Crónica a lo Mark Chapman: El día que trollié en vivo a Los Ases Falsos

Desquiciado por el copete y la ausencia de Héctor, un fanático fundamentalista de Ases Falsos se arma de valor y encara a su ídolo Cristóbal Briceño en un jugo que probablemente ninguno de los dos olvidará jamás.