Así fue la presentación llena de tensión y devoción de Alcest en Chile

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1644 artículos

alcest1

Por Martín Ponce

Entrar a la Blondie mientras las paredes retumbaban con Bauda, la banda nacional de metal progresivo que teloneaba y que ya estaba calentando el ambiente, marcaba la previa de lo que seria el show de Alcest en nuestro país, la agrupación francesa de Blackgaze y plato principal de esa noche. Cerca del escenario un buen número de gente escuchaba atentamente a Bauda, elegidos por los mismo franceses para abrir los fuegos, quienes mostraban un show sólido y contundente.

Tras la grata sorpresa del número inicial, solo quedaba esperar a que Neige y compañía subieran al escenario e hicieran lo que habían venido a hacer. La Blondie mandaba una iluminación pálida hacia un público impaciente en el que algunos spoileaban al resto sobre las sorpresas que los franceses tenían preparadas sobre el escenario. Entre la palidez de la luz refractada en la piel del público, los murmullos, los psicotrópicos y los cubos blancos flotantes que adornaban el techo, la situación se volvía medio surrealista.

Y entonces, y sin que apenas alguien se diera cuenta, empezó. Alcest estaba en el escenario soltando en la cara de los asistentes una sobrecarga inmisericorde de reverb, iniciando la revisión completa de su disco Kodama (2016) y envolviendo al eufórico público en una atmósfera de color morado. Neige no necesitó hacer demasiado para ganarse a la gente, apenas bastaron unas tímidas palabras en un inglés afrancesado para que la multitud, que derrochaba entusiasmo, lo ovacionara. Curiosa la imagen del líder de Alcest con una actitud suave y aparentemente inofensiva que de un momento a otro podía pasar de los cantos más angelicales a sacar desde lo más hondo de sus entrañas unos berridos brutales capaces de prender fuego a una iglesia o de devolverle el color a la tez pálida de un zombi.

Pero no todo fue perfecto. El show había iniciado con la batería comiéndose un poco el sonido de las guitarras y con la voz de Neige sonando demasiado despacio, esto fue mejorando con el pasar de los temas, pero parecía que nunca terminaba de arreglarse del todo. Pero el momento más tenso que se vivió fue cuando, y luego de que terminara la revisión del Kodama y empezaran a llegar los clásicos del resto de la discografía de Alcest, el micrófono de Neige empezó a fallar y emitir un zumbido durante la interpretación de Sourvenir D’Un Autre Monde. Terminado el tema se escuchó una voz que venia de ninguna parte, una suerte de voz en off, un ente desconocido que hablaba en francés, una suerte de Patito Frez franchute que desde su puesto dialogaba con este mesías del blackgaze intentando resolver el desperfecto. Esta extraña situación se extendió por varios minutos haciendo que el publico se impacientara, incluso los más fatalistas se susurraban al oído que iban a tener que cancelar el show. La tensión se vivió por largos minutos, pero luego de que el sonidista se materializara en el escenario y lograra resolver la falla todo siguió como se esperaba. El surreal momento puso la cuota de tensión de la noche.

Entonces volvieron con todo arrojando riffs y atmósferas reverberantes. Temazo tras temazo y cuando parecía que ahora sí, nada los podría detener, se detuvieron, era el bis, pero los franceses no se hicieron esperar y a los pocos minutos ya estaban de vuelta en el escenario en medio de una salvaje ovación del público.

Y sonó Délivrance una ultima de la noche, la faceta más limpia de Alcest, y se acabó todo. No estuvo perfecto, pero fue irrepetible y extraño, y eso basta.

Revisa a continuación las mejores imágenes qe dejó la visita de Alcest a Chile.

alcest2 alcest3 alcest4 alcest5 alcest6 alcest7 alcest8 alcest9

Comentarios publicados en "Así fue la presentación llena de tensión y devoción de Alcest en Chile"

¡Deja el tuyo!