Ted: ¿bros before hoes?

Publicado por Luc Gajardo

Archivo: 80 artículos

Por Luc Gajardo

Hay que partir por lo obvio. Para los Wilfredianos esta película tenía un leve tufo a plagio. Tufito que el mismo Jason Gann (creador de la serie e interprete del mismisimo Wilfred) se encargó de enjuagar, no sin pegarle una pequeña chaqueteada a Ted: «Creo que Seth Macfarlane es tan exitoso dentro de su estratosfera, que me sorprendería que siquiera conozca Wilfred. Pero creo que nuestra serie es una hueá tan única, sobre todo con el giro sicológico que le dimos ahora, nos pusimos tan oscuros, que dudo que Ted vaya ir en una dirección parecida».

Despejada la duda del posible plagio, hay que decir que Gann está en lo correcto en su sospecha de que Ted no es una película con grandes cuestionamientos ni retorcijones psicológicos. Cosa que tampoco es atinarle a una predicción insospechable si sabemos que la película trata de Mark Whalberg siendo un treinteañero que se resiste a madurar (puta el concepto sobrevalorado) y que su mejor amigo es un oso de peluche que habla y con el que fuman marihuana.

Y que el director y co-escritor y voz del peluche sea Seth Macfarlane (Si, el creador de Padre de Familia y American Dad) también es un indicio de que lo más profundo de esta peli es lo profundamente maleducada e incorrecta que es.

Pero a no equivocarse, Ted sí toca temas serios. Eso sí, los toca con esa seriedad y convicción con la que hablan los volados, que después olvidan de qué chucha era la discusión o de cuál fue la conclusión, o de esos proyectos marihuanos que nunca llegan a concretarse pero que en el momento son el pasaje en primera clase a la gloria.

Ted es una película de temas reales tales como:

– Los amigos vs las pololas (bromance vs romance).

– La incapacidad de madurar, o la resistencia a sistematizarse.

– El terror al futuro, la nostalgia por el pasado y el suicidamente aburrido presente.

– Los peligros y ventajas de ir volado a la pega.

– Y la cruda verdad respecto al humor: los chistes más graciosos son los que incluyen semen, caca, peos y/o drogas.

Ted es la película más tierna que vas a ver este año. Si bien es grotesca a ratos, es una película con un corazón del porte de un transatlántico y que verla te va hacer inmensamente feliz, te vas a reír como un idiota y vas a enamorarte perdidamente de Mila Kunis, pero que te va doler que termine porque vas a echar de menos a Ted el resto de tu vida.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=3Vl5q06UElM[/youtube]

Comentarios publicados en "Ted: ¿bros before hoes?"

¡Deja el tuyo!