“Asumo que Chile me cambiará”

Publicado por Pablo Bustamante

Archivo: 53 artículos

noah 1

Freelancers en busca de ingresos mínimos para vivir, esclavizados por la tecnología y devotos de ella, graduados de universidades pero sin trabajo, consumidores irresolutos, adictos a comprometerse con la mayor cantidad de cosas posibles para luego abandonarlo todo. Esa es nuestra generación, la que algunos han querido bautizar como “Millennials” o “Generación Y“, otros como Noah Cicero (1980) le han quitado las etiquetas y simplemente se han puesto a escribir sobre ella.

Aunque ojo, no hay nada de simple en Cicero, mucho menos en su literatura. Desde su primer libro “The Human War” (2003) ya arremetía con fuerza no solo contra toda esa sobrecarga de estímulos que nos tira como imán a la inacción más absoluta, sino también contra la clase política, que a su juicio, actúa de mala fe y contra el caldo espeso de hipocresía que es el sistema norteamericano.

Pero lo que define a un escritor como Noah Cicero, representante o quizás precursor del Alt Lit, uno de los movimientos literarios más influyentes del último tiempo, no es solo su literatura, sino él mismo como parte de esta generación y como una voz que escribe desde una vereda que tanto tú como yo hemos caminado. Cicero conoce de cerca los vicios del sistema, el horror de la frustración y de moverse incesantemente desde un trabajo horrible hacia otro. Sabe sobre el enojo sin razón aparente, porque ha sido parte de esa violencia sin músculos con la que se somete a las clases más expuestas.

Con 7 novelas en el cuerpo y varias otras publicaciones, Noah es un escritor multiformato, como casi todos los que se mueven dentro del circuito Alt Lit. En mayo visitará Chile por primera vez para presentar “Cuán paranoico puedo volverme esta noche“, un libro editado por la editorial chilena “La Mujer Rota” que reúne cuentos, poemas y otros textos del autor, escritos principalmente desde el tiempo que pasó en Corea del Sur, donde estuvo algunos años como profesor de inglés.

Esta editorial encabezada por la escritora Claudia Apablaza, es la encargada de editar CPPVEN y a la vez responsable de traer al autor a nuestro país a presentar su obra, además de realizar algunas actividades anexas en las cuales la gente podrá compartir con Noah. Para financiar no solo el viaje, sino también cada una de las actividades, la editorial está llevando adelante un Crowdfunding a través de la plataforma Fondeadora donde puedes hacer aportes que van desde los $7.500 con derecho a un libro hasta $40.000 lo que te da derecho a participar de un taller intensivo de escritura con Cicero a la cabeza.

En la siguiente entrevista con este narrador, poeta, ensayista y crítico del capitalismo, quien además es uno de los autores más influyentes de Estados Unidos hoy, junto a Tao Lin, conversamos desde lo necesario de no dejarse someter por el sistema hasta su obsesivo análisis de la poesía de Neruda donde explica el impacto que algunas líneas del nóbel chileno causaron en él.

Creciste en una ciudad económicamente agonizante gracias a los efectos del capitalismo donde probablemente era más fácil sentarse, someterse y volverse uno más que diferenciarse del rebaño ¿Cómo se consigue escapar del pajerismo en que te sume este mundo oscuro que castra la creatividad y convertirse no solo en un outsider contra el sistema, sino también en un artista?

Porque no estoy condenado. No estoy condenado. No me despierto pensando: “Estoy condenado”. No me despierto pensando: “Estoy jodido”. Estoy aquí, el universo debe quererme. La tierra debe querer que esté aquí, o me mataría. Y mientras esté aquí, no voy a dejar que el mundo “me condene.” No voy a dejar que muera mi corazón. Es mi corazón. Yo controlo mi corazón. Tengo mi corazón aquí y no hay nada que puedan hacer para destruirlo. No importa lo jodido que sea el mundo, no voy a condenarme.

En EEUU están próximos a tener nuevo Presidente y uno de los candidatos más populares, Donald Trump, es a la vez el más resistido. Tú mismo has sido un detractor de su figura en redes sociales al igual que otros destacados artistas o intelectuales ¿Por qué crees que se genera este fenómeno, ya que si bien es un personaje al borde del odio mundial, aparentemente está bien posicionado en la carrera presidencial?

