Interstellar: Nolan va al espacio

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1796 artículos

intergif2 Por Fernando Vuletich

Gran expectación se generó en torno a esta, la primera película “no-superheroica” de Christopher Nolan -desde Inception y de Matthew MacConaughey desde que fuera galardonado con el Oscar-. Por lo que es lógico preguntarse si Interestellar logra entregar lo que promete.

En un futuro no tan lejano la raza humana se encuentra al borde de la extinción producto del cambio climático, la desertificación y los males que esta conlleva. A pesar de haber avanzado en robótica, ingeniería y física estamos al borde del abismo, la comida escasea y pronto lo hará el oxigeno; por lo que la única solución aparente es la búsqueda de un nuevo hogar que nos salve de este inminente fin.

Aquí entra Cooper (MacConaughey) un ex ingeniero aeronáutico que nunca pudo ver realizados sus sueños de volar y que ha debido dedicar su vida al quehacer mundial, la agricultura.
Así se nos presenta la película, desde lo humano y lo terrenal. Esta familia será la encargada de presentar el drama que vive la especie, en un retrato lleno de una oscura majestuosidad digna del fin del mundo donde conoceremos los vínculos y modos de relacionarse de cada integrante de este núcleo familiar.
Este es uno de los fuertes de Nolan, su capacidad para lograr rescatar la belleza de donde sea incluido este panorama de aridez.

Pero la historia tomará un giro cuando por razones extraterrenales nuestro protagonista es llamado a su destino manifiesto. De aquí en adelante hay un quiebre narrativo lleno de paralelismos, que encausarán la historia hacia la épica del hombre vs. la inmensidad del cosmos. Aquí comienza otra película. Una historia sobre un grupo de astronautas en búsqueda de un futuro para su especie.

Maravillosas son las secuencias que muestran la mecánica de la nave. Ya es sabido que Nolan prefiere realizar todo efecto posible de manera análoga, lo que se agradece ya que esta perfecta imperfección causará la sensación de tangibilidad y realismo pocas veces visto y siempre buscado en este tipo de películas.

A ratos recuerda a Gravity, llena de guiños técnicos al funcionamiento de estos aparatos, pero a diferencia de la película de Cuarón, Interestellar resulta ser finalmente la búsqueda de la humanidad, con todas sus virtudes y defectos, de su propia esencia y razón de ser.

Este podría ser uno de los puntos flacos del largometraje. Si bien me vi conmovido en ciertos momentos que muestran la fragilidad de las relaciones humanas, son estas mismas relaciones las que parecen inverosímiles, ya que el director se dio tiempo en presentarnos a la familia y al mundo, pero una vez que la película despega nos perdemos en la vorágine temporal del film mismo y con esto se vuelve difícil empatizar con Cooper o con su hija. Esta dificultad ya la había arrastrando el director desde su no muy querida Dark Knight Rises; donde los conflictos humanos son entendibles y procesables pues al fin y al cabo son temas universales, pero a veces el director se pierde en la lógica del los accionares y se olvida de la víscera misma.

interpost

A mi parecer Interestellar no es la «2001: Odisea al Espacio» de nuestros tiempos, y tampoco pretende serlo. Si bien bebe de esta y otros clásicos de la ciencia ficción (especialmente de Contacto) Nolan tiene la ventaja de vivir en estos tiempos. Aprovechando todos los conocimientos acumulados, tecnicismos y nuevos mitos para crear una imaginería coherente, tangible e híper informada, lejos de los robots rebeldes o sociedades distópicas que caracterizaron a la ciencia ficción de los 80s. Es más, en un par de diálogos el director soluciona todos los conflictos de subsistencia entre los humanos presentando una sociedad sin ejércitos ni aparentes conflictos; pero donde el miedo se ha transformado en algo mucho más real y cercano a nuestros tiempos: un desastre ecológico.

Nuevamente el director demuestra manejar muy bien su género. La presencia de la música y el uso del montaje tonal, mostrando acciones en paralelo pero en distintos espacio-tiempo resulta entretenido y atrapante.

Si bien está lleno de conceptos científicos y pseudocientíficos que para los más puristas pueden resultar absurdos o sin sentido, lo recomendable es abstraerse y recordar que estas viendo una película y no un documental, mal que mal estos conceptos funcionan muy bien dentro de la narrativa presentada y le dan cierto peso necesario en la ciencia ficción.

Advertencia: esta no es una película para llevar a tu mamá, como ya lo ha hecho anteriormente el director llena su mundo de momentos y conceptos que requieren de una explicación, la cual no necesariamente se entrega de inmediato o explícitamente, por lo que si te quieres ahorrar las clases de física cuántica cinematográfica ya sabes.

TRAILER
Imagen de previsualización de YouTube

Comentarios publicados en "Interstellar: Nolan va al espacio"

¡Deja el tuyo!