Yusuf Islam alias “Cat Stevens”: Padre, te quiero.

Publicado por Cha Giadach

Archivo: 955 artículos

cat1

Por Cha Giadach / Fotos por Carlos Müller.

El jueves pasado fuimos a Cat Stevens. No quisimos escribir antes porque también tocó el sábado, entonces iba a ser como un spoiler para todos los que gastaron grandes cantidades de dinero para asistir a tal evento con una arena Movistar repleta de familias y tapizada con comerciales de banco.

Prácticamente todo el publico fue en auto. La elipse del Parque O’Higgins, donde marchan los milicos esos, llena de vehículos 4×4. Las afueras del parque colapsados. Nadie se quería perder al Yusuf. Taco de dos horas para entrar. Gente vestida como para ir al Teatro Municipal corriendo por Tupper, una imagen chistosa. Se notó que muchos eran invitados, ya que habían muchos cabros tomando bebida en las terrazas de la Arena, ni se dignaron a ver el espectáculo. Estaban acompañando a sus viejos, quizás obligados. En gustos no hay nada escritos. Dicen. Parece. ¿No? ¿Sí? Filo.

La barra brava de Cat Stevens estaba compuesta por familias, muchas familias. Padres e hijos abrazados, coreando como nunca. Era como un comercial de Clos de Pirque de larga duración. Mamón (“papón” en este caso), enternecedor, a ratos facho. Pero eso no importa. La música del ingles de origen griego es para eso. Para reconciliarse con el viejo a pesar de que haya votado por Piñera, o algo por el estilo. Tu padre sigue siendo tu padre, a pesar de que a veces sea un idiota. De ese idiota vienes tú.

Desde “Moon Shadow”, pasando por “Peace Train”, hasta «Father & Son»“Wild World». Puros himnos que algunos escuchamos en la infancia. En los cumpleaños en el hogar. De fondo en el asado de domingo. En los eternos viajes en carretera. Cat Stevens fue capaz de rememorar momentos personales en todos los que escuchaban atentamente su show. Incluso a los que se escapaban temprano para poder volver al barrio alto rápido, sí, incluso ellos se quedaban un rato parados en la puerta para escuchar hasta el ultimo segundo posible.

A pesar del tiempo, de sus cambios, de sus canas y todo lo que trae la edad, sigue teniendo la misma voz. Esa misma del vinilo, del cassette, del CD rayado. Su banda es impecable y le sigue el ritmo. Sigue guitarreando como siempre y nunca deja de lado el buen humor. Se nota un hombre agradecido de su publico, decía gracias a cada rato. Pero en especial se nota un hombre agradecido de la música.

Un concierto a ratos perfecto, pero también a ratos un poco bullicioso. ¿Por qué? Porque tal vez uno espera a que Cat Stevens sea un algo más intimo. Verlo en una arena es un poco estremecedor. Su música tranquila y buena onda no es para eso. Y parece que incluso a él molestaba, creemos, por lo menos lo hizo notar cuando no quería aparecer en las pantallas gigantes cuando hacia algo tan simple como tomar agua.

Papá, te quiero.

P.D: Cuando volvió al escenario después de los aplausos del insistente publico se parecía al Temucano. Porque volvió con poncho. Eso. Observación personal estúpida e innecesaria.

cat

Setlist
Moonshadow
Where Do the Children Play?
Sitting
I Love My Dog / Here Comes My Baby / First Cut Is the Deepest
The Wind
Thinkin’ Bout You
Miles from Nowhere
Sad Lisa
Everytime I Dream
Don’t Be Shy
You Can Do (Whatever)
Maybe There’s a World / All You Need Is Love (The Beatles)
Oh, Very Young
Roadsinger
Foreigner Suite / Heaven (Where True Love Goes)
Midday (Avoid City After Dark)
Juego Bonito
Rubylove
My People
Changes IV
Father and Son
Peace Train

Encore
Morning Has Broken
Wild World
Tuesday’s Dead

BONUS: Yusuf Islam en la mezquita As-Alam el viernes, Santiago de Chile. (Foto extraída del Facebook de un pakistaní buena onda que vive en Chile)

yusuf

Comentarios publicados en "Yusuf Islam alias “Cat Stevens”: Padre, te quiero."

¡Deja el tuyo!
  • 1
    Joaquin

    Dan ganas de no leer mas disorder despues de esta reseña. Harto pobre y basada en puras impresiones y opiniones de los asistentes, dejandolos como «pobres weones». Bien malo, creo que Cat Stevens da para harto mas que hablar que estaba lleno de 4×4, es mas esos tipos de comentarios suenan a resentimiento, saludos