Animal Collective: música viva

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1853 artículos

Además de REM, The Jesus & Mary Chain, The Mars Volta y Kaiser Chiefs, ésta semana trajo a Chile a los estadounidenses Animal Collective. Un show de bajo perfil relativo, pero que logró una respuesta -a escala- tan potente como los números que dieron vida al SUE. Por ahí dijeron que era como ver a los Velvet Underground de los 00’s. Un experimento que pasamos a contarles acá.

Por Cristóbal Fredes / Fotos: Rosario Oddo

Todas las bandas se ven tan anticuadas al lado de Animal Collective. Es lo que me vengo pensando tras el show del jueves en Industria Cultural (gran lugar, suena excelente), un concierto memorable por varias razones. Primero, porque se trata de un grupo del presente. Veámoslo así: exceptuando casos como el de Klaxons, casi todas las visitas de este año, y que han hecho del 2008 el año más promiscuo en recitales que hayamos conocido, están un poquito pasadas. Lo que no quita, claramente, que puedan emocionar o dar grandes shows. Pero ya fueron. Ojalá me equivoque y todavía no hayamos escuchado el mejor disco de BRMC o de Benjamin Biolay. Pero lo veo difícil.

Lo segundo: no es cualquier banda del presente. Es de las mejores. Una que, sin proponérselo, ha creado una música única: inclasificable y experimental, por un lado, pero  que puede ser a la vez fresca, excitante, divertida, emotiva e intensa.

Tercera cosa, y con esto pasamos directamente al show, un concierto de Animal Collective hace que recuperemos la fé en los recitales. Algo pasa ahí arriba, en el escenario, que nos hace pensar que esto es de verdad. Pese a lo ensimismados en sus instrumentos que se vieron Geologist, Panda Bear y Avey Tare la noche del jueves, existe entre ellos una comunicación fluida y orgánica. Dada no por las pauteadas muestras de cariño típicas del rock, sino que por el lenguaje de los sonidos, por la propia música que entre ellos van construyendo.

Más importante aún es el sentido le dan a sus shows. Compuesto por canciones que pasan una tras otra ensambladas en un continuo sonoro que le otorga al espectáculo una sensación de unidad, y que son reconstrucciones de sus propios temas (“Leaf house”, por ejemplo, sonó muy distinta, pero igual de familiar) y en otros casos canciones en proceso (“Lion on a coma”, “My girls”), cuales seres vivos, tracks que algún día se cristalizarán en un disco, pero lo más probable es que sigan viviendo, cambiándo y evolucionando en los shows.

Tarde o temprano todos nos hacemos la pregunta de cuál es el sentido de un concierto en vivo. Qué es lo que hace que ir a ver un grupo valga la pena cuando en la casa podemos escuchar la música mejor, ver un video sin que ninguna cabeza se nos cruce ni nadie nos empuje. Animal Collective tiene una buena respuesta: algo mágico ocurre ahí. Va tomando forma un momento único e irrepetible; a medida que la música se comunica con el público, y con la ayuda de los más entregados, comienza a vivirse una suerte de trance colectivo. Tal cual.

1.jpg

Setlist:

01. Chocolate girl
02. Comfy in Nautica
03. Bearhug
04. Who could win a rabbit
05. My girls
06. Lion in a coma
07. Lablakely dress / Fireworks / Essplode
08. Brothersport
09. 1#
10. Leaf house
11. Peacebone

2.jpg 3.jpg 6.jpg 7.jpg 10.jpg 17.jpg 18.jpg 19.jpg 22.jpg

Comentarios publicados en "Animal Collective: música viva"

¡Deja el tuyo!