Columna: ¿Cuándo llegará el Socialismo?

Publicado por Francisco Campos

Archivo: 473 artículos

El mensaje de este 21 de mayo”

Hacer una análisis sobre la actualidad política chilena, o una revisión del “estado del arte” de la ciencia política, es una tarea para los huevas a quienes les encanta hacerse los inteligentes hablando de lo obvio, de cómo las cosas habrían de funcionar  en “teoría”  y de cómo sería de linda la política si les hicieran caso.  Pero claro, el papel y la teoría aguantan todo. La política no tiene culpa alguna de que quienes la ejerzan sean unos chantas de mierda y que tenga menos brillo que un tronco quemado, porque todos sabemos que es una cuestión útil y sumamente necesaria, les guste o no.

Obviando el hecho que en Chile la participación ciudadana se limita a votar dos veces, la política chilena es como el pico y de eso no queda duda alguna. Unos podrán decir que tal o cual cristiano se salva o que fulano es un tipo consecuente y engrandece el oficio de político, y de eso tampoco puede quedar duda alguna. El problema es que debe ser un 0.01% de todos quienes están metidos en política y eso es grave, de hecho es una cuestión gravísima porque ¿Cómo  chuchas va a ser posible que un país que se ufana de sus altos niveles de gobernabilidad  y estabilidad política tenga una clase política tan mal evaluada por la mayoría de la ciudadanía? O sea, no hay que ser alguien como Curvas Políticas para darse cuenta de que algo anda mal.

El cacho es que la ciudadanía se termina decepcionando de la política en sí y no de quienes la ejercen, cuando la cuestión debería ser al revés, lo que luego produce un desencanto generalizado sobre todo lo que tenga que ver con ella y generando un clima de apatía  y desinterés a cualquier cosa que involucre política. Por eso el presidente en Chile es electo con apenas tres millones de votos y se puede ser concejal de una comuna importante, como Concepción, con quinientos sufragios.

Patricio Khun Artigas, alcalde de la tercera ciudad más importante de Chile con tan sólo 600 votos. Un Ejemplo de legitimidad”

La gente que ejerce la política le da mala fama a la misma y luego se lava las manos, por eso tenemos a los mismos giles dando vuelta desde hace cuarenta años, los que se han mandado cagada tras cagada y se han paseado por todos los ministerios y por todas las regiones de Chile, pero que -inexplicablemente- siguen siendo electos, puesto que en nuestro país tenemos una memoria tan mala como la cazuela de caballo y estamos tan acostumbrados a asumir el mal menor que al final la cosa nos termina dando lo mismo, aun cuando sepamos que la persona que nos representa  – al menos nominalmente – en el Congreso sea un sinvergüenza de mierda (y se haya llevado una empresa estatal o un municipio entero para la casa). Son tipos que creen que “cola” es un insulto, avalan el hecho de que a muchos compatriotas le hayan puesto corriente en el pico, o los hayan suicidado de seis balazos en la nuca.

Quienes están metidos en esta cosa llamada política hacen lo imposible para cerrarle el tiraje a la chimenea e impedir que gente joven y con ideas nuevas alcancen algún puesto importante. Si por algún milagro esto llegase a ocurrir, es porque el cabro joven se lo tuvo que chupar hasta el cansancio a algún miembro de la directiva del partido, o porque algún viejujo, con cero conocimiento de lo que piensa y espera la juventud de su clase política, pensó que podría ser un buen aporte y captar el voto joven. Léase Sebastián Bowen.

A la larga, esa es la hueá que da rabia. Que los hueones que llevan años y años se sigan asegurando a costa de nuestro voto, porque eso es lo que quieren, asegurarse. Tener un sueldo fijo – que no es menor – sin trabajar como la gente decente, y vivir a costa del partido hasta el fin de sus días, siendo esta una cuestión transversal a todo el espectro político nacional. No digo que todos los políticos en Chile sean unos flojos de mierda (porque hay muchos que trabajan y sacan la cara), pero la mayoría no tiene mayor interés que hacer crecer su saldo en la cuenta corriente. Y lo peor es que los políticos chilenos se dan cuenta que nosotros ya sabemos que son unos sátrapas, pero lo que más me calienta es que ¡No hacen nada para cambiarlo!, Es como si existiera un acuerdo tácito entre ellos y nosotros en el que dejamos que nos metan el pico en el ojo año tras año, llevando a cabo una labor legisladora gato pardística.

