar con honestidad en mi cabeza.