Los detectores de metales en los colegios de Huechuraba

Publicado por Francisco Campos

Archivo: 473 artículos

Hace un par de días la alcaldesa de Huechuraba hizo noticia por su habitual tendencia a decir y a proponer huevadas. Esta vez, la mejor amiga de Joaquín Lavín (?)  declaró que estaba decidida a instalar detectores de metales en la entrada de los colegios conflictivos como una forma de evitar que los alumnos chorizos entren con armas a dichos establecimientos y agredan a otros alumnos.

Si perfecto, si se pone un detector de metales en la entrada de un colegio algebráico – «de esos con número y letra» – es altamente probable que los muchachines no se agarren a cuchillazos en los baños e incluso se evite que le corran bala al sapo del curso o a los comechivos,  sin embargo, ¿podría un simple detector de metales disminuir la violencia dentro de los colegios y liceos? Evidentemente no porque, si le tengo ganas a un CDSM me lo aforro igual y, si me lo quiero despachar, me lo atiendo a la salida del colegio ¿o es que la honorable alcaldesa pretende que a los alumnos los revisen incluso en la calle para ver si es que no portan armas?

A simple vista, la medida de Carolina Plaza parece una medida facilista y tribunera, sin embargo, si uno lo piensa mejor se dará cuenta que lo que busca la alcaldesa es ahorrarse un cacho y prevenir  que DENTRO en un establecimiento educacional municipal se produzca un hecho de violencia, puesto que si eso ocurriese, indirectamente sería ella la responsable por ser ella la máxima autoridad dentro de la Municipalidad. De esto modo, ella Y NADIE MÁS QUE ELLA es la que se ahorra un posible dolor de cabeza y el resto, que se joda.

Como entenderá una persona con tres – o más – dedos de frente, el problema de la violencia escolar es mucho más profundo y no se soluciona con un simple detector de metales. Un buen ejemplo son las escuelas públicas de California, en las cuales se instalaron detectores de metales hace más de diez años, no para prevenir que los alumnos no se acuchillaran si no que para que no se agarraran a balazos con armas que dejarían chico al narco más brígido de de Chile ¿Resultó? Si, resultó, ya no habían asesinatos dentro de las escuelas – excepto en el baño de la escuela de América X -, sin embargo, los hechos de violencia en la periferia de las escuelas aumentaron considerablemente.

Por lo tanto, resulta evidente que un simple detector de metales no es capaz de frenar ni siquiera un poquito los crecientes índices de violencia escolar. La violencia tiene una génesis mucho más profunda y más complicada, cuya solución no pasa exclusivamente por la desición de una persona, que busca tirarle la pelota a otros. La solución involucra a profesores, a las autoridades y por sobre todo a la familia, la que – cual alcaldesa –  muchas veces se lava  y busca cualquier excusa  para no asumir sus resposabilidades y te va a dejar al cabro chico al colegio y te dice «ya, críamelo, total pa eso erís profesor».

Si la educación funcionara en términos tan skinerianos sería una maravilla, pero no, la cosa está lejos de funcionar así.  La educación es un proceso en el que están muchas personas involucradas y en la que los profesores simplemente somos unos auxiliares, mientras que la gran responsabilidad corresponde a la familia. Si ésta no puede llevar a cabo su labor, para eso están las autoridades pues, para ayudar a las personas y contribuir con el bienestar de los ciudadanos y no para asegurarse la vida y parar la olla  a costa de los votantes. De lo contrario, vamos a seguir lamentando hechos como el ocurrido esta semana en un colegio de Valparaíso en donde un alumno de 16 años apuñaló a un compañero por la espalda.

Por otra parte, la instalación del famoso detector contribuye a la estigmatización de los alumnos del colegio en el cual es instalado, aunque sean los mejores alumnos de la historia de la vida, puesto que basta que en Chile sólo nos quedamos con lo malo, sobre todo en estos casos.  Ya me imagino a una niña que le presenta su pololo a la mamá y la suegra le pregunta «¿oye y en que colegio vas?» y el cabro responde «en el Carolina Plaza’s School» para que luego el rostro de la mamá se descomponga y diga «ahh ¿ese en donde pusieron detector de metales para que los niñitos no vayan con cuchillo?». Listo, eso sería todo.

Espero de todo corazón que Carolina Plaza recapacite y piense bien antes de gastar la millonada de plata, que a nadie le sobra por lo demás,  en detectores de metales que no harán más que dar la hora.

Comentarios publicados en "Los detectores de metales en los colegios de Huechuraba"

¡Deja el tuyo!
  • 1
    Blas

    Los wnes flaites, detectores en los colegios, despues que viene? en los trabajos tambien?

  • 2

    Que mal… cada vez vivimos más en carceles. Encarcelan a algunos, otros se encarcelan solos. Esto es como dice el libro de mike davis… militarizacion de la ciudad (N)

  • 3
    diego

    la derecha todavia cree que las cosas se cambian con mano dura
    estupidos de mierda
    capitalismo culiao nos tiene lleno de delincuencia y narcotrafico

  • 4
    Jorge

    Permíteme citarte en una parte que creo fundamental:
    «y por sobre todo a la familia, la que – cual alcaldesa – muchas veces se lava y busca cualquier excusa para no asumir sus resposabilidades y te va a dejar al cabro chico al colegio y te dice “ya, críamelo, total pa eso erís profesor”.»

    En la votación que se llevó a cabo para implementar esta medida me llamó mucho la atención que la mayoría de apòderados SI querían el detector de metales.

    Si los pendejos de hoy son una mierda es única y exclusiva responsabilidad de los padres. A los cuales les encanta echar la culpa de sus propios errores en la crianza – o falta de – al empedrado.

