Cave, Watchout! y The Ganjas: Volando entre San Diego y Arturo Prat

Publicado por Cha Giadach

Archivo: 955 artículos

Espectaculares fotos y videos por “Perno”. (Facebook / Youtube)
Cave03

El nuevo Teatro Diana. Por fuera es una puerta común y corriente. A uno le suena a los juegos Diana y efectivamente es parte de todo el lote de los insignes juegos que han hecho que se diviertan grandes y chicos por ya varias generaciones. Digamos que es la parte de atrás del mítico local de San Diego sólo que uno entra por Arturo Prat. Uno baja por unas escaleras muy acolchadas (que dan ganas de tirarse por ellas, no importa si te rompes los huesos. Se veían cómodas) y llegas a un espacio que tiene un bar. Entre el alcohol y las ganas de fumar uno se pregunta ¿dónde mierda van a tocar los Ganjas, Watchout! y Cave? Y ahí uno se da cuenta que hay una puerta bien resguardada por guardias. El Teatro Diana es el medio escenario, es una cueva debajo de los juegos. Esta nuevecito de paquete y hay que aprovecharlo. Ojala se vengan más shows en ese lugar, porque en mi humilde opinión vale la pena. Y es a pocas cuadras de la Alameda, escenario perfecto para caminar borracho para ir a agarrar un Taxi.

TheGanjas01

Ya. Después de tirarle flores al lugar hay que hablar de música. Primero partieron los Ganjas. A estas alturas la banda que más a durado dentro del circuito del rock independiente de Santiago. Si estoy mal tírenme mierda en los comentarios. Sam, Pape, Aldo y Pablo dieron, una vez más, clases de cómo viajar a otros lugares mientras se está parado entre el publico. Un leve olor a marihuana ya se hacia parte del ambiente, como un espectador más. Cabe mencionar que BYM, uno de los organizadores de la jornada, reeditó en formato vinilo-doble-de-lujo, hecho en los Estados Juntos, el disco “Laydown” (2005). Parece que para el día del evento habían pocas copias disponibles y a estas alturas ya no deben quedar. Así que si ve alguna por ahí saque la billetera y aporte a la música nacional, no sea cagado. Si no fuera por los Ganjas, tanto por su música y por sus miembros, la escena local por mucho que algunos la tiren caca, no existiría. Con eso dicho: gracias Ganjas. 

The Ganjas – Crazy Horse

Imagen de previsualización de YouTube

The Ganjas – Alondra

Imagen de previsualización de YouTube

Luego de esta impecable presentación la gente corrió a fumar a un patio que al parecer era apto para esto. Y más encima habían flippers para jugar, de libre uso, no había que usar fichas ni monedas. Para mi eso fue hermoso. Era para matar un poco de tiempo entre nicotina y pixeles para el segundo plato de la noche: Watchout! Quienes con su psicodelia un tanto chicha, un tanto John Cale con guayabera volado con ayahuasca, hicieron bailar a los que iban llegando al Teatro. Mientras en otro lado de la ciudad se presentaba Breakbot, en Arturo Prat estábamos invocando a algún Dios que hiciera llover hongos y condones. Fuzz con sabor latinoamericano que confirmo una vez más que son una banda que deben pescar tanto en Chile como en el extranjero.

Watchout01

Watchout! – C’mon

Imagen de previsualización de YouTube

Watchout! – Hit Tha Party

Imagen de previsualización de YouTube

Watchout! – Blast

Imagen de previsualización de YouTube
Y luego llegó Cave. Me es difícil explicar como fue la presentación de estos cabros de Chicago. Cuesta no sonar como un idiota que ahora mismo está buscando las palabras precisas en Google o en el buscador de sinónimos de Microsoft Word. Pero vamos a tratar. Cave fue un trance entre lo mejor del math rock, el jazz libre y sin pretensiones, hasta habían besitos cuneteados al krautrock. Un charquicán, una mezcolanza de drone sicodélico, como si estuvieran construyendo un cohete en medio de Chicago listos para explorar el espacio con el que todos soñamos cuando éramos chicos. La falsa promesa del futuro con autos voladores y comida en píldoras. Cave lo hace realidad con su música. La banda vino a presentar su ultimo disco “Threace” (Drag City, 2013)

Cave01 Cave02

Cave – Arrow’s Myth

Imagen de previsualización de YouTube

Cave – Silver Headband

Imagen de previsualización de YouTube

Si se perdieron a Cave, yo y unos cuantos esperamos que vuelvan pronto. Tal vez en una fecha cuando se encuentren con más gente en Santiago. Ya que es verano y todos los zorrones están en la playa. Lo cual puede ser bueno a la hora de querer ver una tocata tranquilo. Aunque al otro día también tocaron en el Onaciu uno igual se queda con las ganas de que más gente los haya visto. Porque sí, eran imperdibles, especialmente si eres de esos enfermos mentales que anda todo el día buscando música nueva en Internet. Enfermos mentales como uno.

Comentarios publicados en "Cave, Watchout! y The Ganjas: Volando entre San Diego y Arturo Prat"

¡Deja el tuyo!