ExpoWeed 2013, así partio la segunda Feria del Cáñamo

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1796 artículos

Bajo un sol y calor repudiable nos embarcamos hacia el Parque O’Higgins donde ciudadanos de todas edades se congregaron en masa para asistir a esta Feria del Cáñamo que se realiza en Chile.

Nos colocamos uno bueno antes de llegar a los 30 minutos de fila buscando la sombra y poder pasar a la revisión de Carabineros, donde las cortaplumas y escopetas hechizas eran requisadas. No vaya a ser que estos revoltosos se agarren a tunazos. Retiras tu pulsera y ya estabas dentro.

Antes de la larga entrada, jóvenes emprendedores gastronómicos ofrecían sus productos con poca estrategia de marketing. Un solo joven con chispa innovadora avisó a la fila sobre las mágicas propiedades de sus muffins, finalizando con un «no se arrepentirán». 15 personas se abalanzaron sobre la cuneta y nosotros también, embolsándose unos 20 mil pesos en 30 segundos. Metros más allá otros jóvenes apostaban a la apariencia vendiendo magic muffins más grandes al doble del precio, de color verde y adornados con colores y semillas de la satanizada planta. También compramos de esos porque había que aprovechar. Perdimos 5 metros de fila pero no importa. Si me preguntan mi opinión el primero estaba mejor, y si mezclados me dieron otro subidón, puedo apostar a que sí.

Tal como una feria de armas o vehículos blindados, los asistentes se agrupaban en los stands consultando sobre los productos y sus propiedades. Había de todo: Semillas, muchas semillas, bongs, pipas, máscaras, químicos para pichicatear tus plantas, clósets de autocultivo para abastecer una pobla entera, cosméticos, analgésicos, papelillos por miles y promotoras guapas. Debemos decir que el nivel de la feria nos sorprendió y sin duda concluimos que la industria se está moviendo bastante en Chile si miramos hacia unos 4 o 5 años hacia atrás.

Pasamos al patio de comidas ya que el hambre se hizo presente y vimos a cientos como nosotros bajonear después de una larga cola para comprar comida cara que fuimos a devorar bajo un árbol escuchando a unos Ocean Soldiers recagados de calor en un escenario sin sombra y con unos treinta grados. Familias completas descansaban en el pasto, aromas de cultivos gourmet y paraguayos se hacían notar con timidez. Un superhéroe verde y de capa roja autodenominado WeedMan corría por el parque haciendo espectáculo mientras la gente reía y fotografiaba al curioso personaje.

Nada que decir, pura buena onda con el jugo que dio WeedMan y toda la gente que fue a la ExpoWeed, hasta el momento que nos fuimos ni siquiera vimos basura en el suelo. No estábamos para charlas ni debates porque nos consideramos consumidores solamente (aunque es probable que mi próxima compra sea la autobiografía de Howard Marks alias Mr. Nice que más de alguna historia debe tener).

Hueveo aparte: hay que agradecer instancias como ésta, ExpoWeed es un buen panorama para informarse sobre la cultura y la industria que rodea al cannabis. Un ejemplo para todas esas personas cagonas, de visión estrecha que aún viven con el pensamiento medieval de meter todo en un mismo saco y otro paso más en el camino de la despenalización y el autocultivo de la planta en un país lleno de gente que condena una conducta sin informarse objetivamente.

Que se repita el otro año.

GALERÍA:

Comentarios publicados en "ExpoWeed 2013, así partio la segunda Feria del Cáñamo"

¡Deja el tuyo!