Buenas tardes Eli 2.0

Publicado por Francisco Campos

Archivo: 473 artículos

630

por Bárbara Santander

Me acuerdo de los años noventa cuando los programas de ayuda vendían en la televisión chilena. Donde se veía una joven y animosa Eli de Caso, diciéndole a sus televidentes: que rico buena onda, siendo para muchas señoras la frase de batalla y un clásico a la hora de ayudar.

Pero ahora la cosa es distinta, esos programas no existen en la parrilla programática. Lo que vende es mostrar harta pierna y pechuga, para así mantener al chileno promedio pegado en la pantalla. Como esa es la tónica de la nueva televisión, los programas de la tv abierta se las tuvieron que ingeniar para poder ayudar a las víctimas del  fuerte terremoto, que sacudió a nuestro país el pasado sábado 27 de febrero.

Ver la cara de llanto a Rafael Araneda, durante horas no fue suficiente. Ahora la forma de cooperar es otra y quizás el único canal que le pegó el palo al gato con la utilización de plataformas digitales fue TVN, quien hace tiempo descubrió para donde va la onda y crearon una red que se llama reportwitteros, la que básicamente es un muro de utilidad pública interactivo en el que cada cibernauta aporta con un dato o solicitud, generando una cadena de favores.

Igual fue un desafío que en sólo 140 caracteres se pudiera informar sobre lo que pasaba en las distintas zonas, pero como la idea era ayudar todos se las ingeniaron con mensajes cortos e informativos. Hasta se encontraron personas gracias a esta vía de comunicación. Pero no todo se queda ahí, ya que como el chileno siempre resulta más pillo que solidario, no faltaron los ociosos que comenzaron a difundir información falsa y es ahí donde comenzó a operar el pánico colectivo. Twitter, ya no era la vía confiable que nos acompañó durante los primeros días.

Entre las curiosidades que circularon estaban “luego del terremoto hay un cráter en la playa de Papudo”, por favor RT!  Uno de los temas que sacó ronchas entre las autoridades fueron los famosos saqueos del centro, incluso llegaron a alarmar al sector de Providencia “atención locatarios prefieren cerrar sus negocios antes posible saqueos, please RT!

Hasta nosotros quisimos colgarnos de eso y a través de nuestro Twitter, quisimos generar alarma pública “Atención horda de gordos se dispone a saquear Subway de Manuel Montt”, pese al tono irónico hubo más de algún seguidor que nos RT. Algo insólito, ja.

Ya pero volviendo al tema de redes sociales, igual hay algunas que lograron grandes recaudaciones de dinero, como es el caso de Facebook donde la cosa funcionó bien, un ejemplo es lo que hizo una conocida marca de electrodomésticos, la que por cada fans donaban $1oo a Teletón y si subían un video con un mensaje de apoyo, el montó era equivalente a $500. Al final lograron recaudar 100 millones.

Aunque en realidad no sólo destacaron las redes sociales en esta catástrofe, fue Internet el gran protagonista, por fin superó a los medios tradicionales. Como siempre la información fue mucho más rápida. Además gracias al fantástico servicio de Google, se logró conocer la lista de personas desaparecidas y todo de manera gratuita. Hasta donaciones se pueden realizar.

Pese a todo el protagonismo que tuvo Internet, aún no puede entender como hay gente que todavía no conoce como funciona Facebook y Twitter. Tampoco me cabe en la cabeza como en casos extremos hay usuarios se cuelguen de estas redes sólo para generar daño. Aunque en este caso lo que más reinó fue el complejo de superhéroes de algunos cibernautas, quienes por algunos segundos sintieron que con simples RT salvaban vidas y no se movían de sus hogares.

Y ustedes ¿se pusieron la capa para ayudar?

Comentarios publicados en "Buenas tardes Eli 2.0"

¡Deja el tuyo!