Los (nuestros) Mejores discos de los Ochentas

Publicado por Francisco Campos

Archivo: 473 artículos

franciscubix.jpg
Campos dice:

A pesar de la gran cantidad de comentarios negativos, sobre todo de parte de aquellos pseudo «casi famosos», encontré choro esto de escribir sobre música por lo que me he tomado la patuda libertad de confeccionar una lista con los mejores discos de los ochentas.

Para la elaboración de este ranking he consultado la ayuda de un docto en la materia, el señor Rodrigo Arraigada, para que elabore una lista paralela y abarcar de este modo una mayor cantidad de gustos y variedades de una década en la que no todo fue laca para el pelo y rimel.

Sin duda que para muchos los ochentas fueron una mierda. Coincido en muchos aspectos con esa afirmación en lo que se refiere a nuestro  país. La moda, la tele, los libros, la dictadura y la música. Sobre todo la música en español , que fue una verdadera mierda en esa década. Pero como en la vida hay excepciones, no podemos ser tan categóricos y poner a toda la música y a todos los grupos de los ochentas al nivel de Alberto Plaza o los Enanitos Verdes.

Está claro que al momento de hacer una selección, pseudo ranking, de música se hieren muchas susceptibilidades melómanas e intolerantes pero, con la música de los ochentas, es más complicado porque se requiere un mínimo de conocimiento que la gran mayoría de los jóvenes talibanes no posee.

Arriagada dice:

Este listado es claramente de carácter personal; pedir una lista terminante es claramente un despropósito cuando se trata de gustos musicales. Sin embargo tiene cierta pretensión de objetividad al intentar dar cuenta de ciertas bandas y discos que configuran los ochenta como década, especialmente en lo que concierne a la influencia de movimientos como el new wave, postpunk y la música británica en general. De antemano, pido disculpas a los fans de Warrant, Skid Row, linear, y en especial a los de Michael Jackson por sus respectivas exclusiones. Demás está decir que las críticas se aceptan con algarabía, de otro modo ni me daría la molestia, al igual que hizo Campos.

He aquí la(s) lista(s):

10) Arriagada: The Police – Outlandos D´amour (1978)

Me permito la imprecisión de situar este disco de 1978, como uno de los mejores de los ochenta, porque precisamente The Police es una banda que supo aprovechar lo mejor de su formación musical (jazz y rock progresivo) para retirarse a tiempo de los dominios de su época. Dotados de un marcado punk rock, suavizado con elementos sutiles del reggae, este disco constituye uno de los precedentes de la escena new wave e incluye, acaso, 3 de los más grandes éxitos de la banda: Roxanne, So lonely y Can’t stand losing you.
Campos: Stone Roses – Stone Roses (1989)

9) Arriagada: David Bowie – Scary Monsters And Super Creeps (1980)
Este disco supone- a mi parecer, la esencia de la búsqueda musical que ha realizado este cantante durante su trayectoria. Es básicamente un disco de rock vanguardista, cimentado en su experiencia berlinesa junto a Brian Eno, y con retoques de glam rock e incisiones de post punk inglés. La intensidad vocal, los estados anímicos que transmite y el trabajo rítmico del bajista, configuran un disco de proporciones teatrales, donde destaca Ashes to ashes, una canción que – me parece- no tiene tiempo y cuyo video introduce al legendario Major tom ahora convertido en junkie: La imagen del personaje paseando junto a una anciana que lo aconseja en la playa, es sencillamente notable.
Campos: Jesus and Mary Chain – Darklands (1987)

8) Arriagada: Cocteau Twins – Garlands (1982)
Mi disco favorito de esta banda es de los 90, four-calendar cafe, pero Garlands introduce a uno de los proyectos más interesantes de la música inglesa de los ochenta. Los innovadores matices de una guitarra que introduce atmósferas todo el tiempo, la inigualable voz de Liz Fraser, y unos textos incomprensibles pero no por ello menos inspiradores, coronan a esta banda como una de las más originales de la época.
Campos: Jane´s Addiction – Nothing Shocking (1988)

