HP Chromebook 14: reinventando la nube

Publicado por Sebastian Cavallo

Archivo: 10 artículos

chromebook-630-1

Por Sebastián Cavallo

El pasado miércoles en la mañana el Hard Rock Café de Santiago fue testigo del lanzamiento de la nueva línea de portátiles HP en Chile; el esperado Chromebook. Entre una horda de periodistas impuntuales (los encañados esta vez no estaban), la empresa de tecnología anunció de manera definitiva el arribo a nuestro país de una nueva especie de computadores personales, porque el Chromebook de HP es un aparato bastante peculiar en un mundo de fórmulas agotadas. El centro de sus capacidades se vincula directamente al acceso a internet y, si bien no es una bestia, promete ser un fiel compañero de trabajo.

El Chromebook no pretende reinventar la rueda, pero sí la nube. No tiene un potente sistema de sonido como la línea “Beats” de la misma HP. No pretende ser el pilar del diseño, como Apple. No espera competir con mutantes del mundo portátil, como los potentísimos AlienWare.
La apuesta de este sencillo y coqueto equipo es poner a disposición del usuario toda su información disponible en la nube: fotos, archivos, correos. Con la sencilla sincronización de una cuenta de Google (todos tenemos una, o deberíamos) el sistema operativo Chrome recoge la información disponible simplificando los procesos de sincronización de los distintos dispositivos asociados.

Para llevar a cabo su objetivo, el Chromebook presta especial atención a tres aspectos:
el primero de ellos es la integración de un disco duro en estado sólido, al menos en el modelo disponible en Estados Unidos. Éstos permiten rápidos y eficientes traspasos de información dentro del equipo, dejando de lado las largas esperas y tiempos muertos tan propios de los discos de almacenamiento de uso común.

Además cada computador viene con una nube asociada de 100 GB. Esto permite respaldar gran parte de los archivos de manera segura y estable, cosa de gran importancia para muchos que hacen de los computadores portátiles su mayor arma de trabajo. Sin embargo todo tiene su límite. 100 GB pueden hacerse escasos rápidamente; más rápido de lo que uno cree.

Por último un diseño atrevido, simple y de colores armónicos, hacen al Chromebook no sólo se sienta, sino además que se vea bien. De poco peso (menos de kilo y medio) y delgado (20 milímetros) son componentes esenciales de lo que el equipo pretende ser: un compañero del día a día. Puede ser fácilmente trasladado sin problema alguno y sin mayores inconvenientes debido a su sólida construcción.

Su costo lo hace accesible, pero lo pone en contra la espada y la pared. Por un lado es lo suficientemente barato como para que un gran porcentaje de público pueda hacerse con él. Sin embargo, otros de la industria hacen lo mismo y más por el mismo valor. No es aún un icono en su categoría, como lo ha sido Apple durante años y parece más bien un capricho que un acto de rebeldía su compra hoy por hoy.

chromebook-630-2

Veredicto

De que es rápido es rápido, pero en tareas sencilla. Está siempre listo para desafios poco complejos. Internet no es una necesidad ni la conexión a la nube una obligación. Su actualización automática permite mantenerlo siempre al día, incluso a aquellos menos doctos en tecnología. Promete ser seguro, aunque lo mismo decía Sony de su PlayStation Network.

La sociedad entre HP y Google algo parece prometer, pero el Chromebook está lejos de ser su producto final. Es un bosquejo de algo mayor. Es el primer intento de un equipo relativamente barato con una idea que puede llevarse más lejos.

El aparejamiento con la nube es algo que se ha hecho antes sin causar revolución alguna. Lo que aquí realmente tiene que cobrar vida para conducir a esa revuelta que se pretende, es empoderar los servicios de Google dentro de éste.

Muchas de las Apps del mercado GooglePlay estarán disponibles y la mayoría de los servicios están integrados. Sencillamente esperaba ver en un equipo de este estilo, toda la potencia y practicidad de Google en bruto. Lo que vi fueron tintes de genialidad perdidos en una ejecución discreta.

El gran problema es la diferenciación de modelos. Existen dos modelos disponibles (al menos en Estados Unidos). A Chile llega el de 14”. Éste es aquel que puede interesar a muchos de los que piensan ingresar al sistema operativo de Chrome. El de 11” es todo lo charcha que podemos imaginar.

Una opción para el modelo de 14”es conectividad 4G, lo que pone al Chromebook un paso adelante sobre la competencia y da tanto más sentido al enfoque en la conectividad con la nube y la sincronización con la cuenta de Google. («¿Estará disponible en Chile?» se pregunta la gallada).

Por el momento es una apuesta riesgosa más que una inversión. Es un experimento, una marcha blanca a una nueva línea que, de la mano del Kraken que es Google, promete crecer a pasos agigantados. Hacía falta una introducción de este tipo. Sin embargo, tengo que ser franco, esta vez paso.

Tiene mercado: es el computador de la gente. La necesidad de las masas.

Se encontrarán disponibles en nuestro país desde $250.000 (súper para las masas) y si bien HP no hizo hincapié en la disponibilidad de modelos, podemos desde ya, indagar en el mercado local.

Google, te quiero ver.

Comentarios publicados en "HP Chromebook 14: reinventando la nube"

¡Deja el tuyo!