PFM trajo su fiesta a Santiago

Publicado por baxhino

Archivo: 27 artículos

1

Por Martín Ponce

8:45 y las luces se apagaron en el Teatro Oriente de Providencia frente a una multitud expectante por ver nuevamente a la legendaria banda de rock progresivo italiana, Premiata Forneria Marconi. De golpe saltaron sobre el escenario del remozado lugar liderados por Franz Di Cioccio vocalista y baterista, quien con su excéntrica energía se robo todas las miradas de la noche.

El concierto empezó a ritmo lento con We’re Not An Island tema de su último disco Emotional Tattos con un Di Cioccio de pie frente al micrófono mientras Roberto Gualdi lo suplía en la batería recibiendo una respuesta respetuosa, pero aún algo fría de parte de la gente. Pero todo cambió al momento en que el referente de PFM se sentó de vuelta en la batería para interpretar el segundo tema y el primer clásico de la noche: La Luna Nuova, dejando a todos con la boca abierta ante su destreza y dando golpes con una fuerza que harían palidecer a cualquier otro batero que te imagines, mientras el resto de la banda acompañaba con notables desempeños de Lucio Fabbri en el violín y del veterano Patrick Djivas al bajo.

2

Tras esto y como era de esperarse, el público auto combustionó eufóricamente estableciendo la dinámica que se viviría esa noche donde la banda italiana demostraría con cada canción un virtuosismo y soltura acompañado de un vigor casi juvenil de los fanáticos, que aunque no llenaron el Teatro Oriente, respondieron con una energía que hacía parecer que provenía del doble de gente que la emitía entre cada aplauso y gritos al final de cada tema.

Así avanzó la noche de PFM en Chile, con un set de clásicos que se iban sucediendo unos tras otros, como Photos of Ghosts, Il Banchetto, Impressioni Di Settembre, Mr. 9 Till 5. Mención aparte se merece la interpretación de La Carroza Di Hans de su disco Storia Di Un Minuto (1972), con un Di Cioccio siempre impresionante y unos duelos instrumentales entre Lucio Fabbri con el tecladista Alessandro Scangliano y el guitarrista Marco Sfogli que dejaron al publico al borde del éxtasis. Otro punto interesante de la noche fue la interpretación de Romeo e Giutiletta: Danza dei Cavalieri tema del compositor ruso Sergei Prokofiev cuyas melodías densas tan típicas de la música rusa trajeron a la mente unos oscuros King Crimson.

Pero hay que hablar un poco más sobre el señor Franz Di Cioccio que además de sus notables habilidades instrumentales, sorprende por su carisma y desplante escénico, parado frente al micrófono con su cinturón lleno de baquetas se mostró siempre histriónico y comunicativo con la fanaticada chilena dejando ver lo bien que lo estaba pasando, haciendo gestos, pequeños pasos de baile, incluso golpeando con sus baquetas partes del escenario, los amplificadores, el atril del micrófono, demostrando una energía que sorprende para un hombre de su edad, un lujo realmente.

Así llegó el fin y PFM se retiró del escenario solo para volver un par de minutos y cerrar la jornada con Dolcissima Maria y el notable clásico È Festa que puso punto final a una noche inolvidable, una verdadera fiesta.

A continuación revisa las mejores imágenes que dejó la presentación de Premiata Forneria Marconimen nuestro país.

3 4 5 6 7 8 9 10

Comentarios publicados en "PFM trajo su fiesta a Santiago"

¡Deja el tuyo!