Especial FICV: Mini Reseñas

Publicado por Camilo Salas

Archivo: 1298 artículos

excursiones-1

«Excursiones» de Ezequiel Acuña

Por Isidora Ortiz

Marco es de esas personas normales, sencillas y transparentes. Trabaja en una fábrica de golosinas y acompaña a su hermana a patinar. Su gran inquietud es hacer un monólogo que alguna vez escribió en el colegio, y que a diferencia de muchos que desechan viejas ambiciones, decide ir tras su idea. Para eso llama a Martín, su mejor amigo de esa época que resulta ser un talentoso guionista sumido en el trabajo sin demasiado tiempo para acordarse del pasado, ni muchas ganas de intentarlo.

Mientras preparan la obra de teatro, entre descanso y trabajo, se producen unos silencios raros que al principio se hacen insportables pero que rápidamente se vuelven tan cotidianos como familiares. Así recuerdan viejas anécdotas, chistes internos y reviven un poco una amistad que se quebró violentamente.

Ezequiel Acuña logra traspasar la incomodidad de no saber que decir, la decepción cuando nada es como antes y el alivio al descubrir que hay cosas que se pueden -y quizás tienen- que recordar de vez en cuando aunque todo haya cambiado, para explicarse por qué uno está donde está, y acordarse de la idea que uno tenía de sí mismo antes de tener que pagar las cuentas.

Fotos del rodaje de «Excursiones»

mandrill-630

«Mandrill» de Ernesto Diaz

Por Camilo Salas

La nueva película del duro Zaror-Diaz fue estrenada en el FICV a sala llena. Coincide con la historia de la anterior cinta «Mirageman» en las motivaciones de su protagonista, un niño cuyos padres fueron asesinados, solo que esta vez no es un héroe, sino que un sicario que mata por dinero, todo para llegar a los asesinos de sus padres.

Cuenta con villanos dignos de Batman, e incluso hay escenas y encuadres que recuerdan a la serie de TV. Mandrill sorprende a ratos, da risa a ratos, y hasta emociona, pero tambien a ratos. Y cuando digo ratos no me refiero a los minutos del reloj, sino a la poca consistencia de la cinta, pero tampoco da para pedirle mucho. La entretención esta asegurada con patadas y volteretas, chistes cinefilos de cintas de los 70 y hasta escenas de amor con dialogos cursi, pero no hay mucho más allá.

Aunque, en todo caso, a quien le importa?. Es nuestra propia versión del cine b comercial.

Imagen de previsualización de YouTube huacho-630

«Huacho» de Alejandro Fernandez Almendras

Por Isidora Ortiz

Parece que el estilo documental está de moda, y en realidad, tiene harto sentido. Porque hay ciertas cosas que necesitan ser transmitidas con las personas tal como son para no perder la autenticidad que viene a ser la esencia de la película, mientras la historia pasa a un segundo plano, porque acá lo que importa son las personas. Por lo mismo, si trabajaran actores profesionales corre el riesgo de perderse entre las pretensiones y caer en el cliché.

Tal como en La Pivellina, en Huacho actúan personas de la zona rural de Chillán. En una hora y media la película muestra cómo Cornelio y su familia lidian con el sol y una eterna rutina logrando transmitir la tranquilidad casi desesperante del campo y la angustia de no avanzar nada en una jornada de trabajo, de que no te presten el playstation y las ganas de comprarse un vestido nuevo. Pero como todos, al final del día cada uno se va a permitir una pequeña recompensa. Un poco a escondidas del resto, como pidiendo perdón por querer distraerse un rato, pero que sólo tiene gracia cuando uno está solo.

Imagen de previsualización de YouTube quepenatuvida-630

«Que pena tu vida» de Nicolas Lopez

Por Camilo Salas

Nuevo proyecto del creador de Sobras.com, director y socialité menor de 30, Nicolas Lopez presentó en Valdivia «Qué pena tu vida», proyectó que describió como una posible película o serie de TV.

El capitulo que vimos funcionaba como introducción a la vida amorosa de un personaje, interpretado por Ariel Levy, quien recientemente fue pateado por su novia y decide ir a devolverle cosas, tratar de volver con ella y a la vez ser tan patético que da risa. La historia esta mezclada con una suerte de entrevistas personales, donde se muestran las incongruencias típicas de cuando una historia se cuenta de a dos y, por momentos, de a tres.

