Crónica Dura 8: éxtasis

Publicado por Cha Giadach

Archivo: 955 artículos

extasis

Por Simona

Me acuerdo de la primera vez que tomé éxtasis. O en realidad me dieron. Fue un día terrible, llegué a un carrete en una pieza en el cual habían cuatro personas y todas se habían tomado un trip, menos yo y mi mejor amigo. ¿Qué se hace en esas ocasiones? ¿Emborracharte y botar el copete en la alfombra para que te echen? No me acuerdo bien, esta es una de esas historias llenas de vacíos, y espacios en negro.

Nos íbamos de vuelta de aquel carrete en la pieza, yo y mi amigo enfurecidos por la falta de trip o demasiado borrachos, yo que sé. En eso, cosa rara, una pelea, mucha gente, alguien dice: “Agarra tu palo” y efectivamente tengo un palo en la mano y corro. Espacio en negro. Dos personas, dos chiquillos más o menos de mi edad, me interrogan y dicen: “La cagaste, te tienes que ir. Deja ese palo, tíralo” No entiendo nada. ¿Ustedes entienden algo?

Hagamos un resumen, estoy en la calle, veo una pelea, tengo un palo en la mano y las personas me protegen como si hubiera matado a alguien. Estoy yo y dos personas más. Entonces uno de ellos me pregunta si he tomado éxtasis alguna vez, a lo que le contesto mintiendo: “Sí” Y entonces me dan una pastilla que me dicen que muela y me la tome. Y eso fue.

Mi primer equis me lo dio un extraño en la calle, después de una pelea. Estaba cerca de la rotonda Colón y caminaba demasiado contenta, no estaba ni curada, podía respirar tranquila y sentía esa lluviecita de la mañana caer sobre mi. Fue extrañamente perfecto. Luego pasaron varias veces en que tomé y no me pasaba nada, quizá no lo entendía, no sé. A veces mi cabeza no se quiere entregar a la droga y opone resistencia y entonces cuesta que me peguen fuerte.

Entonces cuando por fin tuve acceso a una buena cantidad de M, me tome medio dedo lleno de cristales y el amargo sabor lo pase con una botella con agua en la que habían disuelto más M aún. El M es el compuesto base del equis.

Lo pasé la raja, no hay persona que haya tomado M y que no le guste, es la huea más rica. Tiene demasiados beneficios en comparación a la cocaína y es mucho más barato: te compras una pastilla que cuesta entre 10 o 15 y hasta 20 las más fuertes, las puedes compartir y eso es todo lo que necesitas durante toda la noche. Y agua. Si no tomas agua te empieza a doler la cabeza. A mi igual me gusta tomar cerveza, porque no me gusta la sobriedad. El M es muy sobrio y eso no me gusta, por eso igual me gusta tomar. Pero no es necesario. En cambio si compras cocaína, la cantidad que sea, vas a querer más, aparte de las cantidades groseras de copete y cigarros porque te dan ganas de fumar sí o sí.

La última vez que tome M fue satánica. Como a veces vendo, siempre recorto y como andaba con la maldad del recorte, decidí tomar sola, calladita, sin darle a nadie, porque tampoco tenia para compartir. En realidad no sabía lo que tenia en mis manos. Soy bien cerda, esa es la verdad. La huea es que agarré la bolsita, me hice una bomba y me la tragué. Fue mucho. Mis ojos se abrieron y mis parpados desaparecieron. Cresta, ni me acuerdo que hice. Sí, me acuerdo: salí sola. Carretear sola es lo mejor del universo, sobre todo si andas en M. Uno se hace amigos al toque. Hasta que me puse a vomitar.

Que pena, voy a cumplir 30 años en dos meses y vomité hasta mearme.

Me acuerdo cuando vendíamos M1 como si fuera M y nadie notó la diferencia, sólo mis amigos cuicos que si conocían el M real. Ellos sabían que el M1 no era lo mismo, pero en su momento fue un hit. Todos se juraban con el M falso y era malazo, súper adictivo. Era el mejor negocio. Pero a mi no me fue bien porque es difícil engrupirse a mis amigos, al contrario de toda la otra masa que se cuida menos y le da lo mismo lo que se meten.

El M1 ahora es ilegal, así que volvió a las calles el M real. Pero andan dando vuelta, como siempre, las drogas argentinas que son como los cigarros de mala calidad. Pero bueno, allá ustedes si quieren.

La última vez que tomé M, tomé caleta y me duró mucho rato. En la mañana follé y lloré de felicidad y amor. Súper estúpida en realidad, pero son las consecuencias de tomar ese tipo de cosas. Follas, te enamoras y después pasas dos días sola, llorando.

Creo que esta droga no debería ser ilegal, yo tomaría (o debería tomar) un poco siempre, así no andaría odiando tanto. ¿Por qué prohibir una huea que hace que todos sean buena onda? decentes, simpáticos y amorosos.

Igual Santiago está tan fome que no hay ocasiones para tomar ese tipo de drogas. Los carretes se terminan a las 4 y está lleno de los mismos huevones pidiéndote cocaína, que -obvio- igual tengo porque es y siempre será favorita.

Comentarios publicados en "Crónica Dura 8: éxtasis"

¡Deja el tuyo!
  • javiera

    No caché, estabas hablando de equis y pasaste a M y plop….

  • Juan

    Como es eso de «las drogas argentinas»? Porque veo que se repite mucho en esta página.