Miss Garrison: sexo (plástico) en la ciudad

Publicado por Camilo Salas

Archivo: 1299 artículos

Miss Garrison

Una muñeca plástica y tres operadores delante de ella, armados con instrumentos y maquinitas que hacen bailar a un público sodomizado mentalmente. Algo así es Miss Garrison, la banda más ciberpunk que puedes ver en locales ocultos de Santiago. Un grupo exclusivamente para presenciar en vivo. Una experiencia de silicio que nos detallan sus integrantes en el siguiente reportaje.


Por Camilo Salas / Fotografías: archivo Miss Garrison

Miss Garrison

Cuando Fran grita, Miss Garrison se regocija.  Y cuando el público baila, Miss Garrison (la banda) se sonríe.

La diferencia entre Miss Garrison -la banda- y Miss Garrison -la muñeca-, es primordial para entender las influencias estéticas y audiovisuales que proyectan. Para esto, nada mejor que extracto de su propio manifiesto:

“En una ciudad de muñecas y muñecos inflables, en una familia regida por la moral de un Sex Shop, vive Miss Garrison, una adolescente de hule, anarquista hasta su último orificio. En el mundo de Miss Garrison todo huele a sexo… sexo y plástico. Miss Garrison no cree en nada ni en nadie, ni siquiera en su familia. Ella es una puta a los ojos de los demás. En el mercado negro Miss Garrison compra el último fetiche, un juguete para pervertidos en serio. Un trío de humanos, dos machos y una hembra, para satisfacer sus fantasías más oscuras. Ellos son su orquesta orgásmica personal, obligados a tocar para satisfacer los placeres más bajos de su dueña, la señorita de plástico a un costado del escenario”.

“En simple, tratamos de crear un concepto a partir de una observación,  si un humano compra un pedazo de plástico para tener un orgasmo, quiere decir que estamos muy solos.  Creemos que el sólo hecho de que existan las muñecas inflables habla mucho de nuestra raza y merece ser al menos ser el fetiche de una banda” dice Miss Garrison, el grupo.

Suena bastante a ciencia ficción, pero todo cobra sentido cuando Miss Garrison se para sobre el escenario. Ahí es cuando Francisca Straube, vocalista (21 años, con estudios musicales de composición) toca frenéticamente la batería mientras grita, con su micrófono tipo Chayanne, adosado a la cabeza. En ese momento es cuando el bajo de Tomas Rivera (28 años, constructor con estudios en pro jazz y la escuela moderna) se apodera del cabeceo colectivo, y al mismo tiempo Matías López (27 años, creativo publicitario con estudio de guitarra clásica) plantea una línea de ritmo que une todos los componentes.

Eso, hasta que los puestos cambian. Los integrantes se mueven y entran las maquinas, los neones del escenario toman protagonismo, y una muñeca inflada al fondo del escenario es venerada como una santa sexual de hule y malas costumbres. Miss Garrison -la muñeca- te mira, con la boca abierta y los orificios sagrados

Miss Garrison parece sacada de una película de ciencia ficción, del mejor cómic futurista apocalíptico que existe. Por eso los trajimos al presente para que respondan un cuestionario convencional:

Miss Garrison

– Cuénteneme sobre la banda anterior que tenían y como esto terminó en Miss Garrison.

– Yo (Matías) tocaba con Tomás de cabros chicos, en kermesses, onces bailables, bingos, y tocatas de vez en cuando.  Luego de desfilar por varias bandas terminamos haciendo Ensepia, que duró como cinco años y terminó cuando uno de los integrantes emigró a España.  Nos separamos y un año después Tomás empezaba a tocar con la Fran que, con una guitarrista, formaban Artefacto 9:45. Al tiempo se fue la guitarrista y Artefacto se termina. Tomás con la Fran siguieron tocando y comenzaron a integrar maquinas a las composiciones. Pasa un rato y deciden buscar a un guitarrista, Tomás se acuerda de su amigo de infancia y nace Miss Garrison.  De eso, ya nueve meses.

– Su música es difícil de clasificar. ¿Por qué creen que sucede esto?

– Cuando nos ponemos a componer tratamos de que las cosas que vayan saliendo partan por sorprendernos a nosotros, cuando eso pasa empezamos a trabajar para darles forma y alma. Pero no nos juntamos a hacer una banda que fuera inclasificable. Cuando partimos nunca hablamos de estilos o sonidos, empezamos bien en blanco y eso nos empezó a dar un sonido que nos parece tiene cierta identidad. Quizás es porque tampoco cachamos tanto de especificaciones ultra-técnicas de lo que es rockalternomoderno… o toda esa cantidad de palabras que le pone alguna gente a cosas que al final son mucho más simples.

– La energía que transmiten en vivo es impresionante, pero no se nota mucho en el Myspace. ¿Es mi opinión o ustedes creen lo mismo?

– Sí, el registro del Myspace es un demo que se hizo en tres días y que incluyó la grabación, mezcla y masterización de ocho temas donde no hubo mucho tiempo para buscar un sonido o el espiritu de la banda, es solo un registro.  Nosotros nos sentimos mucho más Miss Garrison arriba del escenario que lo que suena en el Myspace. Ahora que la cosa ha ido prendiendo estamos hablando con unos locos que nos quieren grabar en serio y estamos definiendo los tiempos para hacer las cosas bien y llevar el sonido y la energía que logramos en vivo a un disco.

– ¿De qué trata el disco?

– El disco se llamará “Tire y Empuje”, es el instructivo para entrar y salir tanto de un lugar público como de un lugar púbico. A la vez son dos canciones, una intro y un outro, Tire y Empuje respectivamente, la entrada y salida al mundo de Miss Garrison.

– ¿Qué les dice la gente sobre su música? Yo sé que Anita Tijoux quedó feliz al verlos.

– Sí, a la gente le está gustando, es buenísimo ser reconocidos por músicos chilenos. En las tocatas todos se prenden y nos prenden a nosotros, mientras sigan inflando a la Miss, nosotros los Garrison nos levantaremos felices por las mañanas.

РSe sienten parte de alguna escena musical? Por ejemplo el link con Ni̱a con Frenillos.

РCon las ni̱as tenemos re buena onda, cuando hemos tocado juntos ha funcionado s̼per bien, las queremos harto a las cabras y nos apoyamos mucho. No nos sentimos en una escena, si alguien sabe si estamos en alguna que nos avise.

– ¿Qué se puede esperar de sus próximos shows?

– Siempre tratamos de llevar alguna sorpresita, hacer algo distinto de lo ultimo que hicimos, nos parece que es más entretenido para nosotros y para los que van a escucharnos.  En general nos preocupamos mucho de todo lo que pasa en el escenario, desde la iluminación, el sonido, y la energía que trasmitimos.  Si lo pasamos bien nosotros, lo pasamos bien todos.

* Para obtener mas información de Miss Garrison visita su Myspace.

Comentarios publicados en "Miss Garrison: sexo (plástico) en la ciudad"

¡Deja el tuyo!