Promete, sobretodo por el final, cuando se deja abierta la posibilidad a nuevos capítulos con otras novias y hasta un mesero gay.

cangrejo-630

«El vuelco del cangrejo» de Oscar Ruiz Navia

Por Camilo Salas

Sorpresa del FICV, «El vuelco del cangrejo» ganó mucho cuando su director explicó que el lugar rural de la selva colombiana que aparece en pantalla existe y que la mayoría de los personajes secundarios pertenecen ahí. Entre machetes y partidos de fútbol en la playa, un tipo solitario escapa. Lo único que lo une a su pasado es la foto de una mujer y una actitud un tanto pasiva frente a los problemas que hay en el lugar, cosas como un gringo que quiere cerca la playa y planea hacer un gran resort, por lo que tiene 2 parlantes gigantes que dan reggaeton todo el día, o la historia de Cerebro (con quien el director presentó la película en Toronto poco antes de llegar a Valdivia) que no aguanta los embates de la modernidad basura.

Muy interesante película, un tanto contemplativa y solitaria, con un aire de thriller que al final solo termina como una mínima historia, de esas que dicen muchas mas cosas que las que se pueden leer a la rápida.

Imagen de previsualización de YouTube pivellina-630

«La Pivelina» de Tizza Covi y Rainer Frimmel

Por Isidora Ortiz

Asia es abandonada en los columpios de un barrio periférico de Roma. La encuentra Patti, una mujer de circo que salió a buscar a su perro y vuelve con una niña de dos años a su trailer rodeado de animales, cachureos circenses y un marido payaso que se enoja y se hace el rudo como si Asia (la niña encontrada) no lo conmoviera. Y mentira, porque a los tres minutos ya estás babeando por ella, porque además de ser preciosa es la niña más espontánea y graciosa del mundo. De esos niños que uno ve y se acuerda perfecto de como era ser cabro chico sin recurrir a las típicas conversaciones de los monitos animados que uno veía y la trivia sobre que las negritas eran más grandes que ahora.

Asia tiene la misma frescura que tiene la película, en la que no hay actores profesionales sino personas-personajes que entregan la autenticidad que una película sobre algo tan cotidiano y al mismo tiempo tan extraordinario como la formación de lazos, siempre debería tener. Sin diálogos premeditados ni música de fondo, sino en un formato más cercano al documental, muestra como las rutinas aburridas de todos los días recuperan gracia, y la vocación de artista vuelve a tener sentido gracias a una niña libre de prejuicios y rencores, que hace que las preocupaciones del que dirán no valgan la pena. Y que lo único que importe es ella riéndose mientras revienta las pozas de agua.

Imagen de previsualización de YouTube

Comentarios publicados en "Especial FICV: Mini Reseñas"

¡Deja el tuyo!
  • 2

    Solo peliculas que no has visto, asi que cortemos la huea

  • 3
    marimar

    Parejita de comentaristas

    Me gustaría ver que pena tu vida en una noche coomo esta
    una noche cualquiera…

    chiiiaoo¡

  • 4
    zamara

    a marimar: que pena la tuya….amargo resentimiento……….chiiiiaoooooo

  • 5

    No se que les parecio a ustedes (que los vi de fiesta por alla) pero de todo lo mencionado excursiones era interesante, esta de moda el docu-ficcion desde las tortugas vuelan.
    Lo de que pena tu vide es, simplemente, otro desacierto de un director que da palos de ciego. Impresionantemente básico, los diálogos, todo.
    Igual bien la nota.

  • 6

    Oye que ha evolucionado la dupla Díaz/Zaror. Esta película se ve harto más producidas que Kiltro y Mirageman. Lleva tomas Bond incluídas. Como siempre, la veremos en el cine!

    Saludos!, El Cerdo

  • 7
    Ramiro

    Al fin un especial del festival de valdivia!!! Me tincaron guacho y mandrill , se agradeceria que para la proxima entrega reportearan de verdad del festival y no con 2 semanas de atraso , ….