Tengo un sueño (a propósito del show de Clap Your Hands Say Yeah! en Amanda)

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1852 artículos

Por Cha Giadach / Fotos por Jaime Carrera

Siempre he querido ver a Clap our Hands Say Yeah en vivo. Es una de esas bandas que me llaman la atención. Como para ver las diferencias entre el sonido de estudio y como-podrían-dejar-la-cagada-en-vivo. En Primavera Fauna no los pude disfrutar porque estaba concentrado en otras cosas. Me quedé con la bala pasada, así que tenía que verlos en su show solista-solos-sin-nadien-más.

Poco después de unos problemas de la infame “lista de prensa” entramos junto al fotógrafo de Disorder al Amanda y nos separamos. Él se fue para adelante a sacar fotos y yo quede tirado atrás tratando de escuchar algo. Así que baje igual. Subí otra vez. Baje otra vez más. Subí otra vez. Pero igual lo disfruté. Desde “Satan Said Dance”, pasando por “The Skin of My Yellow Country Teeth’ y “Let the Cool Goddess Rust Away” hasta “Upon This Tidal Wave of Young Blood” fueron un cañón. Un cañón en el sentido no tan amplio de la palabra, ya me explicaré sobre eso, pero fueron fieles así mismos. No esperé nada más, ni nada menos. Fueron precisos, no quedaron mal con nadie. Incluso considerando que su vocalista Alec Ounsworth es un tipo más tímido que la chucha. Dan ganas de cachetearlo cada vez que canta algo. Abre los ojos Alec, no te vas a cagar. También somos seres humanos. Creo. Algunos no.

Tengo un sueño. Este sueño consiste en que el concierto vuelva a ser concierto. Y no un maldito evento social. No quiero escuchar de Risopatrones, ni de apellidos castellanos compuestos, ni del partido de polo, ni de rugby, ni de cómo te pone el gorro el Benjamín, el Joaquín o el Juan José. No tengo nada contra el local donde fue este encuentro musical. Me importa un rábano quien sea el dueño, quien organiza las fiestas, no me importa, en verdad eso no tiene importancia. Encuentro que Amanda es un buen lugar para fiestas y conciertos. Incluso tiene buen sonido. No estoy criticando ni donde queda, ni quien es parte de su organización. Critíco a todos los giles que van para allá a interrumpirle el espectáculo a los que quieren ir a ver y oír música. ¡Es música! ¡MÚSICA! ¡CÁLLENSE!.

Eso fue lo que pasó en Amanda. En momentos (no siempre) Clap Your Hands Say Yeah fue opacado por un montón de gente que agotó las entradas para ir a hablar con sus amigas y amigos del colegio. Dejando a un montón de personas, que de verdad querían ver a la banda… afuera, esperando que algo pasara, mientras todos pasaban con sus códigos QR para entrar, felices, sonrientes, luciendo sus ropas de ultima moda. Para ir directo al trago y a hablar de estupideces.

¿Soy un amargado? Puede ser. Tengo un trabajo en el que tengo que lidiar con eso casi todos los días. Y en verdad no me molesta. A las marcas, a las productoras, a los centros de eventos, a todos ellos, le gusta ese publico. Tienen el puto dinero. Tienen el billullo. El real. Para eso son los conciertos hoy por hoy. Maldita sea.

Quiero volver a ver a gente sangrar y sacarse la chucha en conciertos. Quiero volver ver a gente quedando afónica cantando. Quiero volver ver a gente llorar.

Ese es mi sueño.

Setlist:

Satan Said Dance
Same Mistake
Gimmie Some Salt
The Skin of My Yellow Country Teeth
Details of the War
Some Loud Thunder
Let the Cool Goddess Rust Away
In a Motel
Over and Over Again (Lost and Found)
Hysterical
Maniac
Is This Love?
Cover Up
Heavy Metal
Encore
The Witness’ Dull Surprise
Upon This Tidal Wave of Young Blood

GALERÍA:

Comentarios publicados en "Tengo un sueño (a propósito del show de Clap Your Hands Say Yeah! en Amanda)"

¡Deja el tuyo!
  • Gonzalo Aranguiz

    Salí del show pensando exactamente lo mismo.

