La Venda Sexy: el abandono de la memoria

Publicado por Nicolás Rios

Archivo: 62 artículos

De 1974 hasta 1982 operó en la comuna de Macul un centro de detención conocido por los nombres de Venda Sexy y Discotéque.

El primer apodo debe su origen a que en él se encontraba la más alta proporción femenina de todos los centros de tortura durante la dictadura: 4 mujeres por cada 10 hombres. Aquí la “especialidad de la casa” eran las vejaciones de tipo sexual. Entre los métodos predilectos se encontraba la aplicación de corriente eléctrica en los genitales y el uso de un perro llamado Volodia, entrenado para violar a los detenidos, especialmente las mujeres.

La zona donde está ubicado el inmueble es un barrio residencial con elementos para ser silencioso y tranquilo: escaso tráfico, una gran plaza llamada Arabia y un templo mormón. Es por esto que para ocultar los gritos de dolor y sufrimiento de los detenidos, los agentes de la DINA ponían la música a máximo volumen. De ahí su segundo apodo: discoteque.


IMG_20140507_114549

El centro de detención, ubicado en la calle Irán 3037 esquina con Los Plátanos, operó en una casa residencial, la misma que actualmente está habitada por una familia. Su dueño la compró a bajo precio en 1991 y sólo varios años después se enteró de la trágica historia que la rodeaba.

La casa que alguna vez acogió a la Venda Sexy a primera vista no se diferencia demasiado del resto: tiene dos pisos y está rodeada por una muralla de concreto con un portón metálico negro. Desde que la casa pasó a manos de sus actuales dueños, ésta ha sufrido varias modificaciones: pasó de ser blanca a un color beige un tanto opaco. El parqué español que había al interior fue reemplazado por baldosas y actualmente se está haciendo una ampliación del segundo piso.

2014_07_01_inspeccion_venda_sexy_int2

        La única señal que existe en el lugar recordando que allí se violaron sistemáticamente los DD.HH. es una placa de 50×30 cms. ubicada en la Plaza Arabia, la cual supuestamente fue colocada sin autorización por un militante del Partido Comunista.

IMG_20140507_113516

        Este tipo de abandono hacia lugares de estas características no es nuevo.  Emblemáticos son los casos de Domingo Cañas y Villa Grimaldi: en el primer caso, el centro de detención fue demolido en 2002 por su propietario, mientras que en el caso de Villa Grimaldi, su destrucción para construir viviendas sociales fue evitado gracias a la presión ejercida por vecinos y organizaciones de DD.HH. Hoy el lugar es desde 1994 monumento histórico nacional y se encuentra abierto al público, bajo el nombre de Parque por la Paz.

A nivel internacional, con el propósito de evitar que se repitan este tipo de hechos ocurridos en dictadura, el Consejo de DD.HH. de las Naciones Unidas implementó las garantías de no repetición. Estas consisten en medidas de concientización y educación que tienen como objetivo generar una cultura de respeto y tolerancia a los DD.HH.

Por su parte, el Mercosur, grupo al cual Chile es un estado asociado, publicó el año 2012 los «Principios Fundamentales para las Políticas Públicas sobre sitios de memoria», un documento que promueve el diseño y la implementación de políticas públicas en relación a los sitios de memoria.

10294275_286196691557920_6303425511647886364_n_resize

Contrario a estas indicaciones y recomendaciones, los vecinos y los transeúntes que circulan por la cuadra donde se ubicaba la Venda Sexy parecen tener poca información sobre lo que solía ocurrir la calle Irán, a la altura del 3037.

Al ser consultadas, algunas parvularias del colegio The New School Kinder, ubicado cruzando la plaza Arabia, no tenían idea de la existencia del centro de torturas. Algunos apoderados que viven desde hace años en la zona habían visto la placa pero no sabían a qué se refería. Otros conocían sólo generalidades y recién se enteraron de los detalles tras ver un reportaje de Mega, emitido el pasado 30 de abril del 2014.

maxresdefault (2)

        Tania Toro, presidenta de la  «Asociación de memoria y DD.HH Venda Sexy», cree que la falta de cultura ciudadana en relación a los sitios de memoria y el abandono del Estado se deben a que: “para ellos la reparación ya está hecha. Los lugares establecidos de memoria que hay son suficientes, tanto para la reparación emocional del trauma psicosocial, como para la construcción de memoria país”.

 

Este texto fue enviado por Tomás Croquevielle y originalmente fue escrito para un trabajo de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Disorder no reclama para sí ningún tipo de derecho sobre esta obra.

 

 

Comentarios publicados en "La Venda Sexy: el abandono de la memoria"

¡Deja el tuyo!
  • 1
    fernanda matamala

    Se puede entrar a la venda sexy?