Devendra Banhart (muy tripeado y coqueto) en la ex Oz

Publicado por Ignacio Molina

Archivo: 240 artículos

18

Devendra Banhart tocó tripeado en la Ex Oz. Olvidó algunas letras y le costó presionar las cuerdas de su Fender Jaguar. Tan volado estaba que tocaba con la misma velocidad con la que avanza «Deep blue day» de Brian Eno. A la gente que conversaba y tenía el primer botón cerrado de la camisa y tomaba cerveza sin alcohol o agua mineral le dio lo mismo y siguió tomando y conversando con la tranquilidad de la gente que tiene el primer botón cerrado de la camisa y toma cerveza sin alcohol o agua mineral.

Fotos por Macarena Ternicien

Uno que otro chispazo tuvo el concierto «Ã­ntimo» (y caro) de Devendra Banhart en Chucre Manzur. El venezolano—estadounidense a ratos olvidó fragmentos de sus canciones y los forados los solventó improvisando letras y sacándole forzadas carcajadas al público tras deslizar breves monólogos sobre las luces azules que caían en el escenario y según él le molestaban.

En ocasiones las muecas y diálogos de Devendra recordaban a Miguel Ángel Poblete, el vidente de Peñablanca, mientras que su impronta y carisma incuestionable traían a la memoria a Aldous Snow, el personaje de Russell Brand en » Get him to the Greek».

Coquetas e imperfectas sonaron «Brindo», «Cristóbal», «Mi negrita» y «Carmensita»; acaso sus canciones más conocidas. Lo simpático: él mismo preguntaba al público qué quería escuchar. Lo insólito: nadie cantó las elegidas. Como dijeron sobre Primavera Fauna en el blog de al lado: en Chucre Manzur la gente linda que conversó y no cantó, conversó y no cantó como la gente linda que conversa y no canta.

Lo más probable es que muy, pero muy piola pase esta cuarta vez de Devendra Banhart en Chile. Se agradece, claro, el esfuerzo por asignarle una fecha aparte de Primavera Fauna. Lástima que al compositor de «Mala» poco le importó (aunque parece que siempre es así) esta situación. La verdad es que no existen muchas diferencias entre ver a cualquiera de tus amigos curado intentando cantar y tocar canciones de Devendra en la ribera del Mapocho y lo que pasó ayer en Chucre Manzur. Las únicas, quizás, son que tus amigos no tienen la cabellera ondulada de Devendra y tampoco a las minas ricas que repletaron el recinto y se mostraron con la seguridad de las minas ricas que, hoy por hoy, repletan los recintos.

11 19 15 12 13 baja 5 4 3 10 7 6

Comentarios publicados en "Devendra Banhart (muy tripeado y coqueto) en la ex Oz"

¡Deja el tuyo!