«Algo está bien si está hiriendo susceptibilidades para los dos lados»

Publicado por Pablo Bustamante

Archivo: 118 artículos

Fotos por Ricardo Huber

Si hay algo que define a Josefina González es la indefinición. Aunque claro, también está su humor, bien certero, como una flecha que te atraviesa la carne de manera fulminante desde una dirección que descubriste demasiado tarde. Y lo de la indefinición, bueno, es relativo, porque en el fondo es un apelativo otorgado por la necesidad de siempre encasillar a alguien en algo y ciertamente este no es el caso.

Escritora, dibujante, actriz, intérprete musical, comediante y más. Múltiples formatos para una persona que ha sabido explorar el mundo desde la curiosidad y que en resumen, es también, un fiel reflejo de una generación en constante búsqueda, que está en movimiento. Intentándolo.

Antes de finalmente reunirnos para conversar sobre sus proyectos, sobre su presentación de este sábado 19 en la Noche Malvada, sobre el mundo, la política y las múltiples Josefinas, hubieron varios intentos fallidos de realizar esta entrevista. Es una mujer ocupada, que ya tiene un disco bajo el brazo (No todo se trata de amor, pero casi todo 2017), un libro (Como cuidar de un pato, 2017), fanzines (Mundo Absurdo #1 y #2), además de haber sido finalista del III Concurso de Dramaturgia convocado por el Teatro Nacional Chileno y la Universidad de Chile en 2015 y preparar actualmente su primera incursión regular en radio.

Estas constantemente realizando cosas, moviéndote de una disciplina a otra, en una suerte de indefinición ¿Cómo te va con eso? ¿Alguna vez te ha estresado esa multiplicidad de Josefinas González?

En un momento me complicó un poco, pero ahora nada. Siempre sentía que estaba atrás en algo, onda si me juntaba con músicos, sabía menos de música. Lo típico, si me juntaba con actores, nunca había estudiado actuación, entonces cuando empecé a escribir y a inventar canciones propias, como más seriamente, onda cuando empecé a grabar pero sobre todo cuando empecé a escribir más en serio decidí que sí era especialista en algo y eso era el relato de mi propia vida. Asumí un poco autobiográficamente todas las disciplinas.

¿Y todas las disciplinas convergen eso? ¿En que son sobre tu vida?

No. Es decir, no y sí. No porque por ejemplo muchas veces me ha tocado actuar de algo que yo no soy, pero también está esa teoría de que siempre tienes algo de los personajes que actúas o sobre todo los personajes de los que escribes, pero sí, al sincerarme mi única especialidad es el relato de mi propia vida. Tengo esa especialización, esa seguridad, esa certeza. Las anécdotas que he ido construyendo en mi vida, lo que he visto, cómo las he formulado, lo que me ha pasado a mí internamente me llevan a hacer siempre recuentos sobre mi infancia, mi adolescencia, el año pasado, el día pasado. Ese es mi capital.

He cachado un poco tus columnas en Saposcast y también van sobre eso. Tu vida, tu infancia, sobre momentos que van derivando en diferentes cosas. Pareciera ser que tu vida resulta súper interesante para la gente y también se ve en tus RRSS, donde se da una interacción muy interesante con las personas.

Tengo una amiga, la Ana y ella me dijo una vez que uno tiene que enamorarse de la propia vida.

¿Y es peludo eso, no? Gustarse uno mismo

Sí, es que igual a veces uno no necesariamente elige de quién se enamora. Pero yo he sentido siempre una pasión bastante grande por la vida.

Y después de todo el camino que llevas recorrido ¿Sientes que te gustas?

Sí, obviamente cada dos días me dan unos ataques de inseguridad horribles

Como a todos…

Como a todos, pero ese fue el punto de quiebre, el decidir que mi vida era mi capital y cómo yo recuerdo las cosas. Porque muchas veces me empecé a dar cuenta contándole cosas que me habían pasado a otra gente, que yo recordaba las cosas de una manera que no necesariamente estaba tan apegada a la verdad Porque qué es la verdad también. Cómo podría yo recordar las cosas de otro modo del que las recuerdo y nada, me divierto bastante.

Hablemos de la presentación del sábado. No te gusta encasillarte mucho y no defines lo que haces como Stand Up

No, no me gusta el stand up

Sé que estuviste hace poco en un matrimonio haciendo una rutina similar. Cuéntame de qué va lo del próximo sábado

Voy a llevar un libreto que es como lo que hice en ese matri, donde hay una recopilación de chistes. Yo no soy tan inventora de chistes, soy más como una dj de chistes. Agarro chistes y los reescribo y los traduzco o los mezclo. Sobre todo reescribo cosas que me parecen graciosas y para ese matrimonio tenía pensado leer chistes y después me embalé y me acuerdo de la mitad, solo que fue bien Alvarito Salas. Me acuerdo que le fui metiendo un montón de mi cosecha entre medio. Creo que va a ser bien espontáneo, no sé bien cómo esté la onda.

Igual te hay convertido en una especie de personaje dentro de un submundo más under. Caleta de gente te conoce ya ¿Cómo vay lidiando con eso? Me imagino que no es un nivel de fama tan grande, pero igual hay exposición ¿Te va cambiando la vida?

No. Lo único que la otra vez me dio lata que me compré unas papas fritas, le eché caleta de ketchup e iba en la micro comiendo muy cerda, toda manchada, muy feliz y me llega un mensaje en el celular que decía ¿vas en micro comiendo papas fritas? Ese tipo de cosas son medio charchas.

¿Y cómo se ha ido desarrollando tu relación con la música?

