Delincuentes arrancan y los alcanza un rayo