La democracia requiere de mucho esfuerzo, necesita de medios de comunicación, un mundo artístico-literario que funcione bien y Estados Unidos no tiene eso. La clase dominante es propietaria de los medios de comunicación, la academia y el mundo del arte. Lo único que les importa son las ganancias y dar trabajo a sus hijos, nada más. Nadie se preocupa por la democracia en Estados Unidos. Como nos mostró David Foster Wallace en “La broma infinita”, el entretenimiento eventualmente los consumirá y morirán por eso.

Hablando de Redes Sociales, es una herramienta que utilizas mucho para comunicarte con tus lectores, lo cual es un fenómeno interesante considerando que como escritor te ves mucho más expuesto ¿Cómo se convive hoy con esa realidad que hace algunos años no existía?

Realmente disfruto las Redes Sociales. Me gusta cómo personas solitarias que viven alrededor de todo el mundo se ponen online y son raros. Realmente disfruto ver personas solitarias en línea.

¿Son las Redes Sociales el alma matter de nuestra generación?

Absolutamente. Me gusta mucho conocer personas que han tenido blogs o MySpace. Disfruto hablar sobre aquellos días de MySpace.

cicero 2

Se te identifica con una corriente literaria conocida como el Alt Lit que principalmente habla sobre una generación con problemas de comunicación, sumida en la instantaneidad del internet y sobre vidas desganadas y carentes de motivaciones ¿Te sientes cómodo con esa categorización? ¿Sientes que tu literatura trata sobre eso?

No me interesa ese título. Soy una persona viviendo mi vida. A nadie en mi trabajo le importa el Alt Lit, nadie que realmente me ame le importa el Alt Lit. Es solo una mierda rara que sucede en Internet. Soy muy serio en no relacionar mi vida personal con mi vida en la red. Las personas con las que trabajo saben que tengo algunos libros publicados, pero no saben cuántos o tan siquiera qué es el Alt Lit. Si a alguien le importa, le contaré al respecto, pero de otra forma, mejor no decir una palabra de eso.
Mi libro “The Human War”, salió en 2003. Fue antes que cualquier otro libro del Alt Lit. Todos los temas que abarca el Alt Lit se encuentran en “The Human War”, por lo que quizás debería sentirme bien con eso (risas). También he visto gente como Joshua Jennifer Espinoza, un escritor transgénero, usar tópicos y el estilo del Alt Lit para escribir acerca de ser transgénero, lo cual creo que es simplemente maravilloso.

Muchos de los escritores pertenecientes a esta corriente no se identifican por escribir en un solo formato, sino que van desde ensayos hasta novelas o post de Tumblr, pero principalmente han apostado por la poesía ¿Crees que de cierta forma el Alt Lit ha venido a darle respiración artificial y resucitar la poesía?

La poesía es más fácil de escribir, no toma tanto tiempo. Escribir una novela es mucho más duro, la mayoría de las personas no pueden hacerlo. Me gusta la poesía, la poesía es buena.
Cuando tenía 20 años alguien me dijo que cuando su abuela murió, encontraron un cuaderno con poemas que ella escribió cuando estaba en sus 20 y estaban tan contentos de haberlos encontrado. Los poemas significan mucho, escribir un poema. Mucha gente joven escribe poesía y luego se detienen al final de los 20 cuando la vida comienza a ponerse muy seria. Impriman esos poemas que están en su Tumblr o donde sea, ponlos en una buena carpeta, protégelos y luego muéstraselos a tus hijos y a tus nietos. Cada familia necesita tener poemas, todo el mundo necesita poemas. Los poemas son puros y han estado con nuestra especie desde que empezamos a escribir. Cada cultura los ha tenido, estamos destinados a escribir poemas, no es algo separado de nosotros. Somos poesía y la poesía somos nosotros.

Vienes a Chile en mayo a presentar tu libro “How paranoid can I make myself tonight” que son una colección de cuentos y relatos escritos durante tu tiempo en Korea hace unos años ¿Cuándo miras atrás y revisas un poco tu trabajo, qué sientes que ha cambiado? ¿Cómo ha evolucionado tu literatura?