    No tenía entradas por que me quede sin lucas después del Primavera, apliqué concursos pero obviamente no gané, fui con la pura fe a ver si vendían en puerta o reventas, pero no había nada «sólo ventas para el post show» (a quien chucha le importaba el post show!), dí jugo hasta las 23.15, hora en que una loca (que podría jurar que no sabía a que chucha iba) me vendió un par, porque ella estaba en una lista.

    Ya estaban tocando, no me lamenté por haber pagado el doble por las entradas, me lamenté por no haber tenido el tiempo para ubicarme tranquilo, miré desde donde se podía, pero ese era problema mío, me pasó por gil y pobre wahahaha.

    Mucho mucho wn que iba y venia, pa que!? No vení a mirar un show ctm!?, otros más de espaldas al escenario con el vasito en la mano y la conversa (tónica también del Primavera Fauna), así como no faltó los weones prepotentes y sin respeto que pasaban sin hacer siquiera una seña de permiso pa pasar, curiosamente esos weones eran los prototipo paltón con el bronceado y la camisita rayada. Me dan lo mismo esos weones, me da lo mismo estar con esos weones, pero cuando empiezan a influir en tu experiencia del show (llenando la weá, hablando seas que a quien chucha le importan, agotando los tickets, etc.) me dejan de dar lo mismo. Los más simple es evitar ese público, espero no tener que volver a los cobres.

    Me gustaba la idea de ver a CYHSY! en el Amanda porque el tamaño aseguraba un concierto íntimo, pero a todas luces -creo yo- daba para un show en otro lado, independiente si era íntimo o no, más importante era que tocaran solos y en ese lugar seguramente no habría llegado todo el público del Amanda, habrían llegado sólo los más interesados.

  • OJO

    Ojo que no es sólo en Amanda, pasó lo mismo con The Walkmen en la ex Oz. El problema no es el lugar, es la maldita gente.

  • Claudits

    Me molesta compartir espacio con ese tipo de publico, pero a la vez comprendo q si no es pq ellos van y tienen las lucas pa pagar, la banda no vendría, la marca no se interesaría en auspiciar y el largo etc. de cosas q no sucederían. Por eso me dedico a cantar lo más fuerte posible las canciones que me sé, a disfrutar. Por último q quede claro q todavía existe gente q va a escuchar a la banda !!!

  • Elizabeth Gallardo Valdivia

    Por la cres&% que tienes razón, soy periodista y media melómana, así que al igual que tú voy a disfrutar a las bandas, no a socializar, porque si quiero socializar, mejor voy a un pub con mis amigos o nos juntamos en una casa. El problema es que se ha vuelto moda ir a conciertos y lo peor es que aunque critiquemos mil va a seguir pasando :/

  • Trolliver

    Este estilo de reseñar está demasiado manoseado.

    Podríamos señalar que el elegante Franetovic lo inaguró -en el mismo Amanda- mediante este brillante texto: http://www.disorder.cl/2009/04/07/coralie-clement-futuro-esplendor/

    Y luego, un año más tarde, el estilo fue llevado al límite por el encantador Ignacio Molina: http://www.disorder.cl/2010/05/30/yann-tiersen-en-chile-2010-chiste-repetido/

    Más:
    http://www.disorder.cl/2009/12/12/justice-en-chile/

    http://www.disorder.cl/2012/02/20/escapando-como-un-animal-de-la-supuestamente-media-fiesta/

    Actualmente, en toda la blogosfera, existen intentos, imitaciones, plagios, reproducciones, emulaciones, como las realizadas por el también encantador -y elegante- Cristóbal Bley: http://www.paniko.cl/author/cbley/

    Los puntos sobre las íes.