7) Arriagada:The Smiths – The Queen is Dead (1985)
La banda del mítico Morrissey irrumpió en la escena musical en una época dominada por el techno-pop, rescatando influencias de los 60s y 70s y poniendo al frente la guitarra de Johnny Marr como elemento característico de su música. Con un discurso eminentemente político, que los separaba a cabalidad del estetizante movimiento new wave, en sólo cinco años pasaron a la historia como una de las bandas más importantes de la década, en nombre de un discurso popular que pretendía que la gente más ordinaria se mostrara al mundo, a través de las peculiares letras de su vocalista., hasta entonces dedicado a la literatura. (El nombre de la banda buscaba esa simpleza y reaccionaba contra nombres pretenciosos tales como Orchestral Manouvres in the dark o Depeche Mode). The queen is dead, reúne precisamente los elementos centrales de la obra de la banda, destacándose por un tono sombrío y ciertos recursos irónicos. Canciones como the queen is dead o Bigmouth strikes again son sencillamente inagotables.
Campos: U2 – The Joshua Three (1987)

6) Arriagada: Virus – Locura (1985)
Asumo lo caprichosa de esta elección y las pertinentes críticas que puede suscitar. Sin embargo, me parece que dentro del rock latino, virus se alza como una de las pocas bandas que se puede jactar de no tener grandes fisuras en su carrera musical en lo que concierne a estilo, mostrando una madurez desde el comienzo y afianzándose como una de las pocos intentos macizos de adoptar el movimiento europeo del New Wave en Sudamérica. En muchos otros casos tal adopción no pasó de ser una cosa estilística. Pecados para dos, Pronta entrega, una luna de miel en tus manos y sin disfraz en un mismo disco, es demasiado pedir.
Campos: Devo – Freedomofchoice (1980)

5) Arriagada: New order – Substance (1987)
Es difícil encontrar un solo disco de ellos, pero elijo este porque reúne los mejores singles de una banda que- a mi gusto -sintetiza lo mejor del new wave.
Campos: Eccho and the Bunnymen – Ocean Rain (1984)

4) Arriagada: Guns and roses: Apetite for Destruction (1987)
No es mi estilo musical favorito, pero este disco no tiene parangón, impresionante.
Campos: Michael Jackson – Thriller (1983)

3) Arriagada Miguel bosé- XXX (1987)
Este es más que nada una recomendación. Porque más allá de todo lo que genera su figura mediática y las resistencias que se pueda tener a los vaivenes de su imagen sexual, es uno de los pocos artistas que han realizado una búsqueda continua de nuevos elementos, siempre en el ámbito de la música popular. Este disco no es muy conocido, pero incorpora un sonido industrial y letras crípticas que suponen una madurez temprana, más allá de la majamama que se ha escucha hoy en fiestas kitsch, como linda, don diablo o la chula.
Campos: Morrissey – Viva Hate (1987)

2) Arriagada: Depeche Mode – Violator (1989)
Sin duda, Violator es el disco que viene a consagrar el experimentalismo sintético que Depeche Mode realizó durante casi 10 años. Es un disco de 9 canciones sin fisuras, en donde no sobra nada y donde Gahan y compañía hacen patente su oscura imagen a través de la realización de 6 videos, que a fines de los ochenta dieron lugar a toda una estética y a un culto en torno a la banda que se mantiene hasta el día de hoy en ciertos círculos; algo que se perfilaba ya desde Black Celebration y Music for the masses de 1986 y 1987, respectivamente. Más allá de los ultra-conocidos Personal Jesús, Enjoy the silence y World in my eyes, destaco la atmósfera lograda en canciones como Swetest perfection, Halo, Waiting for the night y Clean, que son las que dan el tono del album y las que lo hacen inolvidable.
Campos: Depeche Mode – 101 (1988)

1) Arriagada: The Cure – Disintegration (1989)
Oponiéndome a la dogmática afirmación de muchos de los fans de Robert Smith y compañía, que tiende a considerar Pornography como la pieza más acabada de la banda, situándola en muchos casos como parte del movimiento gótico (craso error), me parece que Disintegration es junto a Bloodflowers de 1999, lo más notable de la banda. Sencillamente porque hay que tener cojones para realizar un disco de 71 minutos, en una época en que la penetración del video-clip no permitía mayor extensión en la composición musical, y lograr una atmósfera sostenida durante su desarrollo, superando con creces los intentos diversos y poco contundentes de discos como kiss me kiss me o a japanesse whisper. La canción disintegration es sencillamente conmovedora, el dramatismo que alcanza la conjunción de letra y gestualidad vocal de smith marca la cumbre del disco.
Campos: The cure – Disintegration (1989)

Comentarios publicados en "Los (nuestros) Mejores discos de los Ochentas"

¡Deja el tuyo!