168 horas sin Facebook

Facebook es, actualmente, una de las marcas más conocidas en el mundo entero. La red social tiene más de 600 millones de personas. Si fuera un país, sería tercero más poblado. Todos usan la página, a veces instintivamente. Ha pasado a ser parte de la vida normal de los jóvenes. La nombramos en conversaciones, publicamos nuestras fotos y ahí compartimos nuestros intereses y gustos. ¿Pero qué efectos tiene para la vida de una persona «Facebook-adicta», el dejarlo por bastante más de unas horas diarias? ¿Realmente existe la adicción a un portal de Internet? Uno de los nuestros se privó de Facebook por una semana: 168 horas. Su experiencia, después del salto.