Valparai-zombie: Las micros kamikaze del puerto dan señales del fin del mundo

Publicado por Luc Gajardo

Archivo: 80 artículos

Por Luc Gajardo

La situación recuerda demasiado a Shaun of the Dead. Una aparente normalidad en primer plano mientras en un segundo, tercer plano, los zombies empiezan a brotar como los caracoles después de la lluvia.

Todo cristiano que haya carreteado en Valpo alguna vez sabe que el regreso de madrugada a Viña, Quilpué e interiores, es una travesía bastante kamikaze. Hay que considerar que las micros básicamente se convierten en cajitas de jugo llenas de puro ídem y gente, pero puestas de forma horizontal y con ruedas. En estos reducidos espacios los usuarios se las arreglan para viajar a toda velocidad por Av. España, adecuando su diseño interior a lo que la necesidad del momento requiera: ring de box o lucha libre, sala de conferencias y debates, motel, karaoke, bar, discoteque, baño, etc.

Otra cosa que ocurre, más a menudo de lo que la razón puede aguantar sin apachurrarse, es que las micros sufren de combustión espontánea.

La otra es que tanto los conductores como sus acompañantes, más conocidos como parrilleros, van en muchas oportunidades contagiados por la noche y el carrete, con el cerebro irrigando sangre muy rápido y con las ñatas tapizadas con pasta de muro. O sea jalados.

Me gustaría escribir ‘pero nada hacía presagiar lo que pasaría este fin de semana‘, pero no puedo porque sería ocultar la verdad, porque sí hubo presagios. Hace dos semanas, en una micro que volaba desde Valpo. a Viña a altas horas de la noche, venía un metalero, alto, de pelo largo rizado, tatuaje de una CRUZ INVERTIDA EN LA FRENTE, dando un discurso apocalíptico en el cual, obviamente, anunciaba el fin de los tiempos y se reía de la ignorancia de los pasajeros que veníamos todos moto (*).

Así y todo, lo ocurrido este fin de semana no dejó a nadie sin horrorizar. 3 AM del Sábado. Dos hermanos F (30) y D (27) venían de vuelta desde Valparaiso. Al parecer el micrero quizo tomar un desvío, cosa que no les pareció a los hermanos. D fue a pedirle al chofer que le devolviera la plata. Una vez. Dos veces, y ahí se desató el infierno. El parrillero Luis (19) se volvió zombie y atacó a D provocándole lesiones y una «mordedura humana con amputación traumática en el dedo meñique de su mano izquierda«. O sea le sacó el dedo, o un pedazo.

El zombie Luis fue detenido. Al igual que el chofer (quien registraba detenciones por amenazas simples, amenazas a Carabineros, hurto simple, y tenía una detención pendiente) que fue arrestado y arriesga 3 años de cana.

D (de dedo) se recupera de sus lesiones y el trauma y se encuentra en observación por el riesgo de presentar síntomas de contagio zombie.

* Se le dice ‘andar moto’ a venir raja en la V Región.

Acá una canción ad-hoc: Krapula – Zombie extraterrestre (HxC Punk de Valparaíso)

Imagen de previsualización de YouTube

Comentarios publicados en "Valparai-zombie: Las micros kamikaze del puerto dan señales del fin del mundo"

¡Deja el tuyo!
  • 3
    777

    CLARAMENTE nos encontramos en el fin de los tiempos, con tanto atque en gringolandia era evidente que se nos iba a pegar la moda.
    En fin, valpo en las noches se pone bien bizarro, yo creo que todos los que hemos carretiado en el puerto tenemos más de un recuerdo que queremos borrar…

  • 4
    m

    Ya llegará el dia en que se abran las grandes avenidas y bajen los zombies de Montedonico

  • 5
    Camilocha

    a mí una vez un hueón curao me quiso pegar, y eso que le pregunté que en cuál calle estaba, Valpo culiao.