Ezte cabro tiene un zuper buen futuro porque zabe usar el mezenller”

Hay otros que se dan cuenta de la situación y tratan de mostrarse diferentes, como que “hacen cosas” y no pierden oportunidad alguna para abrir la boca o para acaparar cámaras y hacernos creer que de verdad se ganan el sueldo con su esfuerzo. Esos son los peores, porque además de no hacer nada útil, juran de guata que nos creemos su parada de paladín de los desposeídos porque patrocinan querellas o porque fueron a tal o cual sesión en el Congreso. Ejemplos de figurines hay muchos, pero yo siento particular encono con Girardi, que se siente la zorra cada vez que publica un artículo en su web, y con Nelson Ávila, quien como parlamentario es una excelente persona.

Por supuesto que mis palabras provienen de la decepción, pero no estoy decepcionado de la política, estoy decepcionado de la gente, de su avaricia y de su egoísmo, hasta el punto de dejar de creer en quienes dicen ser nuestra voz y los representantes de nuestros ideales.  Y esa hueá puta que da rabia y da más rabia cuando militaste y te creíste el cuento , porque después te das cuenta que si no te dedicaste a chuparle el pico a un huevón o a llevarle las de abajo a otro, todo tu esfuerzo no sirvió para generar el cambio que buscaste militando en un partido, sirvió exclusivamente para que otro par de huevones cobren su cheque a fin de mes.

Sin la venda ideológica sobre mis ojos, me di cuenta que daba lo mismo el partido en el que se milite porque todos funcionan igual. Ahí te das cuenta que la UDI y el Partido Comunista son la misma mierda con distinto olor.

Yo milité en un partido que se decía socialista por casi seis años, en un partido que se decía consecuente y respetuoso de los derechos humanos, en un partido que se decía cercano a la gente, en un partido que buscaba la construcción de un Chile más justo. Cuestiones que suenan más que bonitas para un joven, por lo que me creí el cuento a ojos cerrados. Puede que haya sido por cabro chico, por gil o por esa necesidad que tenemos en una etapa de nuestra vida de ponernos una camiseta y pertenecer a algo, que se yo. El punto es que al final me inscribí feliz creyendo que de verdad estaba haciendo algo importante. Las buenas hueas x 2.

Durante esos cinco años me mamé talleres, reuniones, charlas, capacitaciones, puerta a puerta y cuanta huevá había para “hacerme más socialista”, ¿Y qué obtuve? Nada pos hueón, nada. Estuve cinco años metido ahí para darme cuenta que todo ese “mundo mejor”  que me prometieron no era más que una fantasía y que se asemejaba más al cuento del tío que a otra cosa, porque lo que todos buscaban ahí era un puestito, un carguito, una pequeña asesoría, un sueldito, un espacio para iniciar su propia carrera. Y chucha ¿Qué hacemos con la gente que creyó en nosotros? A la gente nos la pasamos por la raja porque la gente es media huevoncita y ya no sabe lo que quiere. “Los tiempos ya no son como en los míos,  los tiempos de la UP en donde el pueblo estaba organizado, ahora las cosas son distintas y hay que guiar a la gente porque ya no tiene tanta conciencia de las cosas como antes”.

Aunque sea imposible, la cosa se puso peor cuando había que buscar un candidato a la presidencia que fuese capaz de hacerle la collera a Piñera. Ahí todos sacaron sus garras y el socialismo se fue bien a la chucha. Primero porque el partido demostró estar más dividido que la cresta, lleno de facciones y proyectos personalistas, y segundo, porque  aparecieron los operadores políticos intrigantes que hacían arreglines por aquí y por allá, pegando cuchillazos por la espalda sin empacho alguno. Eso sin mencionar que llegó un punto en el que todos se preocuparon de cuidar su propia espalda, dándole su apoyo a quienes pudiesen asegurarle un puesto en un eventual nuevo gobierno de la Concertación o por último, a quienes asegurasen la manteción de las cosas tal como estaban, y quien pudo hacer eso mejor que nadie, fue Camilo Escalona, el que salió incólumne pese a la derrota gracias a la enorme cantidad de favores que le debían adentro y fuera de su partido.

