Review: Feist en Amanda

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1796 artículos

Por Vadim Vidal / Fotos por Rosario Oddo / Foto principal por Jaime Carrera

Como no soy crítico de recitales voy a partir contando que el sábado en la tarde había leído recién en la prensa de papel lo de Amanda Todd y me quedó dando vueltas esa historia trágica de un país que todos suponemos como el paraíso en la tierra. Y todos lo suponemos así, en parte por «Bowling for Columbine», y también por los grupos y solistas que han aparecido en Canadá a lo largo de este siglo. Los que ampliaron nuestro mapa de lo que conocíamos por Norteamérica en cuanto a música se refiere. No los voy a enumerar, pero en uno de esos grupos estaba Leslie Feist y después descubrí Mushaboom y todo lo demás.

Iba con eso en la cabeza dispuesto a encontrarme con todo del recital menos con sus dos ingredientes fundamentales: la extensión y sus arranques rockeros. Con la voz de ella me bastaba a decir verdad, pero lo que vimos desde las 23.15 del sábado hasta la 01:30 del domingo fue bastante más que eso. A saber: la preponderancia de la guitarra eléctrica por sobre la de palo, casi todas las canciones de Metals y el coro.

Por partes: (1) Toca raro la guitarra Feist, ocupa bastante el pulgar en el rasgueo, lo que hace que el total de su performance sea de contrastes: voz sutil y guitarra aguardentosa. No es una dotada, pero tiene garra de sobra. O pulgar mejor dicho. (2) Metals es un disco grandote y en vivo suena aún mejor. (3) Las chicas de Mountain Man eran un espectáculo aparte y el contrapunto vocal preciso para la voz principal. Un amigo dijo que eran como “chicas del Campus Oriente”; divertidas, guapas y con pinta de tener todos los apuntes.

Puntos altos: los hits de Reminder: Feel it all (con la pésima traducción del gordito del público), So Sorry (canción liquida señoritas), Sealion (cover de Nina Simone) y la versión de Limit to your love, que transformó en un dub con efectos de micrófono, quizás para desmarcarse de James Blake que, digámoslo, le arrebató la canción. En mi opinión A Commotion, Comfort me y Get it wrong, Get it right estuvieron igual de soberbias pero con menos prensa.

Es llamativo también que nadie haya pedido 1234. Aunque era cosa de pedirle canciones, metió incluso de Broken Social Scene y de Let it die. ¿Exceso de pitillismo?¿en el Amanda está prohibido tocar megahits? En fin.

Es curioso, a pesar de su espléndido registro, funciona mejor acompañada. Uno esperaba que sola, guitarra en mano y con luz cenital alumbrándola, nos iba a robar el corazón. Pero en directo lo suyo no es la emotividad. Es en grupo cuando está más en forma, más energética, más feliz. Si a su compatriota Amanda hubiera estado igual de bien acompañada habría encontrado quizás un lugar donde quedarse.

GALERÍA:

Comentarios publicados en "Review: Feist en Amanda"

¡Deja el tuyo!