Yo canté con Limp Bizkit

Publicado por Ignacio Molina

Archivo: 240 artículos

Por Ignacio Molina / Fotos: Oscar Soto.

“Mi primer casete de Limp Bizkit lo compré a los 10 años en la Feria del Disco del mall de Conce. Recuerdo que llegué rajado a mi casa a escucharlo. Cuando sonó Just Like This estaba vuelto loco: en mi pieza saltaba de un lado a otro. Tiempo después me compré el Three Dollar Bill, Yall$. Mi canción favorita era Stuck, por su letra, principalmente”.

Han pasado casi 12 años desde aquel entonces. Actualmente Javier (21) estudia la carrera de Intérprete con mención en Canto en Pro Jazz. Quizá una consecuencia directa de la constante escucha que le dio a Significant Other cuando era un pre-adolescente. Pasa que la rabia de Fred Durst—vocalista de Limp Bizkit—es contagiosa. Y Javier eso bien lo sabe:

“Desde que entré a estudiar esta carrera, toda mi energía va hacia el canto. De hecho, cuando escucho ‘aggro’, lo que me interesa es lograr sentir una aplanadora pasando por mi mente: una energia incontrolable que saque afuera toda la rabia, ansiedad e impulsividad. Esto lo he logrado al escuchar bandas como Dillinger Escape Plan o Mudvayne, por ejemplo. Bandas con canciones con las que logro imaginarme cantándolas y mandando todo a la mierda”.

Por estos días, además de los estudios en Pro Jazz, Javier participa en dos bandas: Jizzlobbers, con la que interpreta covers de Faith No More; y El Ejército Del Ebrio, con la que canta canciones propias con temáticas de protesta. Pero de eso hablaremos en un instante. Ahora vamos al meollo de este asunto: el día en que Javier cantó con Limp Bizkit.

 

¿FALSO COMO BILLETE DE TRES DÓLARES?

Jueves, 21 de agosto, 23:00 horas. Las cinco mil personas que agotan el aire del Movistar Arena gritan tal como lo hace un cerdo antes de ir al matadero: de una forma grotesca y visceral.
Fred Durst acaba de preguntar: ¿Quién quiere cantar Full Nelson?
Cinco mil personas la quieren cantar, probablemente. Pero sólo puede haber un elegido. Y entonces cuando ese elegido se sube al escenario, se desata la ira: ‘Chúpale el pico, pendejo conchetumadre‘, ‘Bájate de ahí, tonto culeado‘, le gritan.

—Derribemos un mito. Luego del concierto de Limp Bizkit en Chile, se comentó que tu participación estuvo galleteada. Que todo estuvo programado de antes. ¿Qué hay de cierto sobre esto?
—Nada. Nada de eso es cierto. De hecho, cuando ‘traduje’ a Fred Durst me salió medio flaite, como algunos me han comentando en los videos de YouTube que registran ese momento. Si hubiese estado todo programado de antes, me hubiese preparado las cosas que dije. Pienso que si algo le sale bien a alguien, digamos en una ocasión fortuita como la mía en el Movistar o los que tocaron con Green Day el año pasado en el Bicentenario, esto no tiene porque ser maqueteado: siempre todos tenemos ese momento en que algo nos sale increíble. Siempre hay que estar viviendo el momento a concho.

—Bien. Entonces cuenta cómo diablos fue que ese día lograste subir a cantar Full Nelson con Limp Bizkit.
—Semanas antes del concierto, estuve revisando videos de Limp Bizkit en YouTube y me di cuenta que en casi todos las fechas de esta gira, en las del Download y el Rock Am Ring, por ejemplo, siempre invitaban a un miembro del público a cantar Full Nelson. Pensé que si mucha suerte podría subirme al escenario en Chile a cantar con ellos. Entonces, minutos antes de entrar al Movistar, anoté en un cartel ‘I wanna sing Full Nelson’ (‘quiero cantar Full Nelson’), y después de dejar la vida tratando de llegar a primeras filas, cada vez que las luces se prendían mostraba el cartel para que Fred lo viera. Cuando caché que Fred preguntó si alguien se sabía la letra, le dije a los que estaban a mi lado que me levantaran. Entonces él me vio y me dijo que subiera.

—Luego de subir, ¿qué fue realmente lo que te dijo Fred Durst?
—Lo mismo que traduje. Se harto inglés así que pude comunicarme la raja con él. Cuando subí me preguntó si sabía inglés y si podía traducir literalmente lo siguiente: ‘Este es uno de los momentos más felices en mi vida. Diles que cuando vuelva voy a saber hablar español y que pienso que están quedándose dormidos. ¡Diles que te he traído acá para que juntos mandemos este lugar al jodido infierno’. Fue exactamente lo que me dijo y  en el momento lo  traduje como pude, debido a la adrenalina y al nerviosismo.