No se preocupe compañero, pronto terminarán todos sus sufrimientos que son consecuencia de la plusvalía que produce la fuerza de trabajo y que no te paga el burgués aliado a la cacha de la espada. Mientras tanto, nosotros nos forramos en plata”

No es que no me hubiese gustado un puesto en el Ministerio de la Cultura, o ser asesor del algún parlamentario, o lisa y llanamente vivir a costa del partido como mi ex compañero Barros, para que vamos a andar con cosas. Pero puta, me daba vergüenza ser tan cara de raja, así que me fui de ahí sintiéndome sumamente decepcionado, tal como la viejita de  “Los Tangolpiando” de Mauricio Redolés.  En todo caso, no estoy diciendo que para darse cuenta que la política chilena es un mal chiste haya que militar, sólo que al menos lo puedo decir con conocimiento de causa.

Imagen de previsualización de YouTube

Luego, sin la venda ideológica sobre mis ojos, me di cuenta que daba lo mismo el partido en el que se milite, porque todos funcionan igual, independiente del sector al que pertenezcan. Ahí te das cuenta que la UDI y el Partido Comunista son la misma mierda con distinto olor, porque la última hueá que buscan es la democracia. La DC, por su actuar desleal y traicionera está muy lejos de ser cristiana, y que el Partido Socialista es de TODO menos socialista. Ahí también te das cuenta que la consecuencia es una mentira y que, aunque dos honorables se saquen los ojos en el hemiciclo, después no tienen ningún problema en hacer negocios juntos o en compartir puestos en el directorio de alguna corporación educacional “sin fines de lucro”.

El problema es que la raza es la mala. No me refiero específicamente  a la “raza chilena” – Palacios dixit – si no que a la especie humana en general, porque no se le puede pedir a los hombres que  hagan caso omiso de su naturaleza y renuncien a la necesidad imperiosa que tenemos de querer siempre más, ya sea poder, plata o reconocimiento. Quizás por ahí en los países nórdicos, en donde la gran mayoría de la gente tiene la vida asegurada, uno se pueda encontrar con políticos honestos y preocupados y con un sistema político integrador que fomente la participación y no la exclusión. Eso sin mencionar que el 99% de las veces proponen un debate con altura de miras y no andan preocupados de pura basura.

Aparte de flojos y sinvergüenzas, nuestra clase política anda preocupada de cualquier cosa menos de aquello que debería. Para ellos todavía es tema si uno culea o no antes del matrimonio, o si es que quieres tener un hijo o no después de un polvo, es tema darle la nacionalidad por gracia a tal o cual fulano o ponerle nombres de algún prócer a las calles. Cuando tienen que discutir alguna cuestión importante ni se aparecen, pero puta, cuando se fijan el sueldo aparecen todas las sanguijuelas.

Un político iluminado”

No quiero ser como esa gente que se cree la raja porque pone en subnick de Messenger “yo ya no pertenezco a ningún ismo” y se hacen los sui géneris contemplativos de la vida política. No, no me interesa. Yo creo que la cosa algún día tiene que cambiar, ¿Cuándo? No tengo idea. Lo que si sé, es que no será en un breve lapso de tiempo puesto que, quienes tienen el poder para generar un cambio, son los que menos quieren que este ocurra.

Comentarios publicados en "Columna: ¿Cuándo llegará el Socialismo?"

¡Deja el tuyo!
  • 1
    Dana

    Un carguito, una asesoría, un puestito en algo. Todos tratan de salvarse. Todos tratamos en realidá. Tal vez ya no estamos hechos para la política.

  • 2
    Dana

    Un carguito, una asesoría, un puestito en algo. Todos tratan de salvarse.
    Tal vez ya no estamos hechos para la política.