Sí, lo de la música es raro porque la única música que tengo grabada, son canciones muy chiste, medio chistosas. Entonces trato de no tocar mucho en vivo porque quiero cantar canciones nuevas. Ahora voy a tocar solo esta vez en Santiago y luego en Puerto Varas. Lo otro es que toco con Julio Pablo, mi otra banda, pero canciones mías como que ahora no. Porque este formato aguanta para eventos como lo del sábado, donde es más piola, pero también me gustaría hacer cosas más nocturnas, más bailables, pero no trap.

Y tienes algún rollo con la composición en términos de que sientes que es una herramienta social. Onda con tu música además de hacer cosas graciosas, quizás querís mandar otro mensaje

No, nunca me lo he planteado así. Yo soy una hueona altamente política, pero no sé, tengo algunas columnas en que hablo de una manera súper humorística y sádica sobre el aborto o no sé, un feto escapando de su madre. Recuerdo que leí que la mamá de Cristiano Ronaldo lo había tratado de abortar tomando cerveza tibia y salió a correr y era como «Hueón, menos mal que no lo logró», entonces hay gente que tira la talla de que por eso salió tan buen futbolista, entonces me imagino a este feto corriendo alrededor de una cancha, escapando de la cerveza hirviendo. Como que soy súper política pa mis hueás y tengo opinión para todo y me gusta tocar los temas, pero no desde mi punto de vista, no le aplico ni mi moral ni mi ética a las cosas que hago, aunque siempre tengo una postura y la digo, me gusta opinar.

¿Cómo sentís que está el mundo en términos de recibir las opiniones? Miro tus redes sociales en las que tenís discrepancias constantes

Sí y tengo que vivir bloqueando hueones que me atacan por puras tonteras. Que soy comunista, no sé qué. Me imagino que horror ser Boric, tener que opinar y responder a todo.

Está polarizada la cosa…

Pucha, creo que estamos en un mal y buen momento, porque la derecha en Latinoamérica está dejando la cagá y eso a todos nos afecta anímicamente y también hay tantos temas susceptibles o en el tapete hay como mucho político-curruptismo y a mí me aburre como ostra, entonces pienso en qué me gustaría escribir como una canción o algo contingente, pero súper ácidamente, incluso caerme mal a mí misma. Hay un escritor británico que se llama Ian McEwan que escribió un libro sobre el punto de vista de un feto en el que habla sobre las relaciones sexuales de su mamá con su amante y va relatando todo. Y me imagino y también sé que hay muchos abortistas que piensan que una está haciendo una elegía a los pro-vida, eso me vale realmente verga y pienso que algo está bien si está hiriendo susceptibilidades para los dos lados. Mientras yo tenga clara mi postura la cosa tiene que transgredir un poco mi propia opinión o sino me resulta fome. Esa es mi meta, primero hacer canciones para un disco largo, segundo escribir algo largo, algo más denso, más intragable, manteniendo el humor negro.

¿Te gusta mantener esa imagen de persona en constante discordia?

Sí. Incluso en las opiniones sobre las cosas que «están bien». Creo que algo que no tiene nada de maldad se estanca. Tiene que tener todo el rato una fuerza antagonista, como una tragedia griega, como un destino fatal para que la fuerza del bien tenga razón de querer avanzar, aunque su destino final sea morir trágicamente en manos de la maldad. Por eso dejé de dibujar porque de repente caché que no pillaba cómo meterle maldad. Me gustaría volver a meterme en el mundo del del dibujo.

Somos una sociedad cada vez más progre. Se han ganado espacios, se conversa sobre el aborto, matrimonio igualitario, consumo de marihuana, pero al mismo tiempo está instalada esta derecha en el poder como un fenómeno ya mundial generando una dualidad bien rara ¿Es esa fuerza antagonista necesaria de la que hablas?

Me va a matar con esto, pero hay gente que dice, y yo lo creo un poco también, es bien horrible, pero fue bueno la primera vez que salió Piñera. Porque la Concertación estaba en una cosa medio intocable porque veníamos de dictadura y eran oposición y se mantuvieron como oposición pese a que cada vez estaban más al centro y eso sirvió para que los estudiantes armaran esa evolución y masacre pinguina, le digo yo, porque les sacaban la chucha. Era necesario un poco que se transparentara la cosa.

¿Cómo se viene tu 2019?

Se viene súper teatral porque la obra que escribí se va a montar y eso es seguro. Ya está el director, casi todo el elenco y voy a actuar también, además de que estoy de productora. Estoy apostando las fichas en eso porque hacer teatro es súper ingrato, pero yo creo que es una de las pocas veces en que he sentido algo tan sublime. Sé que la mitad es ego, obtener atención, pero cuando una función sale bien, es una sensación muy indescriptible. El teatro es como tocar en vivo, pero mucho menos seguro, como que todo el tiempo estás expuesto a que todo falle.

Josefina González se presenta este sábado 19 de enero en Noche Malvada
Restaurante El Puta Madre, Franklin 193, Santiago (a tres cuadras de Metro Ñuble).
20:00 hrs
Preventa: $3000 INCLUYE SCHOP ARTESANAL Y MESA
Día del evento: $3000 NO INCLUYE SCHOP
Preventas en: cancionmalvada@gmail.com
(Se envía un correo para obtener datos de transferencia para lista de preventa)

Comentarios publicados en "«Algo está bien si está hiriendo susceptibilidades para los dos lados»"

¡Deja el tuyo!
  • 1

    Gracias por compartir me silvio de muchas ayuda son los mejores