Imagen de previsualización de YouTube

NOBODY LOVES ME

—Mientras estabas arriba del escenario, en la cancha el público te gritaba de todo. Insultos, principalmente. Algunos, por ejemplo, te gritaban: ‘Bájale los pantalones y chúpale el pico, pendejo culeado’…
—Es divertido: en todos los videos que he visto hay un insulto o una talla similar. Me lo tomo con gracia y me cago de la risa. En este país, frecuentemente tendemos a tirar para abajo a los nuestros. Como a Zamorano, Salas o Suazo. Nos gusta huevear con defectos o debilidades que vemos en los demás.

—Cuando estabas ahí parado frente a unas cinco mil personas, justo antes de cantar, ¿qué pasaba por tu cabeza?
—Siempre he tenido un problema para hablar frente a masas de personas. Nunca sé qué decir. Y esa noche, mientras estaba ahí parado traduciendo para tanta gente, estaba muy nervioso y ansioso. Principalmente por todo lo que estaba viviendo y por lo que estaba por vivir: ¡cantar con Limp Bikit! Pasó todo tan rápido que las pifias y puteadas nunca van a ser el recuerdo de ese momento.

“DESPUÉS DEL CONCIERTO, FRED DURST SÓLO QUERÍA IRSE A DORMIR”

—¿Tuviste la posibilidad de hablar con Fred, Wes, u otros de la banda luego del concierto?
—En el after show hablé con Fred un rato. Muy poco rato, la verdad. Él me firmó el cartel y después dijo que estaba cansado, que no tenía mucha paciencia así que quería irse luego a dormir.

—¿Te defraudó su actitud? Tal vez esperabas algo más de su parte
—De su actitud no esperaba tanto. Sé que Fred Durst tiene fama de pesado. Igual le creí que estaba cansado y que quería puro irse, pero me hubiera gustado conversar un poco más con él y la banda. Obviamente me hubiera gustado carretear con ellos, pero se fueron altiro al hotel y con la gente que estábamos en al after lo intentamos, pero bueno, después de todo lo que había vivido sentí que ya bastaba y sobraba”.

—¿El mejor día de tu vida?
—Claramente fue uno de los días que marcan mi vida, pero afortunadamente he tenido otros grandes días. Como cuando fui a los conciertos que dio Faith No More en Chile y pude conocer a Mike Patton y él, para mí, pasó de ser un ídolo a un tipo sencillo y piola.

PATTON: LA ANTÍTESIS DE DURST

—Eres una suerte de stalker o qué… ¿Cómo conociste a Patton?
—A Patton lo conocí el 2009, el día antes de La Gala en el Caupolicán fui con un primo al Hotel W a esperarlo. Estuvimos ahí varias horas hasta que lo vimos salir con Fuguet. Luego esperamos que volviera. Nos quedamos hasta las dos y media más o menos. Cuando nos íbamos a casa para dormir, vimos que la van en que salió estaba de regreso. Entonces mi primo, tres minas y yo, lo abordamos cuando entró. Patton, mucho más amable que antes, nos empezó a conversar y tirar la talla. Nosotros, felices, le enseñamos cosas de nuestro país.

Recuerdo que le interesaban los garabatos y que no le gustaba que lo trataran como rockstar o ídolo. Él sólo estaba buscando conversar un rato y que le contarán cosas de nuestra cultura o conocer gente que le entregara algo interesante. De hecho, esa noche Patton anotaba todo lo que le gustaba—de lo que le contábamos—en una libreta. Incluso algunos garabatos que ya ni recuerdo. Estuvimos hasta las cinco de la mañana conversando con él en el lobby del W. Hasta le dijimos que se fuera a dormir porque al otro día era La Gala y tenía que estar preparado. Fue una bonita experiencia. Patton, a diferencia de lo que sus fans creen, es igual que todos nosotros, pero mucho más chistoso eso sí.

SHOW ME WHAT YOU GOT

Cuando Javier terminaba de cantar Full Nelson con Limp Bizkit, se mandó un grito de aquellos que es capaz de silenciar a un estadio entero. Uno de esos mismos que Patton hizo famosos y que Chino Moreno —vocalista de Deftones, otra banda que Javier admira—acogió tan bien en su repertorio vocal. Un grito como el que daría un gato mientras es incinerado en algún pozo del infierno. Un grito que Javier ocupa frecuentemente cuando toca con Jizzlobbers.

