Lollapalooza día 1: el 90% de Lady Gaga

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1853 artículos

Por Javier Chorbadjian, desde Chicago

Lollapalooza volvió al Grant Park, un parque gigante en el centro de Chicago, que tiene la particularidad de estar rodeado de rascacielos. Por sexta vez consecutiva Chicago reunió una centena de músicos y bandas que incluyen lo más interesante de la música independiente, y de la otra también.

El ambiente estaba prendido, muy prendido para ser las 11 de la mañana del viernes. Todos los gringos andan con shorts, budweisers en la mano y wayfarers en la cabeza y corrían, cual fan de Marco Antonio Solís, a ver sus músicos favoritos. Nada muy distinto a lo que pasa en nuestro lado del mundo.

Lo primero que hice fue recorrer el parque, el que tiene unas 6 cuadras de extensión. Eran las 12:15 del día y llegué a ver a Wavves, un grupo que venía con bastante Hype, sobretodo por su último disco «Kings of the Beach» que ha sido comparado con el «Dookie» de Green Day o el «Nevermid» de Nirvana. Lo bueno: rock del mejor, limpio y sin pretensiones. Lo malo: Muchas demoras entre medio de las canciones y unas cuantas discusiones sobre el escenario.

Despues, y siguiendo la lista de bandas que conversé previamente con el editor de esta magnifica magazine electrónica, llegué al otro extremo del parque listo para ver a The Walkmen, por mucho una de mis bandas favoritas desde el magnifico ‘Bows and Arrows’.

The Walkmen partió con problemas de sonido, la gente comenzó a pifiar, pero luego todo se arregló y tocaron algunos temas del disco “You and Me” (2008). Después comenzaron a mostrar temas de su nuevo disco que promete bastante. Tiene una buena mezcla entre “You and Me”, rescatando el tono melancólico y el sonido playero de los años cincuneta que se puede escuchar en “A 100th Days Off”, pero más prendido. De las últimas canciones que tocaron está el clásico “The Rat” que dejó a todo el mundo para adentro.

Lo siguiente estaba en el mismo escenario de adidas donde toco The Walkmen, y fue un agrado no moverme por un rato, porque pese a que solo eran las tres ya había caminado más que Kung Fu. The Big Pink fue la banda y no los conocía. Harto synthe, guitarras y líneas simples. El vocalista es una máquina. Me recordó al líder de Mogwai por la forma de dirigir al resto de los músicos.

Luego fue el turno de los veteranos de Devo. Una suerte después de todos los traspiés que tuvieron cuando trataron de tocar en Santiago. Definitivamente hacen valer con holgura sus años de circo y rock que tienen en el cuerpo. Además contaban con un despliegue estético impresionante, una gran pantalla con visuales atrás e impecablemente bien disfrazados con el nuevo color azul. Un lujo de banda que debería ir a Chile.

Devo hizo un recorrido bastante detallado de sus temas más conocidos haciendo todos los guiños para que el público prendiera con ellos. Después de la frase que se mandaron, algo así como «Hey it’s 2010, and WE STILL whip it», tenía que bajarme un poco de la pelota, y fui a comerme la típica pizza de Chicago (deep dish), un pan pizza con mucho queso y salsa, mientras de fondo sonaban Matt & Kim. Nada muy destacable en cuanto a sonido y propuesta. Sí hay que mencionar que sus videos son impresionantes.

Pasadas las 5 comenzaron los platos fuertes. El primero fue Hot Chip, quienes visitan Santiago en Noviembre. Todo es perfectamente cuidado en sus integrantes, el teclado y los pantalones son amarillos, pero las maracas también. Tienen marimba y el baterista canta muy bien. Hicieron una pasada por sus temas más conocidos.  En todo caso, lo más interesante en su show fue las variaciones con respecto a las versiones originales que mostraron de practicamente todos sus temas, incluyendo el clásico «over and over». Y además cambiaron de instrumentos entre ellos sin que apenas se notara cuestión no habitual en este tipo de bandas.

Después vino Chromeo. Bueno, bonito y simple. Todos sus temas famosos pasaron por Chicago. Lo entretenido ahí fue que mientras Chromeo tocaba, todos los fans de Lady Gaga (que tocaba a la misma hora que The Strokes), vestidos de Lady Gaga se paseaban por el Grant Park.

Y pese a que el 90% del parque estaba en Lady Gaga, yo decidí ir a The Strokes quienes se echaron al bolsillo al 10% restante del festival. Tocaron bastantes temas de “Is this it”, su primer disco. Realmente notable el sonido y las visuales que tuvieron. Julian se las mandó con este recital y se notó que estaba muy feliz con el público que prefirió ir a verlo a él en vez de a la nueva niña pop de moda.

Comentarios publicados en "Lollapalooza día 1: el 90% de Lady Gaga"

¡Deja el tuyo!