Si termina el fútbol, termina el año.

Publicado por Juan Pablo Prado

Archivo: 46 artículos

Por Omar Téllez

Llega fin de año, llega navidad, llegan todas las fiestas que juntan a la familia y el webeo. Si po cabros, para qué nos vamos a engañar, llega fin de año y nos preparamos para el show, pero hay cosas más importantes si eres futbolero, ese recuento del año, con lo bueno y lo malo, un año donde hemos vivido de todo y más si hablamos de la pelotita, con Jadue todavía de vacaciones en Miami (puta el wn patuo) levantando la Copa Centenario  y un torneo donde la UC puede ser bicampeón. Unión de la mano de un loco, puede conseguir lo impensado y el querido Iquique glorioso puede hacer historia: 3 equipos por la lucha del campeonato, 3 alegrías que pueden ser más que un regalo de navidad para los hinchas de cada club. Si tocamos el tema meramente futbolístico, lo que está haciendo Unión es de guapos, con un arquero solido como el mono Sanchez, con un Seymour en el medio como si estuviera en el Adidas Selection Team de aquellos años y con dos delanteros como son Churin y Salom que si descuidas un metro, la clavan. Ojo que además tienen a la revelación del campeonato como Pablo Galdamez y Currimilla, buenos con la pelotita en los pies; un recambio ineludible para tener en cuenta, más si a todo eso sumamos al pato Abbondanzieri y al gran Loco Palermo que sin pergaminos como DT, logró lo impensado en esta Unión.

Luego viene Iquique, que como lo señalé en mi primera columna, está para grandes cosas y como no po, cachen donde está, arriba de la tabla, es que el Pillo Vera viene con ganas de triunfos como DT, porque como jugador como diría mi viejo, era un crack. Unos dragones celestes con jugadores con hambre de gloria y que al fin se les presenta una 2da oportunidad en sus carreras. Jugadores picados con ellos mismos en búsqueda de una gloria esquiva, con figuras como Riquero, Zenteno, Naranjo, Caroca y una hinchada que no importa que jueguen en Cavancha; ahí están, porque saben que dependen de ellos mismo, porque llegaron las finales que tanto esperaban si recuerdan los días en 3ra división, teniendo en cuenta que un paso en falso en el clásico del norte frente Antofagasta y Católica arremete con el comandante a la cabeza, con el flaco Noir al aguaite, el enano Buonanotte con la magia, que si le da el pase al chapa seguirá revolucionando el fútbol chileno por la banda, con esos desbordes que hace tiempo no se veían, pisando el área y convirtiendo, porque si no puede él, se encuentra con el aniquilador del gol, el que no quiso volver a Europa para jugar en el equipo de sus amores, ese que convirtió sin miedo frente a los argentinos en la final de la Copa Centenario, ese que tiene el pelo feo, pero que importa si las pepas son suyas.

¿Quién lo diría? Un campeonato de primera división que nos regala unas entretenidas finales en lo que queda del campeonato, porque si vemos más abajo en la B las cosas son una vergüenza por la organización, los clubes en quiebra y tantas cosas que por supuesto la prensa no habla y menos hablará ¿Para qué? Si no vende, por eso el campeonato de 1era entretiene, gusta y apasiona, porque te puede faltar todo en la vida, menos el fútbol y tu vieja.

Comentarios publicados en "Si termina el fútbol, termina el año."

¡Deja el tuyo!