Vaporizando inteligentemente en Azúcar Verde

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1786 artículos

DSC02924Por Azúcar Verde.

Muchos de nosotros tenemos nostalgia del cigarrillo de marihuana. Extrañamos que alguien lo role y que vaya pasando de mano en mano entre los amigos. Extrañamos la boquilla chupeteada que puede llegar a tener la saliva de más de 10 asistentes, si tenemos suerte. Esta dinámica ha comenzado a cambiar en algunos grupos de amigos, y la verdad, no es algo que nos moleste tanto. Ahora siempre cabe la posibilidad de que uno del grupo llegue con algún tipo de vaporizador para dejar a todos más motivados e interesados con la idea volarse. 

Vaporizar es muy distinto: 

Vaporizar ha cambiado la forma de consumir marihuana, sobre todo con el boom mediático que ha tenido el consumo de cannabis con fines terapéuticos, y la razón es bastante simple: vaporizar marihuana es mucho más sano que fumarla. Primero, cuidas tus pulmones y tu garganta, sobre todo para los que fumar marihuana es parte del día a día. Segundo, es uno de los métodos más recomendados para consumir marihuana en usuarios medicinales, por la misma razón del primer punto. Tercero, si quieres pasar desapercibido o consumir marihuana en lugares donde generalmente no puedes hacerlo con un cigarrillo, el vaporizador te da la oportunidad de consumir marihuana casi en cualquier parte: trabajo, escuela e incluso en el cine.

En Azúcar Verde nos hemos preocupado de tener los vaporizadores más aptos que ofrece el mercado, y en esta oportunidad queremos hablar un poco más de un vaporizador que es excelente tanto en su estética y forma, como en su funcionalidad.

Vaporizador Da Vinci: vaporizando inteligentemente

El vaporizador Da Vinci es a simple vista un vaporizador cómodo y ultra portable. Se acomoda perfectamente en la mano y es simple de utilizar con un par de botones bastante simples de entender a simple vista.

Con un tamaño de solo 10,1cm x 5,8 cm x 2,5cm y un peso de 158 g, cabe en casi cualquier bolsillo y el estuche proporciona un agarre ergonómico.

El Vaporizador DaVinci cuenta con una unidad de calor de acero inoxidable, capaz de alcanzar una gran variedad de temperaturas en aproximadamente 1 minuto y 30 segundos. Y lo mejor es que no solo podemos vaporizar marihuana, sino que un sinfín de distintas hierbas que podremos probar controlando los distintos niveles de temperatura, además, trae un compartimiento aparte que está especialmente dedicado a la vaporización de aceites. El control digital de temperatura hace de este vaporizador un excelente instrumento para usuarios medicinales que se les recomienda consumir mayormente el CBD de la planta. Controlando la temperatura de forma manual sabremos decidir a qué temperatura utilizarlo dependiendo del uso que queramos darle.

THC – 157 °C.

El cannabinoide más famoso. Tiene tanto efectos eufóricos como analgésicos, e induce una gran sensación de relajación.

CBD – 160 – 180 °C.

Es el cannabinoide más buscado por los usuarios medicinales por su amplia gama de aplicaciones medicinales. Contrarresta, en parte, los efectos del THC, eliminando sentimientos de ansiedad y paranoia.

*Algunos de los siguientes cannabinoides requieren de temperaturas por encima de los 200°C para vaporizar, lo importante es que no se genere combustión al final del proceso. 

Además de la versatilidad del vaporizador Da Vinci, su comodidad y simpleza es un regalo para los consumidores de cannabis. Su pintura de caucho hace que sea fácil de sostener evitando el deslizamiento de la mano, además la pintura lo protege de posibles rallones y manchas de suciedad. La compuerta que se abre para depositar la carga de marihuana se cierra fácilmente y es casi imposible que se abra tan solo por descuido, lo que hace que sea un equipo muy fácil de transportar. Su control de temperatura se basa en dos etapas para que comience a calentar, lo que ayuda también a que el vaporizador no se encienda por descuido al transportarlo en la mochila o en el bolsillo, además se apaga automáticamente despues de 10 minutos de inactividad. Su boquilla es ultra flexible y cómoda, por lo que es muy difícil que se rompa, uno de sus mejores atributos es que se puede retirar para transportar el equipo.

Hablando de calor, el Da Vinci es un vaporizador de convección – la hierba se sienta en una pantalla de malla fina en la parte inferior de la cámara, con la bobina de calentamiento justo debajo de él. Flujos de aire caliente salen de los orificios inferiores a través del material, a diferencia de la conducción, donde el material es «asado»  al tocar la superficie caliente.

Por último, el sabor del Da Vinci es incomparable. Si se logra mantener la marihuana a temperaturas menores a 190°C podremos sentir el sabor de cada cepa y poder disfrutar de nuestro propias cosechas o las de nuestros amigos con una calidad excelente. Puedes encontrar a Da Vinci aquí.

Comentarios publicados en "Vaporizando inteligentemente en Azúcar Verde"

¡Deja el tuyo!