Adiós a un vulcano mitad humano

Publicado por Cha Giadach

Archivo: 955 artículos

Screen Shot 2015-02-27 at 3.30.01 PM

Leonard Nimoy falleció esta mañana (27 de febrero, 2015) a la edad de 83 años. Nuestro editor, Cha Giadach, se metió a un cibercafé a la rápida y escribió esto.

A veces es problemático esto del mundo real. Las cuentas, las responsabilidades, el día a día. Nos olvidamos de las cosas importantes. Nos olvidamos de que hay mucho más que esto que nos rodea. Hay mucho más, por allá, en el espacio infinito. Miles de universos, galaxias, estrellas, constelaciones, planetas. A veces y sólo a veces, gracias al maldito ajetreo que es el puto vivir, nos olvidamos de soñar. De las cosas bonitas, de lo improbable y de lo desconocido. De armar naves espaciales en nuestras cabezas y explorar mundos en los que nadie mas ha estado.

Y desde 1966 hemos tenido un largo recreo. Frente a una pantalla. Unas vacaciones esquivando asteroides y luchando contra seres con planes maléficos. Gracias a Star Trek, o Viaje a Las Estrellas como se conoce en nuestras latitudes, hay un puñado de generaciones que se olvidaron del conflicto político, de las dictaduras, incluso me atrevo a decir que hasta del hambre. Puede que suene fuerte. Pero con el poder de la TV a veces pasan cosas como esa.

Y en este mundo, universo de pantalla chica, estaba el señor Spock. Personaje que en la vida real se llama Leonard Nimoy. Un hombre amado por generaciones, un hombre de bondad, que no hizo nada más que abrir tantas mentes como pudo. Y sin querer. Un papel noble, incluso poco carismático, pero el falta de carisma lo decía todo. Es mejor saber de todo que vivir en plena ignorancia. Y sí, hay algunos que dicen que es mejor ser ignorante. Pero es mejor devorar libros, mirar por telescopios, dibujar, y atreverse a preguntar de todo, porque gracias a la ciencia –y no a la religión- prácticamente existen respuestas para todo.

Eso era y es Leonard Nimoy. Un hombre que sin querer nos llevo a todos al espacio, a abrir enciclopedias, a meternos en carreras que hace décadas era imposible. ¿Cuántos astronautas existen gracias a este señor? ¿Cuántos seres humanos se tomaron la tarea de meterse a estudiar las estrellas, a instalarse en un telescopio en algún lugar recóndito a descubrir nuevos elementos flotando allá bien lejos en el aire? Nuestros tatarabuelos estarían vueltos locos ante tanto avance. Y nosotros, nosotros no le tomamos mucha importancia, son cosas de todos los días. Pero lo que no es cotidiano es que existan personas como este hombre que falleció hoy en la mañana. Un ser que con un sólo personaje fue capaz de inspirar a tantos y a miles en el futuro.

Vida larga y próspera para los que se hayan tomado la paja de leer esto.

Hay que irse felices ¿No? Los dejamos con el lado musical de Leonard Nimoy.
Esto es “The Ballad of Bilbo Baggins”

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=AGF5ROpjRAU[/youtube]

Comentarios publicados en "Adiós a un vulcano mitad humano"

¡Deja el tuyo!