The Hives: efecto pares en el aula del rock&roll

Publicado por Francisco Franetovic

Archivo: 271 artículos

the-hives-portada1.jpg

Fuimos testigos del primer concierto de The Hives en tierras chilenas. Una paradójica -pero efectiva- mezcla entre caos, rigor, trajes de etiqueta y rock&roll de garage, que hizo explotar el Teatro Caupolicán entre truenos y goles. Dos hermanos hiperquinéticos, dos gorditos buena onda y un matón de baterías, unidos por una causa: hacer explotar al público.

Por Francisco Franetovic / Fotos: Rosario Oddo (oficiales) y Max Santa María (público)

Pasadas las seis y media de la tarde un tumulto de gente ya ocupaba la vereda junto al Teatro Caupolicán. No era demasiada, pero sí suficiente, considerando que era miércoles y que pocos minutos antes, truenos y lluvia habían condimentado la tarde, en vísperas de un nuevo once de septiembre. Mal que mal, quedaban dos horas y media para que, según lo preestablecido, The Hives comenzara con un show de -decían- dos horas. Y claro, la selección chilena jugaba diez o quince minutos más tarde un partido decisivo para sus pretensiones de clasificar a Sudáfrica 2010.

Justo frente al teatro, una fuente de soda pintaba para ser el mejor lugar para los que necesitaban conciliar trabajo (o estudios), fútbol y The Hives. Una buena mezcla. Y con cerveza , mejor aún.

Entretiempo. Chile 2-0 arriba y la vereda del frente vacía. Los más fanáticos -o los no futboleros- ya estaban dentro, esperando a los suecos. Eso, en el papel, porque dentro del Caupolicán proyectaron el partido, aunque poco y nada se veía. Como sea, a las 21:00, con el 4-0 firmado, ya estaba todo listo y dispuesto, en lo que debió ser el ingreso más buena onda del último tiempo. Eso de que la marraqueta cruje más cuando gana la selección (o que al otro día somos más productivos) cobraba sentido -un poco- en esos momentos.

A las 21:10, con una cancha prácticamente llena y las graderías a medias, se apagan las luces y aparecen los Hives. De inmediato al Black & White Album, su último disco, aunque después se encargarían de revisar cada uno de los tres anteriores. Todos, bien diferentes entre sí. ¿Alguien se hubiese imaginado en la época de Barely Legal que colaborarían con Timbaland? Difícil.

hives-disorder-rosario-oddo-1.jpg

Tautología: las canciones de The Hives son prendidas. De eso no hay dudas. Sin embargo, es posible clasificarlas en dos grandes grupos: en el primero están las que prenden de principio a fin; y en el segundo, las que en un comienzo hacen saltar, mas se desvanecen con el pasar de los segundos. Y no es que los hermanitos Almqvist tomen velocidad y después sigan en piloto crucero, o que al vikingo de Chris Dangerous le empiecen a pesar las baquetas. No. El asunto es otro. Nadie puede discutir el poder que canciones como «a.k.a. I-D-I-O-T», «Main Offender», «Die, All Right!» o «Tick Tick Boom» ejercen sobre las masas. Son hits a prueba de balas; cartas bajo la manga que cualquier banda ad hoc quisiera tener en su repertorio. Pero, francamente, hay episodios en los discos de The Hives -y por ende en sus recitales- que hacen tender a la baja el promedio de intensidad y potencia, dejando una sensación de que algo falta. O sobra. ¿Ejemplo? El alargue de «Return The Favour».

Que no se malinterprete: el show que The Hives dio en Santiago fue un deleite visceralmente hablando. Prendidísimo (no hay otra palabra). Una buena conjugación de cinco personalidades completamente distintas. Caricaturisémoslo: es como si en un colegio, el matón del curso armara un grupo con dos niños ritalín y otro par de gorditos tímidos (y posiblemente mateos). Psicólogos, economistas, sociólogos y profesores lo llaman efecto pares.

hives-disorder-rosario-oddo-4.jpg

A un lado del escenario, Vigilante Carlstroem y Dr. Matt Destruction (guitarra y bajo, respectivamente) aportaban orden y seguridad, casi sin moverse de su lugar; muy de bajo perfil. Al centro, un incansable Dangerous destrozaba una batería simple, de esas que prescinden de ostentosos juegos de platillos (algo presumible, considerando que estamos hablando de rock&roll de garage y no de, digamos, metal épico). Finalmente, y sin lugar fijo, estaban los ya mencionados hermanos Almqvist. El vocalista, Per (a.k.a Howlin’ Pelle), saltaba, jugaba con el micrófono, además de ofrecer al público besos y «rock & roll rapidísimo» en buen español. Todo, en clave Alex Delarge. En tanto que Niklas (a.k.a Nicholaus), el guitarrista, no se quedaba atrás. Como dicen los franceses, era como si tuviera ladillas dans le cul. El tipo corría a la Bolt con su guitarra a cuestas (¡tocándola!), y cuando se quedaba en su lugar predeterminado, a un lado de Per, escupía el resto del escenario de tanto retorcerse. Un show aparte.