—A propósito de Patton y su sentido del humor: tu banda se llama Jizzlobbers por la canción del Angel Dust. ¿Sabías que jizzlobber significa algo así como ‘amante del semén’ (jizz lover)?
—Despúes de un año con Jizzlobbers supimos ese significado. Según lo que he buscado Jizzlobber también se puede interpretar como ‘eyaculador potente‘, traducción que genera aún más onda para lo que significa esta banda tributo: soltar energía y que otro la reciba… ¡Guardando las proporciones del significado! Además, la letra de la canción Jizzlobber del Angel Dust dice mucho sobre el recuerdo de un abuso o también de algo malo que uno ha hecho y que le atormenta. Algo que deja traumas. Pienso que si se puede lograr ese ‘abuso’, esa ‘violación’ al público de un concierto, en términos de que podamos ‘entrar’ en ellos de alguna manera, pues este nombre está bien para nosotros como banda.

Imagen de previsualización de YouTube

—¿Cuándo toca Jizzlobbers?
—Tocamos este 12 de agosto en el bar La Cantera de Valparaíso. Estaremos junto a las bandas locales Perraje, Líquido Amniótico y Lisérgico. En medio de un tributo acústico a Chris Cornell. La entrada cuesta luca.

—¿Será un show acústico, entonces?
—No, las demás bandas harán eso con canciones de Cornell y Soundgarden. Nosotros haremos el mismo show energético que constante intentamos. Uno donde incluimos temas desde el Introduce Yourself hasta el Album Of The Year, dándole principal énfasis al Angel Dust. La idea con Jizzlobbers siempre ha sido sacar afuera toda la energía: intentar traspasar la fuerza que puede tener un show de Faith No More, con toda la locura, escupitajos y lo que sea que venga. Y si funciona o no, será. La idea es pasarlo la raja sobre el escenario.

Comentarios publicados en "Yo canté con Limp Bizkit"

¡Deja el tuyo!
  • 1
    Ennio Gnecco

    Excelente nota… tb hice la gran stalker cuando estuve con Franz Ferdinand Post-Viña. Sólo comentar que se “traduce” de papel a papel y se “interpreta” de manera oral, por lo que este chico en el escenario fue interpretar al cantante. Saludos de un estudiante de Traducción e Interpretación Inglés-Español esperando que se baje la toma para dar su examen de grado.

    Thumb up 1 Thumb down 1
  • 2
    Nicolás

    Que envidia, pero el loco canta pulento, así es que bacan :)

    Thumb up 0 Thumb down 0
  • 3
    pNcub0

    ooooo buena la nota weón. Antes que nada, me sincero. Yo te grité: BAJATE DEL ESCENARIO PENDEJO CONCHATUMADREE!, pero despúes, a medida que avanzaba Full Nelson, le enseñaste a moverse y a cantar al maricón de Fred Durst en solo 4 minutos. Me tapaste la boca pendejo Jizzlobber, toda la suerte del mundo y ojalá te subas a cantar con Serj y Eddie Vedder y a futuro con Britney Spears.

    Thumb up 2 Thumb down 0
  • 4
    camilocha

    Tenís la tremenda voz, te pasaste. El grito al final es pa cagarse y que envidia que conociste a Mike, se nota que el loco es tela y no tiene esos aires de hueón engrupio. Saludos y vengan a Conce, amantes del semen xd

    Thumb up 1 Thumb down 0
  • 5
    Pablo

    Yo lo ví cantar desde arriba de la galería y mi socio realmente se lució, le show que se mandó con la banda fué realmente increíble. Mala onda los sacos de weas que producto de la envidia gritan weás mala leche, de esos hay en todos lados. No lo digo por ti en too caso pNcub0… Reitero las felicitaciones a Javier, se las mandó!!

    Thumb up 1 Thumb down 0
  • 6
    ximena

    wena patton chileno, jajaja, STALKER de Patton es la mejor forma de describirlo.

    Thumb up 0 Thumb down 0
  • 7
    pepe

    cualquier culiao que le guste limp Bizkit es un aweonao.

    que mierda culia de banda mas mala.

    #corta

    Thumb up 2 Thumb down 3
  • 8
    xxxx

    el de arriba es un saco wea. mira que venir a postiar a estas horas en esta fecha en un posteo tan viejo.

    Thumb up 3 Thumb down 0
  • 9
    Srta. Staley

    Javier te amo incognitamente.

    Thumb up 0 Thumb down 0
  • 10
    Carlos Rios

    Que buena historia…pero aun hay algo que no entiendo ¿al final le bajo los pantalones y se lo chupo?

    XD

    Thumb up 0 Thumb down 0