  • 3
    fnalvare

    Los politicos son una muestra de como esta nuestra sociedad. Estamos en una sociedad depredadora que si tiene la oportunidad de cagarte te va a cagar no por nada este es el mundo de los vivos, dicen.
    “la UDI y el Partido Comunista son la misma mierda con distinto olor.”

  • 4
    ARY

    Creo que es una reseña, no políticamente correcta, pero absolutamente verdad.
    Lamentablemente todos caemos de una u otra forma en un sistema Viciado.
    Yo por ejemplo… me encantaria votar… si quieren soy vocal de Mesa… pero ¿Para que? Para sacar a los mismos weones que en se dicen “Cola” a otro, o que “Explotan mujeres por 40 lucas”.
    Son una mierda…
    Todos juntos son una soberana Mierda…!

    Puta… yo feliz sería de un partido político (Como lo fue el autor…) pero cambiaría en algo el sistema… En nada.
    por que arriba, están los mismos conchasdesumadre que a los más jóvenes los tratan de inexpertos, y los weones jóvenes, se hacen los revolucionarios y siquiera tienen puntaje PSU de 400 puntos, por lo que no tienen las neuronas para pensar en mas personas que no sean ellos.

    En fin… La solución está en crear un referente político Jóven, que no pertenezca a ninguna alianza, pero que sea…UNA PULGA EN LA OREJA… a todos los políticos de mierda que actualemente ELIGEN las personas que van a votar.

    Saludos.

    ARY

  • 6
    openfunk

    Oye wn puta que buen post.
    Eso si, creo que si la gente que hace política es una mierda, no podemos esperar a que creen sistemas donde la política será más integradora, como en otros países más desarrollados. Es la gente, que sin ser políticos, crean estos cambios sociales

  • 7
    juano

    a estas alturas, por donde se le mire, no hay nada novedoso en decir que la política es una mierda, así que me quedo esperando a algún joven derechista, irreverente e ingenioso, rápido para la talla, como buen chileno, que sepa decir las cosas como son: ES QUE ESTOS NO SON SOCIALISTAS, SON SOCIOS-LISTOS.

    ja ja ja. captan? qué ocurrente.

    ah y no sea resentido campos, tanto que critica, el golpe fue hace mas de 30 años, los comunistas no eran blancas palomas, corruptacion, flojos y apitutados, etc

  • 9
    Camilo Bahamondes

    ¡ASAMBLEA CONSTITUYENTE POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN PARA CHILE AHORA!

    Si se quiere que la cosa cambie, y las generaciones de recambio no queremos coordinarnos como nos enseñan nefastamente nuestros antepasadoas inmediatos, hay que cambiar las bases de lo político, en lo relativo a nuestras garantías ciudadanas y en el organigrama estatal.
    Por eso es interesante concentrar las fuerzas en un movimiento de tal potencia como el de cambiar completamente-no reformar la actual otra vez más- nuestra Constitución Política….un buen golpe de timón vía Asamblea Constituyente ( o sea en debates organizados, inclusivos, consensuados) en la faz legal , simbólica, arquitectónica de nuestro país y sus naciones, cambio radical que podría plasmar con fuerza toda posibilidad de reingeniería del mundo.

    Y así, superar la triste herida que divide al país desde 1973,dando fin a la transición pactada.
    La Constitución actual es una verguenza…asi de simple.

  • 10
    alex

    Puta que es mala esta pagina,son como una cpia de gugulson pero mala,y eso que es gulson es mala jjajajaj.

    comenzaron bien pero ahora se convirtiron en una pagina que critica y critica y no dice nada.

    arreglenla estan a tiempo antes que se venga abajo esta pagina,bueno muchos piensan que ya cago

  • 11
    carlos salgado

    copia de gugulson? lavin no lleva 3 meses como ministro de educacion y los cabros chicos ya se volvieron mas estupidos que nunca.

    yo nunca milite pero me siento igual de decpcionado de nuestros politicos que nunca van a hacer nada por alguien que no sea por ellos mismos