En el fondo, los cinco Hives logran un perfecto equilibrio en torno a la fuerza de sus canciones. Hay desorden, hiperquinesia, rigor metodológico y, por sobre todo, humildad: The Hives no vinieron a «apretar play y stop» al tercer mundo, sino que a hacer explotar al público, canción tras canción. Y tal como en el fútbol, salir a jugar en todas las canchas con la misma actitud, es algo que siempre se agradece.

hives-disorder-rosario-oddo-5.jpg hives-disorder-rosario-oddo-6.jpg hives-disorder-rosario-oddo-7.jpg hives-disorder-rosario-oddo.jpg hives-disorder-rosario-oddo-9.jpg

Max Santa María:

hives-disorder-santamaria-1.jpg hives-disorder-santamaria.jpg

Setlist (en construcción):

01.- «Hey Little World»
02.- «Main Offender»
03.- «Try it Again»
04.- «Little More for a Little You»
05.- «Walk Idiot Walk»
06.- «A.K.A. I-D-I-O-T»
07.- Nueva
08.- «It Won’t Be Long»
09.- «Die, Alright!»
10.- «Diabolic Scheme»
11.- «You Dressed Up for Armaggedon»
12.- «You Got It All… Wrong»
13.- «Two-Timing Touch and Broken Bones»
14.- «Return the Favour»
ENCORE
15.- «Bigger Hole to Fill»
16.- «Hate to Say I Told You So»
17.- «Tick Tick Boom»

Comentarios publicados en "The Hives: efecto pares en el aula del rock&roll"

¡Deja el tuyo!
  • 1
    FRAN

    QUE INCREIBLE ESTUVO ESTA WEA SE LLENO Y ME DEJARON AFUERA DE LA CANCHA Y ESO FUE MAS INJUSTO.
    PERO ESTOS CABROS SON NOTABLES

  • 2
    pancha

    Los locos más carismáticos del planta…la cagaron
    INCREIBLES!

  • 3
    rubiños

    Weon, la supercago
    fue excelente

    me sente en palco, pa disfrutar el show
    (NdeR: Palco D, no cmo en muse que nos encerraron en el Palco «buenavista» E)
    y fue impecable

    lo unico malo
    la lluvia de weones que se metieron a tribuna baja y se tiraban a cancha
    para dps salir escoltados con muy buen humor por los guardias
    jajaja

    excelente

  • 4
    javier

    falto una cancion en el tracklist… falto «you got it all… wrong!» esop…. opino lo mismo sobre the hives como que no logro prender de todo al publico… en parte pienso que fue mas culpa del publico en general… osea por lo menos yo estaba agotao de la larga espera, aparte que el publico (digamoslo con sus letras) era «cool» que tiende a no quedar en verwenza ante los demas cool que lo rodean… el concierto daba pa saltar too el rato… pa gritar hasta cagarte la garganta, a pegarle a todo el mundo sin chistar… pero el publico no prendio…. y se sintio….. esop

  • 5

    yo fuí, siempre me salen malas las fotos, con que tipo de camara sacan tan buenas fotos? porfa diganme

    The Hives

    ES-PEC-TA-CULAR!!!

  • 6
    pelao

    bueno el review, concuerdo con casi todo lo que dijiste. excelente concierto!

  • 7

    En lo personal lo encontre genial, pero un poco corto.
    nose, eso de las 2 horas me genero más expectativas.

    destaco el desplante del vocalista, las cagó. es igual que en sus videos, eso fue lo mejor.
    me gusto la energia que presentaron. totalmente deacuerdo con tu critica.
    aguante disorder!

  • 8
    lo

    Es los mas de este año!!! ( a la fecha)

    The Hives ES LO MAS!!!!

  • 9
    Jose

    Rubiños: Eres un ahueonaó!

  • 10
    jei

    la cancion nueva se llamaba a thousand asnwers

  • 11
    Diego

    INCRIBLE!!!….esa palabra resume todo. Yo quede empapado en la primera cancion, de tanto saltar y gritar. La mezcla perfecta entre buen rock and roll y una buena puesta en escena. Ademas como fueron capazes de terminar el show en el climax mismo con dos excelentes temas….lejos el mejor concierto de mi vida jajajaja.

  • 12

    Así lo han hecho en todos lados. Por eso se agradece.

  • 13
    tomas dintrans

    “Return the Favour” alargada , con su coro de barra es excelente. Aburrida para los Aburridos.

  • 14

    lo más!

    tal cual lo dijo pelle…

    es q aun estoy con depreción post show…
    y en realidad no se si prendio o no todo el publico, por lo mejor en primera fila estabamos a full, y si no fue asi con el resto de la gente, lamentable por ellos…el desempeño de la banda fue increible…
    mas carismaticos entregados y explosivos no he visto!