“Como te quiero Beach House” o “Como hacerse el hombre y no llorar”

Publicado por Camilo Salas

Archivo: 1298 artículos

Beach-18

Por Cha Giadach / Fotos por Jaime Carrera

El título de esto es algo exagerado. Nunca me volvió loco Beach House. Me sé sus discos de memoria pero nunca me causaron algo más que nostalgia, pena, alegría, en fin, sentimientos naturales que salen de melodías como las que hace esa banda. Nunca me movieron el piso, pero eso no significa que no me conmovieran. Yo los conocí por mi paso laboral-radial, no sé si los conocía de antes. Un lugar donde Beach House era prácticamente el pan de cada día, y cuando sonaba “Zebra” todos los que escuchaban el dial se ponían melancólicos, incluyéndome. Se notaba en redes sociales, se notaba en el ambiente. Son de esas agrupaciones que llegaron a dejar una marca, no de forma agresiva, pero a su modo. Diciendo, a su manera… “Aquí estamos. Vamos a pasear un ratito de la mano bajo las estrellas. Pero no te pases rollos”. Como la mina a la que le das un beso y después no vuelves a saber de ella nunca más.

La Cúpula estaba pasada a marihuana este domingo recién pasado y fui con una compañera de tocatas con la cual me gusta ir a conciertos porque siempre escucha atentamente. No interrumpe, ni dice nada. Me siento incapaz de disfrutar un concierto con alguien que no para de hablar. Y que existan personas así en este mundo donde la foto y el flash predominan se agradece. Porque digámoslo… hace rato que los conciertos en el circulo local se han convertido en un evento social más que musical. Normalmente me aterra ese ambiente y me voy corriendo a otro lado. Así que gracias compañera.

Beach House nos ha dado buenos discos. Dependiendo del gusto de cada uno, preferimos la sonoridad de este o del otro. Pero siempre han tenido la firma de Alex y Victoria. El domingo nos deleitaron con temas que todos los que los hemos escuchado conocemos. Sin embargo pasearon por el “Devotion”, y eso es algo que los cabros en las primeras filas agradecieron. Se notó, se disfrutó. Y salta a la cabeza esa mierda de tildar como “hipster” todo lo que suena como Beach House ¿por qué? Son buenos músicos, son un buen show. Te van a reventar los oídos y también hay buen movimiento de cabellera como cualquier maldito espectáculo de rock. ¿Qué mierda les importa? Dejen sus putas maneras de juzgar atrás y vayan a comprar discos de una vez por todas. La Cúpula estaba llena, y eso significa algo, puede ser moda, puede ser no sé… seguir al rebañó… tal vez. Pero los que se quedaron esa noche en sus casas, puteandole a la oscuridad, al arribismo de evento social, con su amargura anti juventud… se perdieron de un buen espectáculo.

Beach-19

Muchos encontraron que la puesta en escena estuvo notable. Las luces, las visuales, etc. Otros la encontraron exagerada, mal hecha, cosas de cada uno. Por mi lado solo tengo que criticar al sonido que a veces se iba al carajo. A veces por culpa del Alex, a veces por culpa del batero Daniel, que a ratos se notaba que estaba en otra. Pero nada más. Le dieron lo que querían al publico, fue uno de esos conciertos al que había que ir porque es difícil tener a bandas como esta en Chile. Aunque en los últimos años hemos tenido muchos conciertos de los buenos, siempre es difícil traer a cualquier banda. Pregúntenle a las productoras. Por mas que nos quejemos de los precios, de que viene este y de que no viene el otro, ellos son los que se llevan todas las puteadas e igual siguen trabajando. El esfuerzo es lo que vale, supongo.

Tengo que admitir que casi me pongo a llorar en el concierto. Porque me pongo mamón e idiota. Son esas cosas que pasan en vivo y en directo, que no se pueden explicar, sólo hay que estar ahí… en el momento… para tratar de entenderlo. Pero no lloré para no asustar a nadie con mis lagrimas y mocos.

A todo esto… me gustas Victoria. No soy lindo, pero tengo corazón. No sé si eres vegetariana… pero… vamos a comer un Barros Luco.

Setlist / Teatro La Cupula / 1 de septiembre, 2013

Wild
Gila
Lazuli
Norway
Used To Be
Other People
Lover Of Mine
New Year
Take Care
Master Of None
Silver Soul
The Hours
Zebra
Wishes
Heart Of Chambers
10 Mile Stereo
Myth
Encore:
Astronaut
Irene

GALERÍA:

Comentarios publicados en "“Como te quiero Beach House” o “Como hacerse el hombre y no llorar”"

¡Deja el tuyo!