Las historias en esta colección están escritas en párrafos bien agradables, historias muy tranquilas, creo. Mi antigua escritura era más explosiva y enrabiada, pero este libro en particular es más tranquilo y suave.
Mi literatura ahora es mayoritariamente no ficción. Siempre he escrito desde el dolor y ese dolor se ha ido ahora. Lo dejé ir, zarpar, en dirección a lo profundo de un bosque. Ahora quiero escribir no ficción acerca del budismo o fantasmas o quizás sobre viajar. Me he convertido en una persona diferente, la persona que era antes al escribir ya no está más. La persona que ama pasar horas soñando y escribiendo acerca de esos sueños permanece, pero la persona que escribía ficción no.

CeaZ1wnWAAAMtki

Has tenido la oportunidad de documentarte un poco sobre Chile, supe que estás leyendo un libro acerca de nuestro país ¿Qué conocimientos previo tenías? ¿Algún escritor que te interese?

Pablo Neruda y Li Po siempre han sido mis poetas favoritos. Una de las primeras cosas que leí y que realmente me inspiró fue “Puedo escribir los versos más tristes esta noche”. He leído ese poema cientos de veces y cuando me tocaba hacer presentaciones en la universidad me gustaba hablar sobre ese poema. Cuando fui profesor substituto en clases de español hacía leerlo en español y discutir al respecto. He tenido la mayoría de los libros de Neruda, pero siempre los pierdo (risas). Tenía un grupo de amigos una vez con los que solíamos decir “Quisiera hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos” y estos amigos ni siquiera era poetas, unos eran cocineros e incluso uno era ingeniero.
Neruda y Li Po son muy similares a mí, ya que es una narrativa simple que cuenta una pequeña historia acerca de lo que significa ser humano. Creo que si alguien ha leído un montón de Li Po o Neruda y lee mi ficción o poemas, los verán a ellos ahí, pero no sé si son realmente una influencia. Tal vez sólo me gustan ellos, como persona. A mí me gusta hablar de los pequeños momentos de la vida y me encanta la gente que también le gusta hablar de esos pequeños momentos.
Lo que define a Neruda es esta capacidad de hacer que el lector deje de leer el poema como tal. Cuando él dice “Sentir que la he perdido”, le está pidiendo a su lector que se detenga y que “sienta” y regrese a ese momento en que se dio cuenta que realmente esa persona no volverá. Esa persona que amas, no volverá, ni siquiera está pensando en ti y no volverá a verte como un amante nunca más. Neruda notifica al lector de que eso es un “sentimiento”. Está más allá de las palabras, pero el “sentimiento” es real, cobra vida, se vuelve un personaje del poema. Así también el “sentir” es un lugar, un personaje, una cosa real que existe en su conjunto. Escucha, toma asiento, bebe un poco de café cargado, pon una canción triste y lee esa línea “Sentir que la he perdido”. Y ve ahí, a ese “sentir” que comprenderás que es real.
Cuando dice “Qué importa que mi amor no pudiera guardarla”. Por la chucha, cuánta agonía en esa línea. Una persona cuestionándose a sí misma: ¿Qué está mal con mi amor? Y Neruda lo hace de nuevo, convierte “mi amor” en un personaje o en un lugar. Como si “mi amor” fuera un hotel o un restaurant al que alguien simplemente dejó de ir algún día.
También me gusta esta “Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero”. Me gusta lo que dice al final “tal vez la quiero.” Me gusta esta persona, hablando con él mismo. Lo que realmente me gusta es eso, que esta persona tiene que hablar estas cosas con él mismo y con nadie más. Porque si esta persona le dijera a su madre o su mejor amigo, “Tal vez la quiero”, su mamá o el mejor amigo probablemente le gritarían, “Wn, dejar de hablar de ella”.
En fin, todo lo que sé de Chile son cosas políticas como O’Higgins o Pinochet y cosas como que en Chile hay pingüinos. Siempre he soñado con ir a América del Sur, sé que es un lugar rudo y es en realidad un sueño cumplido de siempre para mí para llegar a Chile y conocer este continente. He estado en varios países de Asia y eso me cambió mucho. Asumo que Chile me cambiará también. No voy con un itinerario, estoy seguro de que todo el mundo me llevará a lugares, tengo fe.

ATENCIÓN PORQUE HAY CONCURSO. DEJA EN LOS COMENTARIOS NOMBRE Y CORREO + ESE POEMA QUE ESCRIBISTE A LOS 20 AÑOS Y QUE TENÍAS OCULTO EN LO MÁS RECÓNDITO DE TU COMPUTADOR. EL MEJOR DE TODOS GANARÁ UN CUPO PARA PARTICIPAR EN EL TALLER INTENSIVO DE LECTURA Y ESCRITURA DICTADO POR NOAH CICERO DURANTE SU VISITA EN MAYO.

