Los Descendents, es un sentimiento que no puedo parar

Publicado por Juan Pablo Prado

Archivo: 46 artículos

Por Nacho Bustamante

Fotos para HXC Life: Maurock Villaroel

La cantidad de moretones que tengo en varias partes del cuerpo son pocos comparados con la cantidad de años que tuvieron que pasar para poder ver finalmente a los Descendents. El día se me hizo eterno, bueno, en gran parte debe ser porque llevo dos semanas cesante rascándome las bolas, pero de todas forma el reloj no avanzaba y estaba impaciente.

Llegando al local me doy cuenta que lamentablemente me pierdo a los Valium, entro cuando recién habían terminado su show, el que me imagino estuvo mortal. Onda, hueón, abriste para los Descendents, ¿Cuántas veces tocaste covers de estos hueones y ahora estaí pisando el mismo escenario que ellos? La raja, más que merecido el honor para los cabros. (Escuchen su versión de ‘Everything Sucks’ en el disco tributo chileno a los Descendents ‘Thank You’, es pulenta)

Había un perro adentro del local, de estos quiltros negros bacanes,  me senté al lado de él mientras tocaba Berri Txarrak, al igual que a mí, el entusiasmo de mi amigo canino no se vio muy alterado con estos últimos, y quiero ser sincero, no los cachaba, no me gustaron (Sorr,y mamita).

Aparecen los Bbs Paranoicos en el escenario con una sonrisa de oreja a oreja. “Se nos adelantó la Navidad” dice Omar, y con esa frase todos nos alineamos y nos ponemos en modo “Se vienen los Descendents, conchatumadre”. No tengo nada que decir de los Bbs, llevan 25 años tocando y siempre van a estar a la altura de cualquier escenario que tengan que pisar, suenan increíble en todos los locales a los que me ha tocado ir a verlos. Saben de sobra.

Vienen los arreglos para que suba Descendents al escenario y nah’ de hueás, salen ellos mismos a probar sus instrumentos, todo se me hace tan familiar por la chucha: Los amigos de antaño, los códigos con los que hablamos, el fervor, TODO. ¿Había ambiente? Había más ambiente que la mierda, de fondo sonaba ‘Leave it alone’ de Nofx y el público se hizo cagar cantando, ¿Qué más ambiente querís?

Llega el momento, se presentan en el escenario, y ahí estoy yo, viendo a los mismos que abrían el Punk-o- Rama 2 con Coffe Mug y no sé si aplaudir, gritar o tirarle besos a los culiaos (De sacar el celular en ese minuto ni hablar, no quería perderme ningún minuto por andar subiendo hueás a Instagram, lo hice más tarde en todo caso, soy de cartón).

Milo con una joroba que se formaba por una especie de mochila con agua que llevaba bajo su camisa nos da la bienvenida a su show con ‘Everything Sucks’, me aguanto las ganas de ir a dar la vida al mosh solo para apreciar y darme cuenta de que en verdad los estoy viendo. Así en volá de pesados siguen con ‘Hope’, uno de los tantos himnos de la friendzone que tienen y ahí ya la hueá se hace incontenible, me quito 15 años de encima y me entrego a merced del mosh. Increíble, todos con la mansa sonrisa en el rostro, se nos notaba mucho que estábamos en uno de los shows de nuestra vida.

“Esto es histórico, estos hueones no vuelven ni cagando” se decían unos amigos con por lo menos 10 años más que yo (Tengo 30) y, puta, uno nunca va a querer pensar en esa posibilidad pero por si las moscas, había que dejar el alma en el pit.

No soy crítico de música ni nada de eso, no me voy a poner a analizar el setlist, para mi estuvo perfecto (Igual no me enojaba si tocaban ‘We’). La emoción de estar ahí disfrutando con amigos y también con esos espontáneos del circle pit que te abrazan como un hermano del alma era tal que no me iba a dar la paja de analizar lista de canciones, eso pasa a segundo plano cuando estás viendo a la banda que ni en sueños pensaste ver en vivo.

Cada día te quiero máh, ohhh, loh descendeh, es un sentimiento que no puedo parar Se coreaba fuerte luego del primer encore, creo que había comentado antes mi reacción cuando pasan este tipo de cosas (Me le para x2).

Después de terminar con Kabuki Girl me doy cuenta que los viajes en el tiempo existen, estos hueones lo lograron ese día, salí como adolescente, sopeado a cagar, pasado a ala y lleno de moretones. Las responsabilidades, buscar trabajo y toda esa paja de la vida adulta me importaban un pico, había visto por fin a los Descendents.

Imagen de previsualización de YouTube

Setlist – Descendents
07.12.2016 – Santiago, Chile.

Everything Sux
Hope
Rotting Out
Pervert
Shameless Halo
I Wanna Be a Bear
Silly Girl
My Dad Sucks
Victim of Me
Nothing With You
Clean Sheets
Suburban Home
Coffee Mug
Weinerschnitzel
No! All!
Myage
Get the Time
On Paper
Van
Without Love
Talking
I Like Food
I Don’t Want to Grow Up
I’m the One
Bikeage
When I Get Old
Coolidge
Thank You
Descendents

Feel This
Sour Grapes
Catalina
Smile

Testosterone
Spineless and Scarlet Red
Kabuki Girl

Comentarios publicados en "Los Descendents, es un sentimiento que no puedo parar"

¡Deja el tuyo!