Pedropiedra y la despedida de «Cripta y vida»

Publicado por disorder.cl

Archivo: 1853 artículos

Texto y fotos por Andrés Larraín

En el marco de la despedida del segundo disco, “Cripta y Vida”, del multi-instrumentista Pedropiedra, fuimos hasta las dependencias de la “Ex-rockola”, el mítico recinto de fiesta axe -hardcore-ponceable capitalina, reconstruido post-incendio 2010 y rebautizado “Club Chocolate”, donde grandes (y otros no tan grandes) artistas como el dinosaurio Carlos Alberto García, o recientemente los británicos The Kooks y The Horrors, han mostrado sus shows.

La cosa parte así: Jueves en la noche. Pasé a buscar a mi amigo Poroto (el batero de Portugal) y nos encaminamos por Vicuña a velocidad crucero hacia Chocolate. La U pierde 2 a 0 contra Boca en Buenos Aires, algo que acá en Santiago poco o nada parece importarle a la gente que está esperando a que habrán la puerta, una fila estilo New York club. Una espera a la que no se acostumbra mucho en estos días de crisis, pero que siempre es amena ya sea con un chispazo de la amistad o con la presencia de la exquisita-y-nuevo-gran-pulgar-arriba- televisivo, Josefina Montané, una de las 12 minas ricas del 2012 segun el sitio que lees ahora.

Ya adentro, habiendo perdido al Poroto en la entrada, lo provinciano se me sale. Después de un buen tiempo dormido por el estrés santiaguino y las preemergencias ambientales, quedo sorprendido con lo grande del escenario y de la atmósfera tipo-Manchester-24-hours-party-people del galpón y las minitas “Bambi».

La cosa pinta para buena. Con harta gente haciendo cola pal copete se suben a tocar los avant-garde chilenos Mostro, quienes entre ritmos palida/atrapantes de batería y synthes que ya se los querrían los Kraftwerk pa sus lados B, logran en apróximadamente media hora, un mas que cálido “i like” de parte de la masa. Pulgar arriba nuevamente.

Se apagan las luces mientras que desde la cripta aparece Subercaseaux cantando “Obrero Mundial”. La gente, en respuesta, prende al toque en un estilo semi beatlemaniaco (guardando las proporciones) y empiezan a ponerse de pie y a tomar posición en la pista de baile. Ya con la banda en el escenario, conformada entre otros por el yorugua Gonzalo Yáñez en guitarra, Jorge del Campo en el bajo y Camilo Salinas como invitado en los  teclados, dan rienda suelta a este show de despedida de disco en el que el ex Hermanos Brothers y CHC propuso una suerte de exhibición de lo mejor de su repertorio en lo que a canciones pop se refiere. Destacan “Se Fue”, “La Cripta” y la ya semi-universal “Inteligencia Dormida”.

En una larga, pero no por eso aburrida, presentación, El Peter hizo un recorrido por sus dos discos, mostró material nuevo y versionó “Mr. Guantecillo” de 31 minutos. Y que aunque lo suyo no suene como banda del sureste de Francia, se para con un sonido impeque, sólido, y prende la fiesta.

GALERÍA:

Comentarios publicados en "Pedropiedra y la despedida de «Cripta y vida»"

¡Deja el tuyo!