  • 5

    Creo que es de los post que más me ha agradado en este webzine, me parece horripilante la medida tomada por Carolina Plaza, aunque no me extraña considerando los lineamientos facistoides de su pensamiento.

    Los puntos que destacaste en el artículo son los escenciales, aunque creo que es necesario aportar que es imposible erradicar completamente la violencia de la escuela, puesto que ésta es en sí misma históricamente una institución violenta ¿Qué más violento que una insititución creada por el Estado para uniformar el pensamiento, conocimientos y moral de la infancia de una nación? hay pocas instituciones más violentas que la escuela, sin duda. La violencia puede ser controlada, canalizada en otros ámbitos, pero de ahí a erradicarla creo que es una quimera, tomando en consideración aquello.

    Also, creo que si la educación funcionara de manera skineriana no sería genial, sería terrible.

    Lo que la mayoría de los alcaldes, SEREMIS y autoridades en educación en nuestro país (gente que no tiene puta idea sobre educación) demuestran con estas medidas es su temporalmente desfasada creencia de que podemos obviar el contexto sociocultural desde la que él mismo proviene y que, cual sujeto de experimentación en un laboratorio, los docentes podemos (soy estudiante de pedagogía) aislar al estudiante para transformarlo en lo que las autoridades quieren utilizando los instrumentos que las excelentísimas escuelas de pedagogía de nuestro país nos han brindado. FUCK NO!

  • 6
    miguel f.

    vigilar es castigar

  • 7
    Trebol

    Y que propone la gente abacanada proliberalismo intelectualmente superior q sólo critica, para que flaites parasitos (hijos de la democracia) vayan sin pistola y sendos cuchillos?

  • 8
    n.

    es cosa de ver cadena de favores, como ejemplo de lo que ya se hace en las escuelas de eeuu. es obvio que la seguridad se va a burlar si no hace algo extra por educar a los niños que quiere controlar…
    esta solución solo será un gasto de plata, y no creo que haya que intentarlo siquiera

  • 9
    ely

    pienso que con los padres que tienen, unos presos, otros narcos, otros ladrones, delincuentes al fin y al cabo, en que mundo viven esos niños? como cambiar la mentalidad de los padres? como cambiar la mentalidad de los «padres» delicuentes?

    niños de 8 años armados, consumiendo droga y haciendo de guardaespaldas de narcos

    como hacer para que los niños no sean violentos? esa es la pregunta.

  • 10

    Carolina Plaza es como la Sabat de las alcaldias
    hace puras weas, apituada y no cacha una
    este sistemita de los detectores no funciona ni en el estadio wn
    en varios paises fue desechado por inutil y aca en chile no sera la excepcion
    o sea, si tienes clases de arte y tienes que cortar con tijeras o cartonero, te van a dejar afuera porque llevaste uno?
    o si pasas con ese implemento y acuchillaste a tu compañero?
    deberia reforzar las politicas publicas para la ciudadania que estan en su rango de potestad dentro de la comuna en vez de andar haciendo weas efectivistas y clasicas de un mono

  • 11
    Nicole

    Claramente estamos todos de acuerdo, no se comienza con las medidas represivas y se sigue con reformas educacionales, cada cosa en su lugar, pero te pregunto mi querido Francisco, que me imagino que al igual que muchos otros profes, no nos hemos topado con la situación de las armas blancas en las salas de clases, ¿cómo afrontar la situación sin comprometer tu integridad física po wn!?, Supongo que hay que tomarlo más como una medida preventiva, no como para cambiar la realidad de los cabros, porque finalmente el que es responsable de lo que pasa en la sala es el profe, y ni tú ni yo nos lanzaríamos en contra de una mariposa o una heshiza o no!??

  • 12

    Eso de que los padres aprobaron la medida es falso. La misma Plaza mostro en CHV un grafico con los resultados del plebiscito dentro de los apoderados respecto a la medida. De 1404 apoderados, un 25% dijo que no, un 20% dijo que si y un 55% no voto.

    Eso si que es interes por el futuro de sus hijos.

  • 13
    Soma

    «»»»cuya solución no pasa exclusivamente por la «»desición»» de una persona»»»»

    deSición o deCisión?

    ortografia , Campitos..

  • 14

    Yo tengo posiciones encontradas al respecto. Por un lado, es cierto, si los hueones les das la oportunidad, se van a filetear a otro en cualquier lado. Sin embargo, es una realidad que estos pendejos (no todos) están llevando armas de diverso tipo al colegio, y no solo amenazan a sus compañeros, sino a los profesores.

    Por otro lado, es evidente que los papás hace rato que no se están haciendo cargo de los hijos, y eso no es solo en los estratos más bajos, sino también en los medios y altos donde el nivel de ignorancia y falta de identidad de la juventud se torna preocupante.

    Ahora bien, yo SI estaría de acuerdo con tener detectores de metales porque al menos, impiden que dentro del establecimiento se produzcan ostentaciones y afrentas que pueden resultar mortales. Pero sería iluso pensar que solo con eso se mitigará la violencia, ya que es un tema que involucra a TODA la comunidad educacional, incluyendo a los padres y sus familias.

    Finalmente, no es pega de la alcaldesa, por muy mal que nos pueda caer, hacerse cargo de la vida de los pendejos. Ella solo intenta, de manera burda, si, pero al menos eficiente en el contexto, impedir que el interior de los colegios públicos sean como el patio de la ex-penitenciaría.

    Tareas pendientes, si. Pero hay que partir por algo.

    Saludos, El Cerdo!