Gourman on tour: Panzoni, il ristorante italiano

Publicado por Francisco Campos

Archivo: 473 artículos

11

Perdido en el Paseo Cousiño, en medio de una feria donde los jipis venden sus inciensos, sus palos santos, sus poleras del Ché y esa típica basura de feria jipienta, está el Panzoni, un restorant italiano que, pese a la demanda que tiene, es una picada de la que pocos tienen noticia.

Ambientado como una típica picada italiana, muy parecido al lugar en donde Al Pacino le disparaba a Tataglia  y al paco irlandés en el Padrino I, y atendido por su propio dueño, que también es muy parecido al tipo de American Choppers,  Panzoni se transformó en uno de mis lugares favoritos cuando ando con antojos de comer algo provenido de la Bota que no sean precisamente fideos.

¿Pero que tiene Panzoni? Primero que todo, atienden rápido y los tiempos de espera son breves; segundo, los platos son contundentes – la mayoría de las veces – y, tercero, la atención da gusto, como que uno no siente que le estén haciendo un favor ni que le estuviesen imponiendo un plato bajo el pretexto de ser “la especialidad de la casa”, cuando en el fondo es porque lo único que saben preparar bien.

1

He tenido la suerte de ir a Panzoni un buen par de veces, pero nunca había ido con una cámara para sacarle fotos a los platos porque, me ha tocado que los mozos se ponen medios quisquillosos y como que asumen una parada defensiva, así como que uno le fuera a copiar los platos o algo así .Sin embargo, el mozo fue de lo más tela e incluso, el mismo se ofreció a sacar las fotos.

Y bueno, como les dije, he ido muchas veces y puedo recomendar casi todos los platos, sin embargo, corresponde que sólo recomiende sólo aquellos de los cuales existen fotos. Así que, vamos a lo que importa.  Como se trata de un restorant italiano, lo obvio es pedir pastas, pero no la típica lasaña  o un plato de fideos – sin perjuicio de que a alguien le gusten los convencionalismos – si no que un plato de pastas novedoso y que no se consiga en cualquier lado.

Otra gracia que tiene Panzoni, es la gran variedad de salsas que tienen para acompañar las pastas, las cuales van desde la clásica salsa boloñesa hasta salsas más elaboradas como la putanesca y pesto.  Es cierto que, a mayor variedad aumenta la indecisión, sin embargo, te dan la posibilidad de elegir hasta tres salsas para tu plato, lo cual es una gentileza que se agradece.

Esta vez, opto por los tortelloni, una especie de tortellinis pero más grandes, rellenos de  pulpa de cerdo y ciruela. Como  salsa de acompañamiento pedí la clásica salsa boloñesa, la cual puede resultar FOME en ese contexto de variedad, pero la idea principal era que la salsa no opaque el sabor del relleno de los tortelloni. Del mismo modo, como sólo un plato es insuficiente para criticar un restonrant,  pido una milanesa napolitana – rellena con queso, jamón y tomate – acompañada de papas salteadas, porque, puede resultar un tanto hostigante pedir dos platos de pasta, aunque sean distintos.

Para amenizar la espera,  te traen el clásico pan con pebre. Cierto es que muchas veces el pan con pebre lo ponen para que uno no quede con hambre, sin embargo, en este caso es mejor tomárselo con precaución y no es recomendable atacar con ansias el pan y el pebre porque uno corre el riesgo de enguatarse y no disfrutar el plato principal como corresponde. Bueno, eso a menos que no estén recagados del hambre.

Tratando de distraerme del pan, me pongo a mirar a mi alrededor y veo a un grupo de parlamentarios del PS, vestidos de terno y con la clásica servilleta a cuadrillé puesta en el cuello para no mancharse la camisa. Si no supiera quienes son, diría que son unos mafiosos italianos, pero como se que no son italianos, sólo puedo fantasear con que son mafiosos. Aunque, si lo pienso bien, tampoco es una fantasía.

2

Luego de un breve lapso de tiempo, aparecen los platos. Cuando los ponen encima de la mesa, viene el momento de duda. Chucha ¿seré capaz de comerme todo? Y puta, la duda estuvo demás, porque en 20 minutos ya no quedaba ni pan.

Los tortellonis estaban increíbles. Primero, por que la masa era suavecita y no hostigaba y, segundo, porque el relleno estaba la zorra también. Los sabores se distinguían perfectamente y se complementaban de forma MARA VI   LLO   SA con el relleno.

En lo que se refiere a la milanesa – que supongo que será de Milán como la hamburguesa es de Hmaburgo –,   simplemente puedo decir que estaba la zorra. Me ha tocado que cuando como milanesa napolitana la hacen con jamón Felco de sándwich y en vez de tomates le ponen tuco o pomarola. Pero en Panzoni no socito, aquí todo era de pura calidad. Mi único pero fue con las papas, que fueron un poco “breves”, aunque pensándolo bien, puede haber sido porque no cabían más en el plato a causa del tamaño MOUNSTROSO de la milanesa. Pero bueno.