  • 12

    Ser un huea que le gusta hablar de lo obvio y hacerse el inteligente hablando de como las cosas deberian ser en “teoría” no es tan facil hay que estudiar 5 años para hacerlo con un titulo de sociología ,yo lo hago, para que todos piensen eso y terminar limpiando vidrios si no quieres hacer encuentas para ambrosoli. Pero todos pueden escribir en una blog como piensan que deberian ser las cosas y siempre termina siendo igual de obvio.
    Decirlo con antecedentes, marco teoríco, hipotesis y claro estado de arte no hace ninguna diferencia aqui es cierto.
    Pero podria hacerlo en alguna otra parte, aunque probablemente no.
    De todas formas limpiar vidrios es un trabajo muy satisfactor.

  • 13
    marco bustos

    yo pienso que todas las notas que estan escribiendo ahora ultimo son como la raja,es como una copia de los chatnas de gugulson,en comienzo me gustaban ene ahora apestan

  • 14

    El socialismo no es más que una buena parara psudopolítica para niñitos burgueses que se quieren jotear a las minas en los pastos de las ues al compas de algún guitarreo combativo y vino caliente.

    Saludos! El Cerdo

  • 15
    fer

    vos culeao me tenis chaton con tus comentarios de mierda y fomes al igual que tu página

    vos, cerdo culeao

  • 16
    Jona.

    Interesante descarga la del autor, y aún más interesante comentario el de Felipe Iglesias y su determinista forma de ver el mundo. Que terrible que toda la gente que te haya tocado conocer sea así, unos jóvenes cualquiera, que en este caso prefirieron el lado rojo del mundo (entiéndase la trova, el socialismo, el Allendismo).
    En fin, la decepción frente a la praxis politica es bastante generalizada, y lo peor es que muchas veces se impregna en el voto de la persona que cumple el ritual por un mero deber cívico que no tiene miras a un futuro mejor porque “da lo mismo quién salga, si al final todos roban”. Aquí, o se reformulan, o definitivamente seremos un mundo enfermo y triste.

  • 17
    PR

    Francisco Campos? el mismo que participó como activo joven en las campañas de Joaquín Lavín? que pasó? se le dieron vuela los gustos panchito? o en las juventudes lavinistas lo trataron mal?

    Besitos Panchito… pronto nos veremos

  • 18

    Los sacos de huea deben tener propiedades magneticas porque se atraen. el celoso GP – aunque no se de que se podria poner celoso si se lo come atravesado – y el matón de foro PR.

    Oye PR, parece GP te lo pone tupido y parejo y, mientras te lo manda a guardar, te cuenta mal las historias o tu las escuchas mal mientras muerdes la alomohada o quizas el otro no las puede contar bien cuando la esta mordiendo.

    Y ya te dije, si tanto es tu apuro, nos vemos de una y paramos los mensajitos , NLCTM, que es lo mas sensato.

  • 19
    Constanza G.

    No sé de dónde sacan que las columnas son una copia a Gugulson.
    ¿acaso Gugulson inventó el odio? Los temas de Gugulson suelen tener que ver con cosas tan profundas o importantes como Felipe Camiroaga y todo se trata bien por encimita. Si alguien me explica bien cuál es el punto de comparación, yo feliz, ¿ah?

  • 20
    Wind

    Bravo por este acertado post, francisco!

  • 21
    Nico

    A mí también me invade ese sentimiento de niñéz corrompida, me vendieron la pescá, aquel socialismo que nunca llegó y todas esas manos. Y la loquita que estudió sociología 5 años no me viene a imponer la metodología de la investigación de Hernández Sampieri porque la idea es que las personas con o sin estudios específicos, puedan encontrar la relevancia en el acto del reclamo, del inconformismo. Hay que avisparse, y a eso no hay que encontrarle el problema epistemológico, porque los cagazos son más que evidentes.

  • 22
    Chancho Seis

    Socialistas, Fachos, Ecologistas, Bicicleteros, Anarquistas al peo que estudian en U Privada.. todos son lo mismo…. MIERDA

  • 23

    Es un Jurasick Park la política, una guerra fría con dinosaurios.