FELICITAMOS A NELSON VALENZUELA GANADOR DE UN CUPO PARA EL TALLER LITERARIO QUE NOAH DICTARÁ EN NUESTRO PAÍS. NOS CONTACTAREMOS CONTIGO PARA DARTE TODOS LOS DETALLES.

Comentarios publicados en "“Asumo que Chile me cambiará”"

¡Deja el tuyo!
  • 1

    Nelson Valenzuela nevalenzuelac@gmail.com

    15 años recién cumplidos y vuelvo de Santiago. Mi pololo tiene nueve años más que yo. Es una persona con pocas habilidades para sociabilizar. Mide 1.94 y yo 1.70. Por eso tal vez se mete a las salas de chats. Por eso tal vez conoce chicos de mi edad, porque tal vez no puede conversar con los de su edad. Y a mí me encanta. Me siento en control de la situación cuando estamos en el mirador del cerro san Cristóbal y comemos McDonalds. Y lo miro y es tan típico que le compro un pin de la Naranja Mecánica para su corbata que usará en una presentación de sus estudios sobre mecánica. Y las vacaciones se acaban y vuelvo al norte. Y tengo un amigo de fotolog. Y mi gigante ermitaño sale con el. Van a un mall del barrio alto. Y me enojo, con furia. Y seguimos. A distancia. Qué horrible. Y otro día me llama muy asustado porque me dice que tiene otro novio de 15 años, pero que se tiene que alejar. Los padres del otro novio de 15 años quieren demandarlo. Y a mí me da pena porque pueden hacerle algo. Y lloro en clases de Lenguaje con mi discman en repeat. Suena la canción más triste de Blur, No distance to left to run creo. Y mi profesor brit pop habla con mi mamá. Mi mamá cree que estoy enamorado de mi mejor amiga y yo me río y miro los pósters que indican lo contrario. Y sigo llorando en clases. Y El Niño del II D quiere conmigo. Y es tan feo. Con tan poco ímpetu. Y le escribo cartas culposas a mi gigante ermitaño. Y mi mamá está desesperada. Y hurga en mi cuarto mis cosas mi closet y encuentra mi colección de cartas: mierda. Un día estoy en el colegio jugando poker y me dicen que mis padres necesitan retirarme. Y mi mamá llora: pienso en muerte secuestro incendios violaciones intoxicaciones accidentes, pero no. Estamos en el living de mi casa y mi madre llorosa desliza una carta que reconozco. Me enojo por dos razones. Por qué ese escándalo?! Y por qué me revisas mis cosas?! Pensamiento rápido. El gigante no puede tener dos problemas con la ley. Menos mal que mi mamá vio a mi amigo de fotolog y pum! Digo que es el y que tiene dos años más que yo, no más. Y después sicólogo y me siento especial , soy el rey. Y así sucesivamente hasta ser el hijo mayor solamente.

    Thumb up 0 Thumb down 0
  • 2
    matías lópez

    Matías López mat.cumulus@gmail.com

    Los árboles antes susurraban más fuerte
    en las noches
    Susurraban más fuerte.

    Al paso de los años
    Se fue silenciando el mensaje
    Con las manos egoístas de la racionalidad

    El secreto fue muriendo
    quedando el fin al frente nuestro.

    Los árboles antes susurraban más fuerte
    era sólo en las noches, como a las 11.

    Thumb up 0 Thumb down 0
  • 3

    Pequeño ritual.

    Cuando el cuerpo lo pide,
    salgo al patio
    busco mi reflejo en la ventana.
    En la mano derecha, cigarrilo;
    en la mano izquierda, caja de fósforos,
    intento crear sonido,
    he visto a muchos conseguirlo
    pero la música no es lo mío.
    Me rodean las moscas,
    las alejo con el humo que sale de mi boca.
    Sobre los demás insectos, ya entendí que no existen
    es sólo un cabello molestando en mi frente
    una etiqueta de % en mi espalda.
    El cigarro me deja cansada
    pero es mi pequeño ritual.
    Otros harán distinto.
    Después voy al baño
    y hecho agua a mi fuego
    que otros han apagado con tierra.

    Thumb up 0 Thumb down 0