4

Como aun me quedada un poquito de espacio, opto por darle una oportunidad al tiramisú, un postre que en todos lados lo preparan de forma distinta y que, según Carlo Von Huehinwok no se puede preparar en Chile porque no existen los ingredientes. Pero, en fin, si se han fijado, cada lugar tiene su propio tiramisú. En este caso, era una especie de pastel con bizcochos delgaditos de chocolate y rellenos con crema pastelera, de MUCHO chocolate y algo que parecía chantilly.

Real o trucho, el tiramisú del Panzoni estaba increíble, pero ojo, es una bomba, así que tenga MUCHO JUICIO antes de pedirlo, porque si están llenos, no van a ser capaces de terminarlo y en el fondo no va a ser más que una pérdida de plata y de comida –lamentable-, claro está.

Para redondear, les puedo decir que Panzoni es un excelente lugar para sacar a comer a la pololi o para ir a comer con los brocas algo rico y barato. Además, todos, pero TODOS los platos son ricos y, aunque no les haya sacado fotos, les juro de guata que no se van a arrepentir si prueban la lasagna o los pasticellis – una especie de brazo de reina relleno con espinaca y ricota -, así que vayan sin miedo.

5

El único pero, es que el tamaño de los platos varía dependiendo de lo que uno pida, por eso, algunas veces uno puedo salir perdiendo. Sin embargo, eso no impide que Panzoni cuente  con el Sello de Calidad de Guatonsumami y que se lleve cuatro guatones de un máximo de cinco.

Restorant Panzoni

Paseo Cousiño #12, Viña del Mar

Precio consumo aproximado por persona: $5000 – 6000

La mejor picada de pastas de toda la Quinta Región, así que juegue, que es sandía calada.

Comentarios publicados en "Gourman on tour: Panzoni, il ristorante italiano"

¡Deja el tuyo!
  • 1
    Cliente frecuente

    Atendido por italianos homosexuales !! lo mejorrr.

    No olvidar comer la lasgaña , esta rebuena locoooo

  • 2
    felpmann

    El tiramisú son galletas (o bizcochuelo) remojados en café ristretto, con una mezcla de queso mascarpone. Pastelera no ha tenido jamás.

  • 3
    David

    Esta restaurant, tal como dices, es lejos la mejos picá de comida italiana de la V región. Está cerca del nivel del Fellini (guardando las proporciones) pero en un estado ams casero y barato. Recomendado al 100%.

  • 4

    felpmann: lo que me describes ta muy lejos de ser lo que comi en Panzoni. Lo único que tienen en comun es el nombre.

  • 5

    un deber de todo visitante a viña

  • 6

    Cuando vaya al litorals de seguro pasaré por ahí, pero concuerdo con el de arriba, de más que estaba rico lo que te sirvieron, pero jamás fue tiramisú. para esto me apoyo en la incuestionable wikipedia, que dice que si bien la weá no tiene una receta, sí tiene ingredientes; como galletas o bizcocho, café, y queso crema, ojalá mascarpone. He comido como 3 lugares donde lo preparan así: la taaverna dela piazza, en pza ñuñoa (es como el pico el restorán pero su tiramisú muy bueno) y el Rivoli, que es más caro que la mierda pero espectacularmente bueno.

    puta todo se ve rico, me dio hambre. oye, esa bolognesa tenía zanahoria?

  • 7

    Yo fui durante mi gira a comer allá, es lejooos lo mejor que hay! mientras unos compañeros se iban a comer completos o cosas por el estilo, con mis amigas fuimos a degustar sus exquisitos platos y no gastamos taanta plata! fue lo mejor, aparte que me encanta comer, elegí ravioles rellenos con espinaca y nueces con salsa al pesto, plato grande y contundente, ademas son super simpáticos. Los amé y espero volver algún día.

  • 8
    Alejandro Gonzalez

    Otra pica que cumple con el requisito de las tres B, es el BUONA MEZZA, entre 5 y 6 norte por 3 o 4 poniente, no recuerdo bien.
    Pero el pasticelli de ahi es macanudo.

  • 9
    luly

    fui atendido por un mozo que tenia cabeza de chancho y me dieron ganas de comermelo al palo

  • 10

    El dueño del Panzoni era mi vecino durante mis años de U en Viña, incluso una vez que salí sin llaves y no me quedo mas que esperar a que mi roomate llegara de clases, él me invito a esperar en su depto. y me preparo un arroz con algo, ya no recuerdo qué…su mamá era una viejecita muy tierna, que vivia con el, eran los mejores vecinos, hasta que empezamos a carretear y empezaron a odiarnos…