Blur: el mejor juego de carreras desde Mario Kart

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1853 artículos

Por Sebastián Alburquerque

La primera impresión de Blur no puede ser mejor: partes una carrera manejando un Ford Focus RS y tienes que desprenderte de los demás autos mediante rayos láser, mísiles neón o empujones sónicos. Todo, a una velocidad endemoniada en Barcelona Oval: un circuito de carreras abandonado en medio de un parque de atracciones.

Tras un par de carreras, lo primero que resalta es que a pesar de ser un juego arcade, es difícil dominar las pistas. Sólo si eres un Schumacher puedes ganar en un solo intento el primer desafío, y eso estando en dificultad media. ¡Al fin un juego que no parte con tutoriales ni que te lo puedas dar vuelta en 3 horas!

CARRERAS FLÚOR ASESINAS

En el Modo Carrera, la mecánica es simple: siempre tienes que llegar a la meta entre los tres primeros puestos para clasificar, y a medida que avanzas, desbloqueas pistas y autos. Pero la verdadera gracia del juego son los power-ups que recoges dentro de las pistas para hacer mierda a la competencia. Sí, son el equivalente a los cubos sorpresa de Mario Kart, pero en versión jarcore.

Por ejemplo, la primera vez que disparas una descarga, esto es, una bola de energía que va directamente al auto más cercano, llegas a sentir un poco de culpa por asesinar a la gente que iba dentro de ese auto. El pobre auto de la víctima explota, salta en el aire y lo envuelven unas llamas naranjas flúor. Casi como cuando la ETA mató a Luis Carrero Blanco y terminó con su auto incrustado en la azotea de un edificio.

POWER-UPS:  JUGAR SUCIO ESTÁ PERMITIDO

Dentro del juego hay pocos, pero efectivos power-ups. Están unos lásers que puedes disparar hacia atrás y hacia adelante, minas, escudos, una suerte de bomba sónica, que empuja a todo lo que tengas alrededor, el infaltable nitro, un kit de restauración instantáneo para reparar tu vehículo y una carnaza tormenta eléctrica que lanza rayos en variados lugares de la pista. O sea, es como si Mario Kart se dejará de mariconadas y pusiera brígido con cosas del mundo real.

Hablando del mundo real, las carreras transcurren en versiones exageradas de ciudades como Londres, Tokio, Los Angeles, San Francisco, Nueva York y Barcelona. 30 pistas ubicadas en 14 locaciones reales. Aunque hayan dejado afuera a la ciudad insignia del Flaitunnig, la hermosa Calama, las pistas funcionan bien aunque no sean desquiciadas como en algún juego de Kart.

GANA FANS, GANA AUTOS, GANA PISTAS; GANA.

Una parte novedosa del juego es el sistema de “Fans”: depende de cómo manejas los distintos power-ups, vas ganando fans que luego te ayudarán a conseguir autos: entre más fans tengas, más autos desbloqueas, los que son progresivamente mejores, a tal punto que ya consideras que el Ford que manejaste primero es una mugre. Los autos son del mundo real,y puedes elegir joyitas de futbolista como el Nissan 350z, el Chevrolet Camaro o el Dodge Challenger.

Cada uno de ellos tiene distintos atributos, como velocidad, agarre, aceleración y estabilidad. Pero sucede que siempre vas a elegir los autos más rápidos y con mayor agarre: en pistas con muchas curvas un auto que patine puede ser muy útil, pero en general va a estar olvidado en el menú. Es más: a veces tanto auto, puede molestar: de hecho puedes desbloquear un Escarabajo de los 50s, oxidado, lento y con nulo agarre. ¡Nunca  vas usar ese auto! Esto puede sonar como un detalle, pero es frustrante esforzarse en ganar fans sólo para desbloquear coches que, tal vez, no vas a usar más que para probarlos en un par de pistas.

MODO DESTRUCCIÓN: ASESINA Y CORRE

A veces el juego no se siente tan arcade como debería, y muchas veces estás más preocupado de agarrar hartos nitros para sacarle metros de distancia a tus rivales, que  hacerle mierda los autos con los power-ups. Para compensar esto, existen los desafíos de “Destrucción”, en donde tienes que dispararle poderes a varios carritos para ganar tiempo y puntos. Ahora, si tienes un auto lento, las víctimas se te escapan, ningún poder les llega y chao, mucho gusto, perdiste la carrera.

PUNTO DE CONTROL: A PURO NITRO

Otro modo de juego, es el de “Punto de Control”, que consiste, básicamente, en comerte la mayor cantidad de nitros y “crónometros” posibles, para así cruzar en el mejor tiempo posible los múltiples checkpoints esparcidos por la pista. Una modalidad que sacará ronchas en los dedos a los fanáticos de Need For Speed, debido a su alto nivel de dificultad.

Por modalidades como esta, Blur, en algunos sentidos, se parece más a NFS con gráficas actualizadas que a la entretención estilo Mario Kart. Sucede que no todo es miel sobre hojuelas en este juegazo: aparte de la música punchi punchi media chana que acompaña algunas competencias, las pistas se vuelven similares después de un rato, ya que usan el viejo truco de usar una misma ambientación con distintos trazados. Fail.

VEREDICTO: EL JUEGO DEL AÑO

Pero estos puntos no empañan lo que es, hasta el momento, el juego del año. Aunque no sea totalmente el foco, destruir los autos de los rivales es totalmente la zorra. Es un juego que puede entretener incluso a gente que no es fan de los juegos de carrera, porque Blur es un poco más que correr y llegar primero a la meta.

FICHA:

Título: Blur
Desarrollado por : Bizarre Creations
Distribuido por: Activision Blizzard
Género: Carreras, Arcade
Jugable en: PC, Xbox 360 y PlayStation 3
Disponible: Desde el 25 de Mayo de 2010.

trailer:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=-3Q62os0Jik[/youtube]

gameplay trailer:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Hw5fm_WTxug[/youtube]

mario kart parodia

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=fnrpym-lTO8[/youtube]

Comentarios publicados en "Blur: el mejor juego de carreras desde Mario Kart"

¡Deja el tuyo!