Bendito Internet: La vida y obra de Stanley Kubrick

Puro material de oro para los ojos. Para aprender de un grande. Para tenerlo presente para siempre cada vez que tomes una cámara. Nos fuimos en volada.